Estudiantes de la UNC piden que se implementen los corredores seguros.

Hace más de un mes en el HCS de la Universidad se aprobó el proyecto para crear corredores seguros dentro de Ciudad Universitaria y aún no hay noticias de su aplicación.

Universidad 30 de agosto de 2023 Francisco Lopez Giorcelli Francisco Lopez Giorcelli
pasted image 0 (1)

Por: Francisco Lopez Giorcelli 

Es un elemento de la realidad que estamos atravesando un momento de crisis socioeconómica muy grande, donde la inflación no parece tener techo y sumado a la incertidumbre que generaron las elecciones PASO del 13 de octubre parece ser el contexto ideal para que los hechos de inseguridad vayan en aumento, de hecho post elecciones hubieron hechos de saqueos organizados en varias provincias de Argentina. 

Claro está que la Universidad Nacional de Córdoba no está ajena a dicha realidad. Los pedidos de más seguridad se trasladó también a la Casa de Trejo, alegando que Ciudad Universitaria tiene que ser segura para quienes la transitan diariamente, sean parte de algún claustro o no. Desde distintos sectores de la universidad entienden que la inseguridad como un tema complejo, multicausal y que tiene que estar en la agenda de todos los gobiernos. 

Recordemos que hace unos meses se difundieron hechos violentos de inseguridad dentro del campus donde hubo un intento de secuestro que rápidamente fue desbaratado por las personas que circulaban por la zona y no pasó a mayores. En el transcurso de los meses siguientes los arrebatos y robos de bicicletas y autos fueron en aumento. Incluso hace unas semanas se robaron las compuertas de cobre de las bombas del agua para incendios, hecho que fue difundido malintencionadamente alegando una desinversión, nada más alejado de la realidad en este caso.

Pero volviendo a los pedidos de seguridad por parte de la comunidad universitaria, hay que rescatar que en mayo estudiantes de Psicología y de la Facultad de Artes elevaron un pedido a las autoridades universitarias para que contemplen las graves situaciones que se viven en la entrada y salida de las cursadas y distintas actividades que se llevan a cabo. “A raíz de los hechos recientes y de conocimiento público (alertas de intentos de secuestro y arrebatos concretados en el predio circundante entre las Facultades de Psicología y Artes), elevamos nuestro pedido a las Autoridades porque necesitamos y solicitamos: SENDEROS SEGUROS que cuenten con buena iluminación y circulación delimitada que facilite el reconocimiento de los mismos. PARADAS DE COLECTIVOS que también cuenten con buena iluminación y con cartelería que detalle apropiadamente las líneas correspondientes." Dictaba el comunicado difundido hace unos meses. 

En este caso decidieron redoblar la apuesta y proponer más opciones para garantizar la seguridad de quienes transitan en Ciudad Universitaria y de sus pertenencias y de movilidad. “Creemos que es necesario actuar urgente para garantizar la seguridad de toda la comunidad universitaria, por eso solicitamos al Consejo Superior se trabaje sobre el tema” dijo a este medio Martina Galimberti de SUR y Consiliaria Estudiantil en el HCS. 

Al ser consultada por las propuestas que elevaron a las autoridades aclaró que la idea es que se implemente las siguientes acciones: Guardabicis cerrados en los estacionamientos de la UNC ya que hubieron muchos robos de bicicletas en distintos puntos de la Universidad. Colectivos gratuitos desde el Pabellón Argentina hasta la terminal y el centro de la Ciudad en horarios nocturnos donde se dan la mayoría de los robos. Implementar, además, alarmas comunitarias en las inmediaciones de los puestos de seguridad de la UNC y las paradas de colectivo, a todo esto sumarle senderos más iluminados en el predio de Ciudad Universitaria. 

A este pedido se sumó Franja Morada que se pronunció sin agregar más puntos al proyecto que se impulsó y aprobó en mayo pasado. “Las situaciones de inseguridad impiden a los estudiantes que podamos acercarnos a nuestras aulas de cursado con tranquilidad, muchas veces incluso teniendo que relegar el cursado para proteger nuestra integridad física. Esto se evidencia aún más en el turno noche donde aumentan los hechos delictivos” dicta el comunicado difundido hace unos días.

En este momento parece haber un acuerdo tácito en la comunidad universitaria sobre la necesidad de resolver la inseguridad, teniendo en cuenta que no es un hecho aislado o monocausal, de hecho es entendida la inseguridad de forma multicausal. Más allá de los paliativos que puede implementar la Universidad Nacional de Córdoba lo cierto es que resolver de fondo esta problemática es más una responsabilidad de los Gobiernos Nacional y Provincial, por sus competencias sobre el manejo de las fuerzas de seguridad.

También es un hecho que de la mano de las crisis sociales la inseguridad se profundiza y que la solución de fondo no implica tanto poner más policías ya que no puede ser esa la única solución. No hay fórmula perfecta, pero si hay que entender que tiene que haber una solución integral, que contemple todos los aspectos necesarios para que no pasen estas situaciones y así empezar a sanar el tejido social. 

De todas formas desde la Universidad como desde las competencias estatales están al tanto de los distintos hechos de inseguridad que se viven en los distintos puntos del país, provincia y puntualmente en Ciudad Universitaria, por lo que están trabajando para llevar respuestas a estos pedidos.

Desde la UNC informaron que la iniciativa de los corredores seguros busca prevenir y minimizar –desde una perspectiva de género y derechos humanos–, los hechos de inseguridad y actos delictivos a través de la planificación y la valorización de los espacios en todo el ámbito.

Para ponerla en marcha, primeramente, se realizará un relevamiento y análisis para detectar los lugares más transitados: los puntos de encuentros y recreación, las paradas de colectivos, así como las necesidades de iluminación y señalización. Se hará tanto en la Ciudad Universitaria como en las dependencias del centro y alrededores.

Esa información se completará con una revisión de los casos de acoso recolectados a través de Yarken, un sistema que utiliza el Plan de Acciones y Herramientas para prevenir, atender y sancionar las Violencias de Género en el ámbito de la UNC. Con esa información se delimitará los “corredores seguros” en función de los espacios o senderos más transitados.

La implementación de la iniciativa y su seguimiento estará a cargo de la Secretaría de Bienestar Universitario y Modernización, la Subsecretaría de Planeamiento Físico, la Subsecretaría de Cultura, la Unidad Central de Políticas de Género, la Federación Universitaria de Córdoba y tres integrantes del Consejo Superior.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email