Chile: El santuario guerrillero latinoamericano: La injerencia cubana en el proceso revolucionario. (Cuarta Parte)

Organizaciones guerrilleras en Chile.

03 de mayo de 2024 Daniel Alvarez Soza
Captura de pantalla 2024-05-03 012048

Daniel Alvarez Soza 

     El primer grupo terrorista que surgió en Chile fue el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), “que nacerá el 15 de agosto de 1965 como producto de una reunión que se celebró en la casa del Sindicato de Zapateros, en la segunda cuadra de calle San Francisco en la ciudad de Concepción, a la que asistieron principalmente miembros de la Juventud del Partido Socialista” (1). Además de que su origen resultará del  fracaso del FRAP, que tuvo una efímera trayectoria durante el segundo semestre de 1965.

   “Es necesario hacer presente que en esa época, gran parte de los militantes de las juventudes de los Partidos Socialista y Comunista se marginaron de sus colectividades y pasaron a formar el primer movimiento de carácter terrorista, que doctrinalmente intentó alcanzar el poder por la “vía no tradicional”, es decir, por la violencia” (2).

  Ya a fines de 1964, recién asumido el Gobierno Demócrata Cristiano, tanto Miguel Enríquez renunciado del  Partido Socialista y Luciano Cruz, expulsado de las Juventudes  Comunistas, junto a un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad de Concepción, dan origen a la “Vanguardia Revolucionaria Marxista”.

     En 1965 la izquierda chilena experimenta la segregación de ultra izquierda, que se manifestaba en desacuerdo con los partidos marxistas y propiciaba la acción violenta contra banqueros y empresarios. A pesar de que la influencia de Fidel Castro sobre los políticos tradicionales chilenos fue inevitable, ninguno de ellos pareció convencido como para cambiar las vestiduras parlamentarias por las de guerrillero. “Visitantes asiduos a Cuba, como Allende, Altamirano, Sepúlveda y otros dirigentes socialistas, como posteriormente varios miembros del Partido Comunista local se limitaron durante once años  -desde 1959 a 1970- a una labor de resonancia de las bondades del socialismo cubano”(3).

    Sin embargo, el afán de imitación directa prendió en sectores juveniles. Luis Mario Luciano Cruz Aguayo, pasaría a convertirse en el ejecutor de la vía violenta inspirada en el castrismo.

     Estudiante de medicina de la Universidad de Concepción, Cruz se lanzó en 1965 en su intento por unir varios grupos violentistas. En esta idea Cruz no hizo otra cosa que aplicar la mentalidad de Fidel Castro, respecto del éxito de las guerrillas. “El creador del Movimiento “26 de Julio” en Cuba (Comandante Castro) con fusil en mano, sostenía que el peor flagelo de la subversión, era el estallido de pequeños grupos que se disputaban la hegemonía de la guerrilla” (4).

    Al MIR se integrarán, casi de inmediato, otros alumnos de la Universidad de Concepción, los que con el tiempo se convertirán en importantes dirigentes de la organización guerrillera, entre ellos el propio Miguel Enríquez Espinoza, Edgardo Enríquez Espinoza  -ambos hijos del rector de la citada Universidad, Edgardo Enríquez Frodden, militante Radical quien posteriormente fuera designado Ministro de Educación del Gobierno de Allende-; Andrés Pascal Allende, sobrino de Salvador Allende; Max Joel Marambio y Víctor Hugo Toro Marambio, este último famoso por dirigir en 1970 el “Movimiento de Pobladores Revolucionarios” y organizador  - en abril de 1970- del campamento (villas) “26 de Enero” que llegó a tener una población de 3.200 personas, en su inmensa mayoría, menores de edad.

     “El MIR, como señaláramos precedentemente, agrupó inicialmente a los marxistas-leninistas partidarios de la vía armada como método excluyente de la conquista del poder, al modo del castro-comunismo cubano o maoísta” (5).

      En conclusión el MIR. “Fue el producto de la fusión de una serie de pequeños nucleamientos leninistas, heterodoxos de la conducción soviética, cuyas primeras formaciones aparecerán en 1964 con el objetivo específico de combatir al gobierno constitucional de Eduardo Frei” (6). 

  Las organizaciones que dieron forma al Movimiento de Izquierda Revolucionaria fueron: 

1.- Federación de Juventudes Socialistas de Concepción, encabezada por Miguel Enríquez, que se separa del Partido Socialista.

