Las otras noticias de la semana

La presencia abrumadora de los saqueos nos privó de ver tantas otras cosas que pasaron en los últimos días.

Nacional 25 de agosto de 2023 Javier Boher Javier Boher
2023-08-24-fernandez

Por Javier Boher

[email protected]


No hay dudas de que Argentina tiene un ritmo de noticias incompatible con la salud mental. Para preservar la psiquis algunas veces lo mejor es hacerse a un lado de la realidad y vivir el día a día son prestar atención a lo que hacen los políticos.

El cambio permanente de las reglas de juego, la inconsistencia diplomática y el desconocimiento de los principios institucionales que regulan la vida pública en el país hacen que sea prácticamente imposible estar informado. Es más, la sobreinformación nos lleva a pasar por alto algunas cosas gruesas o a olvidarnos de algunas coss importantes porque todo el tiempo está pasando algo.

El tema de los saqueos nos ocupó durante los primeros días de la semana. Ver el deterioro de la convivencia pública es algo preocupante para todos los que esperan ver que el país salga del atolladero. Ese fue el motivo por el cual se descuidaron otros temas, a saber:

El acuerdo con el FMI: finalmente se destrabó el desembolso comprometido por el organismo antes de las elecciones y el Gobierno recibió ese ayudín que necesitaba para poder seguir a flote hasta octubre. Es mucho dinero que, sin embargo, se va a acabar antes de lo que esperan si insisten en seguir con la misma política económica. Pese a eso, el respaldo es importante, porque ayuda a ver que todavía no han terminado de bajar las térmicas del Gobierno.

Alberto, el desaparecido: después de dos semanas sin agenda oficial, reapareció el presidente para decir que él no habla porque no es candidato. Es impresionante que se olvide que -al menos formalmente- sigue siendo el Jefe de Estado, por lo que representa a la máxima autoridad del país, una de la que casualmente dependen las fuerza de seguridad que no pudieron contener la furia de los saqueos (o cualquier eufemismo que se quiera usar para referirse a los mismos).

Fernández es incapaz de establecer nada dentro de la agenda política, no le puede sumar ningún punto a su candidato presidencial y no puede influir en ningún aspecto de la transición política y económica que debe haber desde acá hasta diciembre. Al final del recorrido, aquellos que lo tildaban de “prescindente” parecen haber estado en lo cierto, por cuanto no solamente ha perdido la capacidad, sino también la voluntad de hacer.

Ley de Alquileres: el miércoles se votó sobre su futuro y se volvió a pasar todo por el tamiz electoral. Aunque Milei y compañía dieron quórum para tratar la ley, decidieron no participar en la votación posterior para modificarla. Su argumento es que van por la derogación o nada, desconociendo que sin dos tercios de ambas cámaras no se puede eliminar una ley. Así, prefieren sostener una situación negativa para la gente basados en algún tipo de pureza doctrinaria maximalista, antes que realizar una modificación que efectivamente le mejore la situación a millones de personas.

La sesión fue un adelanto de lo que puede venir después de diciembre, con un Congreso muy fragmentado, con bancas de intereses duros y poco propensas al diálogo. Desde Juntos por el Cambio, acusaciones a los libertarios de que no querían mejorar la situación del mercado inmobiliario, votando como el kirchnerismo. Desde los libertarios, reproches a JxC de que son los autores de la ley, consensuada con el kirchnerismo. Desde el lado del kirchnerismo, apuntaron contra todos diciendo que quieren perjudicar a los inquilinos.

Algunos dicen que los congresos fragmentados son mejores que los congresos con paridad, ya que en estos últimos no hay voluntad para cooperar, porque se ve que la posibilidad de ser Gobierno está a la vuelta de la esquina. A la inversa, en un congreso fragmentado, la cooperación puede pagar con mayores beneficios a los que decidan acompañar las iniciativas del Gobierno. Sea cual fuere el caso, recién a mediados del año que viene, con un par de meses de funcionamiento, vamos a poder darnos una idea de dónde estamos parados.

Ingreso de Argentina al BRICS: el mismo presidente que horas antes había dicho que no iba a hablar porque no es candidato publicó un video en la mañana de ayer anunciando el ingreso del país al bloque de países emergentes. Eso volvió a generar toda una discusión sobre la política exterior argentina, a la que se considera algo oscilante y poco afecta a las reglas de las democracias occidentales.

El BRICS es un foro de países emergentes, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Representa más del 40% de la población mundial y poco más de un tercio del PBI global. Sin embargo, el foro no representa un acuerdo comercial ni sienta las bases para un proceso de integración, sino que es otro vehículo más para la expansión geopolítica de China.

Algunos consideran muy positivo el ingreso argentino a dicha organización, lo que a priori es real si se piensa en un mundo en el que el poder global se está dispersando. En ese punto hay una cuestión valorativa, no puramente económica: quienes creen en la democracia liberal republicana no tienen mucho para hacer en un foro en el que se encuentran regímenes teocráticos negadores de los derechos de las mujeres, dictaduras de partido único que persiguen la disidencia ni gobiernos autoritarios que persiguen a minorías étnicas o sexuales. Pero eso es algo que va más allá de los argumentos estrictamente políticos o pragmáticos.

***

Todo este combo de noticias se pierde en una discusión estéril entre facciones políticas que se toman la vida como si se tratara de estar en una tribuna alentando a su equipo e insultando al rival. Las cosas se pierden en el mar de información en el que un país al borde del colapso tiene la misma cobertura mediática que la nueva pareja de la cantante de moda, los videos virales de gatitos o bloopers y la trayectoria de Messi en su nuevo club. Sin embargo, el devenir de las cosas sigue su curso permanente.

Te puede interesar
2024-05-28-franco (1)

Francos al poder

Javier Boher
Nacional 29 de mayo de 2024

El ascenso del Ministro del Interior al cargo de Jefe de Gabinete es una muestra de madurez en el gobierno libertario

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email