Reproche llamosista a Nazario por el quiebre del oficialismo

La Militante acusó a Llamosas de no haber evitado la grieta peronista, pero desde el equipo que milita a Guillermo De Rivas respondieron que fue la ex diputada quien se negó a dialogar. El director del Centro Cívico relató que Nazario no le atendió el teléfono al intendente cuando este intentó acercarse.

Río Cuarto 10 de abril de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
01-ilustra-ruben-guzman-17-enero (1)
Julian Oberti y Adriana Nazario

Por Gabriel Marclé

El peronismo riocuartense está pasando sus días más turbulentos desde 2016, el comienzo de la era comandada por el intendente Juan Manuel Llamosas. Quizá el temblor que produjo la derrota electoral en las provinciales -con el jefe municipal como candidato a legislador- puede haber sido un punto de inflexión para el PJ y motivó que Guillermo De Rivas empezara a recorrer el camino del candidato, la campaña rumbo al 23 de junio y la tensión con Adriana Nazario pusieron una complejidad a la que el oficialismo local no estaba acostumbrado. 

Mientras la campaña se desarrolla, aparecen más versiones que explican el evidente quiebre que llevara a que De Rivas y Nazario compitan por separado. Días atrás, Alfil reportaba que el equipo de la ex diputada negó ofrecimientos del oficialismo para cerrar la grieta. Ahora, llegó la respuesta del otro lado. El director general del Centro Cívico de la capital alterna, Julián Oberti, actor central de la campaña por De Rivas, afirmó que fue Nazario la que no mostró voluntad y que prácticamente le clavó el visto a Llamosas cuando hubo intención de acercar posturas.

El dirigente brindó una entrevista al programa Así Son las Cosas de FM Gospel y se refirió a la tensionada actualidad del peronismo, pero terminó imputando -aunque no lo reconozca- a Nazario por no dar señales que pudieran haber ayudado a conformar una opción peronista unificada. En ese sentido, relató que en más de una oportunidad se buscó un acercamiento, pero que no hubo respuesta favorable del lado de La Militante, espacio liderado por Nazario.

En el repaso de la novela peronista, uno de sus capítulos plantea que hubo al menos dos reuniones para acercar posturas: una a la que asistió Hugo Abraham en representación del sector de Nazario y otra en la que -afirman- los dejaron plantados. “Quedamos en un encuentro y, cuando fue la hora señalada, nos avisaron que no podían venir”, contó Oberti, considerando que los de Nazario dieron a entender que se retiraron de la mesa. “La señora no va a ningún lado”, expresó al referirse al comportamiento de la referente delasotista.

Por otro lado, Oberti aseguró que “Nazario nunca le planteó al intendente que quería ser candidata” y relató que el propio Llamosas “la llamó un par de veces y la señora -como se refirió a Nazario- no se dignó en atenderlo”. De esta manera, puede encontrarse al llamosismo dedicado en imputar responsabilidades en el bando que supo cuestionar el rol dirigencial del intendente como presidente del PJ local.

Esta historia va de la mano con lo que Alfil contaba a fines del año pasado, cuando todavía no se hablaba de candidatos. En ese entonces, Llamosas confirmaba haber llamado a cada uno de los dirigentes que mostraron intención de competir para que se compartan proyectos y se inicie una carrera pareja que pudiera terminar con el veredicto de las encuestas. El llamosismo asegura que, cuando se podía dialogar, el nazarismo los esquivó y que “empezaron a patalear” cuando el consenso se acomodó a favor de Guillermo De Rivas.

Claro que, a sabiendas de que sus declaraciones podían generar cierto rechazo en sectores que hoy siguen formando parte del oficialismo -La Militante tiene los cargos fuertes del EMOS-, el director del Centro Cívico lanzó que los responsables del quiebre “somos todos los dirigentes del peronismo”. Cuesta creer en este reparto de culpas después de escucharlo referirse casi exclusivamente a Nazario como la que no atendió el teléfono y no estuvo en las reuniones.

Como era de esperarse, la respuesta del nazarismo no iba a tardar en llegar. No hubo posteos ni tuits, sosteniendo la postura de baja presencia mediática. Sin embargo, tras la consulta de Alfil, un dirigente del entorno de Nazario señaló que la historia de Oberti “es un cuento de ficción” y que “la voluntad de negociar la tenía que demostrar el presidente del PJ y nunca lo hizo”. Sobre los llamados que no fueron atendidos, la respuesta fue contundente: “Las cosas no se solucionan con un par de Whatsapps y mucho menos contando cuentos por los medios”. Parece que los intentos finales por unir, esos a los que apelaba el Panal para asegurar la victoria en el Imperio, no surtirán efecto. Tal vez, ni siquiera ocurran por ser un esfuerzo en vano.

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email