2.- Fracción de la Juventud Comunista de Concepción, encabezada por Luciano Cruz, expulsado del PC.

3.- “El Frente Revolucionario de Acción Popular”, constituido por otros grupos estudiantiles marxistas de la Universidad de Concepción, como los “Rebeldes” y los “Emergentes”.

Todos los anteriores forman la “Vanguardia Revolucionaria Marxista Rebelde” (VRMR), que opera en el ámbito universitario de Concepción, en la Facultad de Medicina.

4.- En agosto de 1965, la VRMR se asocia con los siguientes grupos:

    -  Partido Socialista y Revolucionario (PSR).

    - Partido Comunista y Revolucionario (PCR) y Grupo Espartaco  (maoísta).

   -  Partido Obrero Revolucionario Auténtico (PORA).

   -  Partido Obrero Revolucionario Trotskista (PORT).

    Pasan a forman el MIR, aquellas orgánicas en las que predominan los trotskistas afiliados a la IV Internacional entre ellos: Enrique Sepúlveda, Oscar Weis y Luis Vitale.

5.- II Congreso del MIR en Santiago, en 1967. Los trotskistas son desplazados de la conducción del MIR. Triunfa la fracción de Miguel Enríquez Espinoza, Luciano Cruz y Batista Van Showen, de los castro- comunistas.

6.- 1967, se integra al MIR el grupo GRAMMA, Grupo Revolucionario de Avanzada Marxista, dirigido por Arturo Villavela, José Bordaz y Louis Retamal Jara.

7.- En 1969 se incorporan los Grupos Universitarios Cristianos, de Andrés Pascal Allende y de la Parroquia Universitaria de Concepción. Se integran así a la labor de este sacerdocio armado y ateo.

     “Además del MIR también existieron otros grupos subversivos, todos de carácter marxista leninista y extremista que se detallan. Estos Movimientos poco a poco se fueron  agregando al MIR con lo que contribuyeron a aumentar su fuerza Militar, entre ellos: El Partido Obrero Revolucionario (POR), Movimiento Universitario de Izquierda (MUI), Frente de Liberación Nacional (FLN), Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), Ejército de Liberación Nacional (ELN) (se les llamó Helenos), Movimiento Universitario Socialista (MUS), Movimiento de Acción Popular Unitario (MAPU), Movimiento Revolucionario Marxista (MRM), Movimiento Camilo Torres (MCT), Movimiento de Rebeldía Nacional (MORENA), Movimiento 2 de Abril, Movimiento 26 de Julio, Ejército Revolucionario de Trabajadores y Estudiantes (ERTE)” (7).

   Sin embargo, Luis Vitale, quien fue militante mirista nos da una visión distinta, en cuanto al origen del MIR, aduciendo que éste fue resultado de la unión de varios movimientos a partir de la aparición del M3N (Movimiento 3 de Noviembre), creado por el dirigente sindical Clotario Blest a contar de 1960:

   “Los jóvenes chilenos pudieron haberse enmontañado sin base social, como otros hermanos latinoamericanos, abrir un foco guerrillero y morir heroicamente, pero sin incidir en el conjunto de los explotados. La aguda coyuntura de lucha de clases chilenas, en brazos del ascenso popular, hizo surgir organizaciones y tendencias revolucionarias, fuera y dentro de los partidos de izquierda”. Y agrega: “ El primer paso hacia la unidad de las fuerzas revolucionarias lo dio el presidente de la CUT (Central Única de Trabajadores, equivalente a la CGT), Clotario Blest, al formar el M3N - sigla surgida a raíz del gran paro del  3 de noviembre de 1960- el cual en su manifiesto decía: “ El M3N es un movimiento revolucionario que tiene por finalidad orientar las luchas hacia la transformación sustancial del sistema capitalista por un régimen revolucionario de los trabajadores (…) es un Movimiento que tratará de reagrupar a todos los revolucionarios del país, sin distinción de tendencia (…).En su programa, el M3N proponía: “Nueva Constitución del Estado, surgida de una Asamblea constituyente del Pueblo, Reforma Agraria integral, abolición de los monopolios capitalistas y expropiación de las empresas imperialistas, expropiación de los Bancos particulares, fabricas (…)”.

