Llaryora se alineó con ley Bases pero advierte sobre “momentos muy duros”

El gobernador dijo que acompañará los cambios que propone Milei pero dijo que a la Nación se le complicarán las metas fiscales por la recesión. Anunció que la Provincia bajará Paicor a los comedores populares, que son municipales, y alertó sobre la suba de la desocupación y el aumento de la narcocriminalidad.

Provincial 12 de marzo de 2024 Bettina Marengo Bettina Marengo
llaryora-mediterranea1

Por Bettina Marengo

Tres día después de la reunión de gobernadores en la Casa Rosada y a horas de conocerse el índice inflacionario oficial de febrero, Martín Llaryora confirmó que acompañará el tratamiento de la nueva ley Bases que enviará el presidente Javier Milei al Congreso, dijo que está de acuerdo con que el país necesitaba “un cambio”, pero al mismo tiempo adelantó que el parate de la economía le obligará al gobierno nacional a cambiar sus metas fiscales y que lo peor de la recesión aún no ha llegado. “Se vienen tiempos muy duros”, sostuvo el mandatario en un por momentos sombrío discurso en la Fundación Mediterránea, donde inauguró por primera vez como jefe del Panal los tradicionales almuerzos de trabajo de la entidad.

Seguido de cerca por la titular de la Fundación, María Pia Astori, el empresario Roberto Urquía y la senadora Alejandra Vigo, todos en la mesa central igual que el intendente Daniel Passerini, su par de Villa María, Eduardo Accastello y el ministro de Obras Públicas, Fabián López, Llaryora anunció que la Provincia ampliará el servicio del Paicor a los comedores populares, de los cuales la mayoría, unos 2.500, están ubicados en la ciudad Capital, que concentra el 40% de la población provincial y es el bastión electoral principal del actual gobernador. Según algunas voces no oficiales, producto de la alta inflación y el impacto de la recesión, en la ciudad de Córdoba la indigencia ya no está en el 9% de la última medición del Indec sino que supera el 15 o 20%. “Vamos a ir a los comedores para que los chicos coman”, dijo el sanfrancisqueño, que además deslizó que tras la recesión por el ajuste fiscal vendrá un aumento del desempleo (aún no oficialmente registrado) y que ese fenómeno alimentará la inseguridad y la tentación narco para las familias marginadas. En ese punto, el jefe del Ejecutivo provincial se solidarizó con Santa Fe, golpeada por el poderío narco, y aclaró que está de acuerdo con que se incorpore el Ejército a la contentencion del crimen, e interpretó que lo de Rosario es “una prueba” que hace el narco para tomar todo el país. En tren de contener los efectos del ajuste, resaltó la medida que su gobierno había anunciado un rato antes: la financiación en tres pagos con tasa del 8% de las boletas de la luz de Epec y de las cooperativas eléctricas, residenciales y pymes, como medida que busca adelantarse a lo que será (y ya es) un golpe duro a las economías familiares.

Llaryora pintó un durísimo panorama social sin caer en la tentación de criticar a Milei en lo político, aunque sí poniendo énfasis en los efectos sociales y laborales del ajuste inédito que implementó el libertario en los tres meses que lleva en la Casa Rosada. Sí se permitió una ironía: “ahora sopla el viento de que estado tiene que dejar sola a la gente”. Por lo demás, dejó a salvaguarda la herencia de una “excelente administración” de su antecesor Juan Schiaretti y sus propias decisiones como gobernador, sobre todo en relación al incremento de los aportes de los empleados estatales para la Caja de Jubilaciones para paliar el déficit del sistema, y para la obra social Apross. La Caja, junto al impuesto a las Ganancias del que el gobierno de Alberto Fernandez y Cristina Kirchner eximió a los asalariados hasta la cuarta categoría, fueron los “temas graves” que destacó para su gestión y los dos ítems con los que tendría diferencias con la gestión nacional. Con relación a Ganancias, Llaryora resaltó que bajó un 20% de la coparticipación nacional. En cuanto a la Caja, hasta ayer no había llegado un peso de los 10 mil millones mensuales que Córdoba espera que la Nación le transfiera.

Como la semana pasada en la Bolsa de Comercio, donde dio otro test ante el círculo rojo (hoy tiene otro en las jornadas del AmCham Summit, en Buenos Aires) el sanfrancisqueño le reclamó a Milei un plan productivo e industrial a la par del fiscal, al que dijo avalar. “Pongan ya en marcha un paquete productivo para evitar que la recesión ponga en aprietos lo fiscal”, reclamó, y advirtió que “en poco tiempo (la Nación) va a tener que cubrir los efectos sociales y en el desempleo” del plan de ajuste.

En ese punto, destacó la pelea -“dialéctica” aseguró- con el jefe de Estado para evitar que incluya en la ley ómnibus el paquete fiscal con suba de las retenciones a las exportaciones. “Con el paquete de leyes que va a venir, ese paquete no va a estar”, manifestó, casi como único triunfo político frente al ajuste mileista. “No hay diferencias personales sino de intereses”, aclaró Llaryora en relacion al libertario, y ratificó que en el apoyo a Milei priorizó la defensa de los intereses de Córdoba. Todo ante un público de dirigentes propios y opositores, más empresarios, que aplaudieron moderadamente cuando afirmó que los diez puntos del “pacto de mayo” podrían haber sido redactados por el cordobesismo. “Estamos ansiosos de que haya elegido a Córdoba” para el 25M, finalizó.

Lo más visto
ilustra-de-rivas-con-cartel-y-llamosas

Llaryora llegó al Imperio en plena campaña: sutil apoyo a De Rivas

Gabriel Marclé
Río Cuarto 11 de abril de 2024

El gobernador lanzó la Guardia Local de Prevención y adelantó más acciones en materia seguridad, en consonancia con la campaña por la intendencia. Llaryora le guiña a De Rivas, pero llama a lograr la unidad peronista. Se prevén visitas más frecuentes del mandatario cordobés, quien comenzará a jugar fuerte desde mayo.

siciliano mesa chica 1

#MesaChica Siciliano: “algunos en Córdoba están esperando que a Llaryora le vaya mal”

Redacción Alfil
Provincial 11 de abril de 2024

El jefe del bloque Hacemos Unidos en la Legislatura pasó por el streaming de Alfil y dijo que “son los mismos que le hacen cosas que a Milei en lo nacional no”. Ratificó que el gobernador les pidió que respalden al Presidente y responsabilizó al juecismo por Tribunal de Cuentas: “hay familias que sufrieron temporales y duermen en albergues porque no se aprueban expedientes”. Qué dijo de Avilés y de Gill.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email