Juez a la espera de la interna UCR para saber cuál será el futuro de Juntos

Córdoba es uno de los pocos distritos en los que subsiste la coalición que nació como Cambiemos. El interrogante del juecismo por lo que pase en la disputa radical y por qué no cuestionan la falta de respaldo a la denuncia del Tribunal de Cuentas por los vuelos de Llaryora.

Provincial 19 de febrero de 2024 Gabriel Silva Gabriel Silva
Luis Juez (1)

Por Gabriel Silva

El ecualizador del Congreso marca que en el futuro inmediato se bajará el volumen de los radicales cordobeses 
en Diputados para que se suba el pote de otros integrantes de Juntos en el Senado. Dicho en otras palabras, puede declinar por algunas semanas el protagonismo de Rodrigo de Loredo para que crezca el de Luis Juez, los dos socios que sostienen la unidad de Juntos por el Cambio. En uno de los pocos distritos en los que, por ahora, se mantiene la coalición. 

“Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que esto se mantenga unido. Pero sabemos que en gran parte depende de ellos”, razonó ayer a Alfil un integrante del juecismo que admite que el líder del espacio ya comenzó a levantar el perfil.

La fracasada ley ómnibus ya es pasado y lo que viene, probablemente en simultáneo con las sesiones ordinarias del Parlamento, es qué pasará con el mega DNU. Casi como la piedra basal del verano complicado que tuvieron los libertarios en el Congreso y con respecto a ello, a la conformación de la Bicameral para el paquete de leyes que el propio ministro del interior, Guillermo Francos, había anticipado previo a la ley ómnibus.

Aunque, según lo admiten oficialistas, opositores dialoguistas y aquellos que integran el ala dura en el arco opositor también, es poco probable que se reavive el debate. Entre otras cosas, porque el kirchnerismo está aguardando voltearlo en la Cámara alta.

Si esto no ocurre, el propio Juez anticipó durante el fin de semana en varias entrevistas, entre ellas una en Voz y Voto (Canal 12) que no acompañará. “Este DNU por el Senado no pasa. Tiene 85 intervenciones judiciales, está despedazado y completamente judicializado. Si fuera el Gobierno, lo retiraría. Yo hubiese mandado una reforma laboral para discutir solo eso. Está técnica y jurídicamente mal planteado, es inconstitucional para la Corte”, dijo.

La atmósfera cordobesista

Independientemente de lo que suceda en el Congreso en la relación entre el gobierno de Javier Milei y la oposición, los bemoles cordobeses obligan al líder del Frente Cívico a alternar agenda. Como ocurre en gran parte con los principales referentes del arco político; fundamentalmente, además de Juez, el gobernador Martín Llaryora y De Loredo.

En la convivencia con el segundo, varios en el juecismo reconocen que la sociedad se mantiene. Aunque también admiten que el futuro del vínculo está sujeto a lo que ocurra con la interna de la UCR prevista para el 5 de mayo.

“Ellos tienen que definir primero eso y ver quién conduce. Hasta que eso no pase, no sabremos qué es del futuro de Juntos por el Cambio. Si es por nosotros, seguimos así. Ahora, si ellos no quieren seguir, se buscará otro nombre y punto”, reconoció a este diario un juecista que, al mismo tiempo, también agrega en la hoja de ruta la incertidumbre por el futuro del PRO. Por lo que las indefiniciones en el terreno radical y en el microclima amarillo no ayudan a responder qué ocurrirá en el futuro con la alianza.

Y en lo que confiere a la interna radical, en el juecismo reiteran por lo bajo una frase que hace varias semanas publicó este diario: “Juez habla con todos. Hasta con (Ramón) Mestre”.

Por otra parte, hay socios de la coalición que dudan de la conducción del interbloque en la Unicameral y evidencian roces propios en la convivencia. “Hay veces que no pueden manejar a los propios, menos nos van a poder conducir a los que no pertenecemos al radicalismo”, dijo un legislador que no pertenece a la UCR.

