Repaso no exhaustivo de 2023 (Parte 3)

Como forma de arrancar el 2024, nada mejor que planificar lo que viene sabiendo lo que dejamos atrás.

04 de enero de 2024 Javier Boher Javier Boher
2024-01-03-massa-bullrich-milei-larreta-grrabois

Por Javier Boher
[email protected]

 

JULIO

A nivel nacional fue un mes bastante tranquilo en términos políticos, porque estaban todos arrancando la campaña y prometiendo cosas. La vida era color de rosas y el futuro, promisorio. Estuvimos semanas siguiendo las crónicas de acólitos mediáticos sobre la inminente llegada de los desembolsos del FMI, que se hacían rogar más que la lluvia. La inflación seguía impactando en alimentos, al punto que el Canciller Cafiero hablaba sobre lo cara que estaba la yerba que él consumía, que hace años tiene un precio ABC1.

Massa usó la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner para demostrar el poder del Estado en su campaña electoral, apropiándose de algo pagado por todos en beneficio personal, algo que no sorprendió a nadie. 

Las protestas en Jujuy finalmente se cobraron la vida de una turista, que murió tras haber sido retenido su colectivo durante un par de horas. Qué misterio que la gente apoye que la policía desarme los piquetes y permita la circulación, la verdad que no se entiende.

Tuvimos una muestra del profundo conocimiento sobre las instituciones y mecanismos del sistema republicano que tenía el candidato Javier Milei, que pidió cambiar su voto tras un error en una sesión del Congreso. Se ve que para ser político no hace falta conocer los reglamentos.

El dato importante fue la elección municipal, donde el peronismo ganó una elección que el periodismo de Buenos Aires le daba por perdida. Pusieron a jugar todas las mañas que uno puede esperar de los compañeros, pero se ve que los retadores también descontaban el triunfo y se quedaron llorando sobre la leche derramada. Llaryora se sacó la espina de un escueto triunfo en la gobernación para pegarle a los Pituquitos de Recoleta, disfrutando el arrancar su futura gobernación con gran exposición nacional.

 

AGOSTO

Este fue el mes de las PASO, cuando nos cayó la ficha de que ya estábamos con toda la carrera electoral en marcha y las cosas se empezaron a salir de control. El dólar llegó a los $600, cuando nueve meses antes costaba la mitad. Tal vez por eso empezamos a ver a Massa enojado con los periodistas que le hacían preguntas que no estaban pautadas. Capaz le pedían la hora, pero el tipo no estaba al tanto de que iban a ir por ese lado y se le salía la cadena.

Después del acto eleccionario llegó la sorpresa: el tapado, el loquito, el outsider les había ganado en las urnas. Temor en la casta y nafta a la incertidumbre. La amenaza se volvió una realidad, con un vacío de poder que se empezó a comer lo último que quedaba de gobierno. Hubo saqueos fuera de temporada, relacionados directamente con la anomia y la acefalía en la que se vivía (¿vive?).

El kirchnerismo trató de recuperar la iniciativa con algunas cuestiones que no salieron tal cual las esperaba, como la reforma a la Ley de Alquileres, que sacaba aún más propiedades del mercado. Fue casi como demoler las casas. 

Fue el mes en el que se supo que los BRICS iban a aceptar a Argentina en el foro, lo que fue festejado por el progresismo y criticado por los libertarios. Fue más un envión ideológico para los propios (y un par de yuanes para el ministro Massa) que un cambio realmente trascendental.

Vimos la cara del populismo, con Milei diciendo que convocaría a plebiscitos si el Congreso no le quería aprobar las reformas y con Zamora regalando un abultado bono a los empleados públicos de Santiago. No importa el signo político, el populismo nunca desaparece de esta tierra.

Cerramos el mes con un reflejo de la podredumbre de las instituciones y los sistemas de control que tenemos en esta sociedad: fallecía Silvina Luna y la lloraban especialmente los que veían al responsable libre en la calle. 

 

SEPTIEMBRE

Mientras en el país seguían convencidos de que Córdoba es un paraíso, la interna del SOELSAC le abría los ojos a más de uno. Contando hasta con un muerto, la tensión se transformó en violencia, que oportunamente se fue diluyendo con el tiempo.

Lanzado a la carrera de prometer el oro y el moro para ser elegido presidente, Sergio Massa se subió a cuánta propuesta hubo para regalar plata y "ampliar derechos", el eufemismo que usan para esconder el despilfarro. Por eso arrancamos el mes discutiendo sobre la reducción de la jornada laboral en un país en el que hay sólo 6% de desocupados, pero casi 50% de pobres, otra forma de ver qué siempre los beneficiados terminan siendo los empleados públicos, la verdadera casta.

Por eso el mismísimo ministro Katopodis se dio el lujo de encabezar un paro de la obra pública de parte del mismo Estado que estaba a cargo de la obra pública. En lugar de apurar el paso para meterle la plaqueta antes de irse, eligió hacer justamente lo que la gente señala que los ve hacer todo el tiempo, no laburar.

Eso empeoró cuando aparecieron los casos de "Chocolate" Rigau (al que engancharon sacando millones con tarjetas de débito de empleados truchos de la legislatura bonaerense), Silvina Batakis (con familiares y hasta una numeróloga nombrada en el Banco Nación) y Valeria Isla (responsable del área de salud reproductiva mintiendo sobre su titulación de médica).

Vimos a los derrotados de las PASO juntarse con el gobierno que decían no querer para conseguir la derogación de ganancias y la aprobación de nuevas universidades nacionales. Poco importa que las pruebas PISA dejen en claro que el problema está en el primario, lo que importa es armarle centros de estudiantes a la Franja Morada y rectorados a la gente de Yacobitti.

Por lo menos tuvimos la buena noticia de que se iban a reabrir las causas Hotesur y Memorándum con Irán, de las que la vicepresidenta se había librado hacía un tiempo. La Justicia estaba oliendo de dónde venía el fustazo y no era precisamente desde el kirchnerismo. Más adelante le iban a dejar eso en claro.

 

Lo más visto
ilustra ricardo tosto y llamosas porcentaje

Llamosas suaviza asperezas con el sindicalismo nazarista

Gabriel Marclé
Río Cuarto 23 de febrero de 2024

En paralelo con la paritaria de los trabajadores municipales, el Gobierno de Río Cuarto cerró un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias que dirige Ricardo Tosto, cosecretario general de la CGT-RC y brazo sindical de Adriana Nazario. Señales positivas antes de iniciar la verdadera campaña.

unc-boretto (1)

Universidades en un momento crítico

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 23 de febrero de 2024

A través del Consejo Interuniversitario Nacional Rectores y Rectoras de todas las Universidades Públicas advierten que la situación de las instituciones es crítica e insostenible. John Boretto sigue eligiendo al Consejo para pronunciarse respecto al presupuesto universitario mientras discuten fechas y detalles de elecciones en la UNC.

llaryora-alta-gracia

Paro docente: Milei le arrastró la marca a Llaryora

Gabriel Silva
Provincial 23 de febrero de 2024

La Uepc se plegó a la medida de fuerza nacional que impulsó Ctera en rechazo a la suspensión del Fonid. En simultáneo, las conversaciones que hubo ayer entre el gobernador y el intendente Passerini por la reacción de la Justicia en el tema transporte.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email