Respeto por el mar

Hace algunos días, artistas cordobeses como Tomates Asesinos, Soundclash Army, Viejasound, Nonoise y el trío Bressanini-Montenegro-Caballero rindieron homenaje a la memoria del músico Mariano “Pochi” Villegas y acompañaron la imposición de su nombre al escenario de Casa Babylon.

Cultura 01 de julio de 2024 J.C. Maraddón J.C. Maraddón
ilustra mariano villegas

J.C. Maraddón

Sobre la base de una novela de Susan E. Hinton, Francis Ford Coppola estrenó en 1983 la película “Rumble Fish”, que entre nosotros fue renombrada como “La ley de la calle”. Aunque la historia recrea las peleas entre pandillas de adolescentes en una pequeña ciudad estadounidense de los años cincuenta, su argumento bien podía reflejar lo que sucedía 30 años después con una juventud marginal hastiada de la engañifa del sueño americano. En 1984, el filme se proyectó en las salas cordobesas, en coincidencia con el final de la larga noche de la dictadura y en medio de un clima de esperanza en el futuro.

A pesar de ese contraste, fuimos varios los que quedamos subyugados ante las aventuras del Chico de la Motocicleta (Mickey Rourke), que regresaba a su lugar natal para alertar a su hermano menor Rusty James (Matt Dillon) acerca de los peligros de quedarse enfrascado en esos enfrentamientos entre bandos callejeros rivales. El ojo inquisidor de la policía, que buscaba poner en caja a esos muchachos, era tal vez el factor de mayor riesgo en esas refriegas que solían terminar en un desbande causado por la presencia de los uniformados, quienes no dudaban en usar la fuerza con tal de restaurar el orden.

Para que su hermanito entendiera de qué estaba hablando, el Motorcycle Boy utilizaba la metáfora del pez que da nombre al largometraje: se trata de una especie que si vive en libertad no causa ningún daño, pero que encerrada en una pecera es capaz de pelear contra sus pares hasta la muerte. Por eso, el personaje encarnado por Rourke le cuenta a Rusty James sobre las bondades del mar, hasta donde él ha llegado con su moto, y lo insta a deshacerse de esa cerrazón pueblerina para escapar hacia esas playas donde las venganzas entre pandilleros no tienen ninguna entidad.

Por más que el escepticismo que reinaba entre la juventud del hemisferio norte no tenía nada que ver con las expectativas que generaba por aquí el despertar democrático, nos interpelaba directamente que nos aleccionaran sobre la sensación de libertad que emana del paisaje marítimo a quienes vivíamos en el colmo de la mediterraneidad. A partir de ese discurso del Chico de la Motocicleta, no sólo nos fijamos como meta viajar hacia la playa más cercana, sino que además nos apercibimos de la nimiedad de nuestras cuitas locales, en comparación con la inmensidad de ese océano que quedaba a miles de kilómetros de distancia.

Tal vez apurado por esa necesidad de encontrar un paisaje donde ser libre, el músico riocuartense Mariano Villegas, que desarrolló parte de su trayectoria artística y profesional en la capital provincial, resolvió un día radicarse en el Caribe mexicano, para cumplir el sueño de cualquier mediterráneo. Y en México falleció el pasado 13 de junio, sembrando la tristeza entre quienes lo conocimos y, a la vez, animándonos a recordar aquella enseñanza de “Rumble Fish”, donde se nos aconsejaba alejarnos de la cárcel de nuestras furias cotidianas para ver las cosas desde otro lugar y descubrir aquello que es realmente importante.

Hace algunos días, artistas cordobeses como Tomates Asesinos, Soundclash Army, Viejasound, Nonoise y el trío Bressanini-Montenegro-Caballero rindieron homenaje a la memoria del amigo y acompañaron la imposición del nombre de Mariano “Pochi” Villegas al escenario de Casa Babylon, el club donde él trabajó durante años como sonidista, además de haber dado muestras allí de sus extraordinarias dotes con la guitarra. Después de transitar una vida acunada por los rocanroles, cerrar el ciclo al amparo de la brisa marina fue una decisión que no es para cualquiera. Una decisión que, por sobre todas las cosas, inspira respeto.

Te puede interesar
Jueves-18-de-Julio

Cómo reconocer los pasos del jueves

Gabriel Ábalos
Cultura 18 de julio de 2024

Dos novedades en sala proponen películas a descubrir, mientras se oye la voz de Rata Blanca con covers inolvidables en un show completo. Y las ofertas se sostienen esta semana para mantener a los chicos entretenidos hacia fines de las vacaciones.

ilustra-lebon-y-clapton

Tributo al maestro

J.C. Maraddón
Cultura 18 de julio de 2024

La noticia de que David Lebón será el telonero de Eric Clapton cuando el rockero inglés se presente en la cancha de Vélez Sarsfield el próximo 20 de septiembre, fue recibida como un acto de justicia para el guitarrista argentino; y para todos los que aquí crecieron bajo la influencia del blues rock británico.

Lo más visto
asamblea-uepc (1)

UEPC: El Panal no cede y acorrala a la Celeste ante sus bases

Felipe Osman
Provincial 16 de julio de 2024

Resuelto a apostar al desgaste, el Centro Cívico asegura que no mejorará su oferta, y que sólo la reconfigurará, sin hacer nuevas concesiones. La conducción provincial del gremio deberá bajar una propuesta con cambios cosméticos a las bases, y queda expuesta a pagar un alto costo político en la previa de la elección de delegados.

concejo-rio-cuarto

Se arma la puja del poder opositor de un Concejo “en veremos”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 17 de julio de 2024

La dinámica legislativa de cuatro bloques se encuentra a la espera de temas para comenzar con la agenda fuerte del año. La oposición se define entre dialoguistas, fiscalizadores y malos comienzos. Llegan proyectos, pero no del Ejecutivo: la asunción sobre la hora sigue haciendo de las suyas.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email