El respaldo por la denuncia del avión

En tanto, otro de los temas sobre el final de la semana pasada en Córdoba estuvo vinculado a la denuncia que hizo el juecismo desde el Tribunal de Cuentas que preside Beltrán Corvalán acerca de los vuelos que realizó Llaryora a Buenos Aires en el avión de la gobernación. Operación que demanda un gasto cercano a los 7.500 dólares por vuelo, según lo admitió el propio funcionario del juecismo y que habrían tenido como único fin las entrevistas periodísticas.  

Esta denuncia tuvo réplica en algún sector del radicalismo, casi nula en el PRO y muy fuerte por parte de Gregorio Hernández Maqueda, el legislador provincial ex lilito que alimenta su alianza con Juez. Sobre la poca expresión de algunos socios, el propio senador admitió hace algunos días a los propios que “no hay que meter a los socios a hacer algo que no lo sienten”. Por ello es que afirman que la acusación salió vía Tribunal de Cuentas y no Legislatura.

En el organismo, la autonomía juecista es total; en la Unicameral, se traba por la sociedad con el resto del interbloque.  Por eso cada acción en conjunto se maquilla o contrapone con alguna actividad individual. Tanto en la Legislatura como en el Concejo Deliberante.

“En el Tribunal de Cuentas es todo más ejecutivo y se evitan roces en la toma de decisiones como en espacios donde existen muchas opiniones”, dijo un juecista a este diario.

El diálogo con Macri

La semana pasada, Juez y el expresidente Mauricio Macri volvieron a hablar. Como en las tantas veces que lo hicieron en el último tiempo y dentro de las cuales, por ejemplo, hubo un compromiso mutuo por el rol de Juez en el Senado para respaldar a la vicepresidenta Victoria Villarruel y para contener la tropa amarilla.

En la última conversación, el diálogo pasó por los lugares en el Consejo de la Magistratura, algo de lo que también se puso al tanto al ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.

Juez quiere ser un interlocutor con peso del oficialismo porque olfatea falta de expertise también en esa porción del Congreso y no responsabiliza a Villarruel. Al contrario, cree que ese destrato a los senadores de LLA llega así desde el Ejecutivo y hay que morigerarlo. “No se sabe para dónde pueden ir los ‘siete fantásticos’, son peligrosos”, repiten en el juecismo sobre el bloque libertario en la Cámara alta. Y el pulso de lo que se puede venir. 

Te puede interesar
socialismo

El socialismo tendrá su “Pacto de Mayo” en Córdoba

Yanina Soria
Provincial 12 de abril de 2024

En el marco de un encuentro por el cambio climático que se realizará hoy en esta Capital, el partido que nacionalmente conduce Mónica Fein tendrá su propia cumbre política. En agenda, reunión con el gobernador Martín Llaryora y la vice, Myrian Punotto.

Lo más visto
ilustra-de-rivas-con-cartel-y-llamosas

Llaryora llegó al Imperio en plena campaña: sutil apoyo a De Rivas

Gabriel Marclé
Río Cuarto 11 de abril de 2024

El gobernador lanzó la Guardia Local de Prevención y adelantó más acciones en materia seguridad, en consonancia con la campaña por la intendencia. Llaryora le guiña a De Rivas, pero llama a lograr la unidad peronista. Se prevén visitas más frecuentes del mandatario cordobés, quien comenzará a jugar fuerte desde mayo.

siciliano mesa chica 1

#MesaChica Siciliano: “algunos en Córdoba están esperando que a Llaryora le vaya mal”

Redacción Alfil
Provincial 11 de abril de 2024

El jefe del bloque Hacemos Unidos en la Legislatura pasó por el streaming de Alfil y dijo que “son los mismos que le hacen cosas que a Milei en lo nacional no”. Ratificó que el gobernador les pidió que respalden al Presidente y responsabilizó al juecismo por Tribunal de Cuentas: “hay familias que sufrieron temporales y duermen en albergues porque no se aprueban expedientes”. Qué dijo de Avilés y de Gill.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email