Luz y fuerza, marcha gremio, caja

El incremento salarial que obtuvieron las fuerzas de seguridad puede repercutir en los trabajadores estatales. Actualmente el SEP y la UEPC reclaman, con distintos matices, por un bono de fin de año. La Provincia respondió de forma negativa a este pedido, argumentando que la pauta estaba vigente hasta febrero del 2014. Ahora, tras el nuevo acuerdo con los policías, la situación podría cambiar. ¿Efecto cascada en el sector público?
La Policía tiene una nómina salarial gemela al resto de los gremios públicos. Es usual que reciba los mismos aumentos que los docentes y los estatales, y que los básicos y los sueldos de bolsillos difieran mínimamente.
Esta suba para los agentes, en cierto sentido, habilitaría a que el resto de los empleados provinciales exijan una reapertura de la paritaria; o por lo menos un adelanto de ella, tal como es la suma no remunerativa que recibirán los agentes para alcanzar los $ 8.500 durante diciembre y enero, hasta conformar un básico de $ 8.000 en febrero.
“Seguramente el gobierno tendrá que atender a este corrimiento que se produce. Si les otorgan a unos también tiene evaluar la situación del resto”, apuntó Juan Monserrat tras ser consultado por la demanda que mantienen los docentes por un plus salarial que incluye a los pasivos. La respuesta del Secretario General de la UEPC está en sintonía con un lema que siempre izaron los empleados públicos: “Si hay plata para unos debe haber para todos”.
Por su parte, su par de los estatales, José Pihen, optó por no referirse a ese punto, aguardando los detalles oficiales de la propuesta provincial. “Aún no tenemos los pormenores del acuerdo. Mientras tanto tenemos un plan de acción en marcha por el reclamo del bono de fin de año”, apuntó el legislador de Unión por Córdoba. Sin embargo, también señaló: “Si hay algún detalle digno de plantear, lo haremos”.
El acuerdo también influye sobre el conflicto judicial. Los empleados de tribunales mantienen desde el 1 de julio un reclamo por la porcentualidad, y esta semana presentaron en la Legislatura un nuevo proyecto para que el Presupuesto provincial contemple su demanda.
“Nosotros mantenemos un reclamo que le significa a las arcas provinciales alrededor de 140 millones de pesos, este incremento excede largamente los 1.000”, apuntó Walter Chilo, secretario de Organización de AGEPJ.
Habrá que ver cómo decanta este conflicto en las bases y qué deciden las comisiones directivas. Pero hay posibilidades que el incremento a los uniformados opere como un detonador sobre el resto de los estatales.

Plenarios de CGT
Tanto la UEPC como el SEP mantendrán hoy reuniones de comisión directiva para evaluar las consecuencias que puede tener esta suba salarial en la fuerzas de seguridad. Los estatales suspendieron las movilizaciones con cuerpos orgánicos que tenían previstas para ayer y hoy. Por su parte, los judiciales mantendrán hoy la concentración en su reclamo por la porcentualidad.
Por la tarde, la CGT Regional Córdoba realizará un plenario extraordinario para analizar las consecuencias del autoacuartelamiento policial. Eventualmente surgirá una declaración. Por su parte, la CGT Rodríguez Peña también mantendrá una reunión con sus miembros.
Aquellos sindicados que aportan a la Caja de Jubilaciones y que sufrieron las consecuencias del ajuste previsional, posiblemente quieran reflotar su reivindicación. El incremento en el personal de seguridad impactará sobre el Presupuesto provincial. La sanción de Ley 10.078 fue decisión del gobierno provincial para hacer frente a una urgencia económica, causada por la deuda que mantiene la Nación con Córdoba. El costo del aumento también podría reavivar la demanda gremial por su derogación.