  “Todas las organizaciones que confluyeron en el  PSP y VRM se disolvieron con la decisión de constituir un solo partido de la revolución. Con este objetivo central se convocó al Congreso de Fundación del MIR. Queda así demostrado, con documentos de la época, que el MIR no fue creado por un grupo estudiantes de Concepción, sino por numerosas organizaciones citadas, de larga trayectoria en el movimiento sindical y poblacional, a través de un proceso de discusión y acciones que duró 4 años, de 1961 a 1965. La Conclusión es obvia: es imposible que un grupo de estudiantes de Concepción pudiera haber elegido más de 25 delegados obreros”.

    “Cabe destacar que Andrés Pascal Allende, fue el único en reconocer oficialmente en 1986 en un documento interno del MIR, elaborado en Buenos Aires, que “el MIR no fue creado por un grupo de estudiantes de Concepción sino por un proceso previo de unificación de varias Organizaciones Revolucionarias” (8).

    En atención a lo expuesto en este Capítulo, es dable considerar que lo investigado en términos de investigación se hizo complejo, dada la pobre bibliografía que se aprecia al iniciar una revisión ordenada de los hechos contemporáneos analizados en esta etapa en particular, cuestión que se hace más evidente en el caso de Chile. A pesar de este dato, que consideramos fundamental, podemos extraer como conclusión que el proceso guerrillero, tanto en su etapa formativa como operativa, influenciada por la Conferencia Tricontinental y de OLAS, es sin lugar a dudas determinante debido no sólo al número de la orgánicas instaladas que aparecerán en cada país, sino además por la aceptación de las conclusiones erogadas por estas instancias, y que serán acogidas internamente por estos movimientos guerrilleros. Claro está que marcado por el impulso ideológico que cada una de estas entidades le imprimieron a sus procesos de análisis en el ámbito interno. 

    Es válido considerar como dato, que el MIR chileno no participó directamente en esta instancia, distinto al caso de algunas de las más importantes orgánicas argentinas que concurrieron a Cuba, lo que a nuestro juicio no es significativo, ya que en la en la visión de sus líderes, esto es, la base o fundamento de su constitución en 1965, estaba la de desperfilarse de los partidos tradicionales de la izquierda chilena, hecho que de cierta forma determinó la no concurrencia de esta organización, por entender que la dirigencia socialista que formó parte de esta convocatoria internacional auspiciada por Fidel Castro, era una manifestación de la burocracia partidaria, aun cuando al asumir Salvador Allende, los cuadros guerrilleros del MIR pasaron a formar parte del brazo armado de la Unidad Popular, como una forma de la expresión político-militar del gobierno. Hecho que se afianzó fuertemente, gracias a la acción estratégica impulsada por el presidente socialista al indultar a un número importante de subversivos condenados bajo la administración Frei. Por lo que la validación permanente del MIR, a diferencia de las organizaciones guerrilleras de la Argentina, particularmente del ERP-PRT, es que en el caso del primero éste no actuó siempre en la clandestinidad, sino por el contrario, ya que incluso cumplieron funciones de inteligencia y de seguridad en la protección del Presidente Allende.

 

_________________________

1.- VARAS LONFAT, Pedro: “Chile: objetivo del terrorismo”. Ob.cit. Pág. 17.

2.- ALVAREZ B., Luis; CASTILLO, Francisco; SANTIBAÑEZ, Abraham: “Martes 11. Auge y caída de Allende”. Ob. cit. Pág. 50.

3.- ALVAREZ B., Luis; CASTILLO, Francisco; SANTIBAÑEZ, Abraham: “Martes 11. Auge y caída de Allende”. Ob. cit. Pág. 50.

4.- HEINECKE SCOTT, Luis: “Chile. Crónica de un asedio. Una utopía, una revolución, una dictadura”. Tomo IV. 1992. Ob.cit. . Pág. 13.

5.- HEINECKE SCOTT, Luis: “Chile. Crónica de un asedio. Una utopía, una revolución, una dictadura”. Tomo IV. 1992. Ob.cit. . Pág. 13.

6.- CONTRERAS SEPULVEDA, Manuel: “La verdad histórica. El Ejército guerrillero. Ob. cit. Pág. 47.

7.- VITALE, Luis: “Contribución a la Historia del  MIR”. (1965-1970).  Ed. Instituto de investigación de Movimientos Sociales “Pedro Vuskovic”. Santiago. 1999.  Págs. 6 y 7.

8.- MOYANO BARAHONA, Cristina: “Mapu o la seducción del poder y la juventud”. Ob. cit. Pág. 23. 

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email