Fumata blanca en Diputados: hubo dictamen y la Ley Bases llega al recinto

Con la necesidad de que el paquete legislativo se apruebe, el oficialismo dialogó. Se cayó la privatización del Banco Nación y se envió, sobre el final, el Fondo de Garantía Sustentabilidad.

Nacional 26 de abril de 2024 Carolina Biedermann
ilustra-de-loredo-aresca-menem-gutierrez-pischetto-fumata-paz-(1)

Por Carolina Biedermann

Poco queda de la Ley bases original que propuso el Gobierno de Javier Milei en pleno verano y que terminó con un rechazo en la Cámara baja. Lo que demuestra la necesidad de que esta vez sí salga, para que el oficialismo llegue con una victoria al Pacto de Mayo, es inminente. Motivo suficiente para que se bajara del proyecto la privatización del Banco Nación y se habilitará la discusión por la reforma laboral del radicalismo para comenzar a dialogar.

Luego de una ardua negociación que llevó un poco más de tres semanas, la Ley Bases obtuvo dictamen y llegará a tratarse en Diputados este lunes. Todos coinciden en que el oficialismo negoció y cedió en los puntos más álgidos para que la ley salga, para llegar al Pacto de Mayo con una victoria y además, “porque la gente lo respalda, y luego son los diputados los que cargan con los fracasos de Milei”, destacó por lo bajo, un analista.

El poroteo indica que podría aprobarse en general con aproximadamente 140 votos a favor, pero la verdadera discusión se dará en el tratamiento “artículo por artículo”, como sucedió en el primer intento durante el verano.

En paralelo sucede algo inédito. Los actores siguen minuto a minuto las publicaciones en redes del Presidente. Coinciden en que los acuerdos y negociaciones corren un solo riesgo: que Milei salga con alguna decisión o expresión que afecte la construcción alcanzada. Por lo que el impasse de este fin de semana será clave. “Se negoció lo que más se pudo y se quitó lo que podría llegar a empantanar su aprobación”, reconoció a Alfil un diputado de bloque dialoguista.

Puntos álgidos

En las últimas dos semanas se quitaron artículos en los que la mayoría iba a ir por la negativa. Los bloques coinciden en que han circulado cerca de diez borradores distintos en las últimas dos semanas.

La privatización del Banco Nación fue la penúltima batalla previa, antes de llegar a obtener el dictamen. El oficialismo insistió en mantenerlo tal cual estaba. La oposición dialoguista proponía que el Banco contara con la mayoría de las acciones y que el resto puedan ser privatizadas. No hubo punto en común y este punto se eliminó porque no llegaban con los votos.

Ganancias entró, pero aún hay discrepancia porque la discusión continúa sobre el piso de los mínimos no imponibles. El Gobierno propone una actualización anual, la oposición plantea que sea trimestral. “Si no tienen los votos van a tener que acceder”, remarcan desde uno de los bloques cordobeses.

El último punto que generó controversias y que finalmente se envió al fondo del dicatamen, es el capítulo que trataba el FGS (Fondo de Garantía Sustentabilidad), fondos de interés que apunta obtener el ministro de Economía, Luis Caputo. El Gobierno pretende que se apruebe para enviar los FGS al Tesoro Nacional y usarlos para pagar deuda. En caso de aprobarse, se le otorgaría al Ejecutivo Nacional las facultades para instrumentarlas, a los fines que disponga. Estos fondos son el instrumento “de auxilio” que tiene el Estado para darle sustentabilidad al sistema jubilatorio en momentos de crisis económica.

Sobre el capítulo laboral, que el radicalismo logró agregar en la Ley Bases, sufrió modificaciones. El proyecto que fue tratado y consensuado hace pocos días tuvo objeciones. Hasta este miércoles todo indicaba que lograría el acompañamiento de los bloques, pero fue Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada Hacemos Coalición Federal, quien se opuso en defensa del punto que tocaba directamente a los sindicatos. En esa línea se encolumnaron gran parte de los diputados del bloque. “Pusieron el grito en el cielo”, declaró uno de los presentes.  

En la trastienda se cuenta que Pichetto, Nicolás Massot y Emilio Monzó, “tiraron de la cuerda al máximo”, y el Gobierno accedió en la negociación.

El tratamiento también se negocia

En la mesa chica se va a decidir cómo se hará la votación. Este lunes entre las 11 y las 12 habrá labor parlamentaria.  En principio, en la sesión no va a haber cuartos intermedios. La razón: no dar lugar a las negociaciones que se tejen y destejen en los entretiempos. El riesgo: tener un fin de semana entre el dictamen y el tratamiento, abre el juego al lobby “peligroso”, que el Gobierno intentará desactivar. Los fantasmas de enero vuelven a aparecer.

Otra decisión, teniendo en cuenta el volumen de artículos a discutir y sin cuartos intermedios, es tratar la ley directamente por capítulos, pues, el grueso de la discusión y las modificaciones ya se acordaron en Comisión. El dictamen firmado hoy tiene más de 150 páginas.

Quien mantiene una postura firme a pesar de las modificaciones acordadas en la ley, es Natalia De la Sota, diputada del bloque Hacemos Coalición Federal y quien adelantó que votará en contra como lo hizo la última vez.  De la Sota expresó en reiteradas ocasiones que esta ley va en contra de las personas más vulnerables por el tratamiento que se encaró en cuanto a tarifas, servicios o por ejemplo alquileres, capítulo que finalmente se retiró. La delegación de facultades es otro de los puntos más cuestionados, mencionan desde el espacio.  

Desde Hacemos Coalición Federal trascendió que, si bien no figura en la ley y tampoco se va a tratar, quedó vigente el compromiso, por parte del oficialismo, para que los fondos para la Caja, se hagan efectivos. Por los antecedentes en el tratamiento de la ley anterior, los compromisos de hoy peligran mañana. Pasó en el capítulo biocombustibles donde hubo modificaciones después de que las partes hayan firmado un dictamen, post acuerdo. 

De Loredo, por la educación

Por último, el que anoche pateó en tablero en sus redes fue el jefe del bloque de la UCR, Rodrigo de Loredo con el capítulo educación. Después de una semana que pasó de la presencia en la marcha federal universitaria al contrapunto en la puerta del Congreso con un colectivero por no dar quórum para debatir el proyecto K, De Loredo aseguró anoche que el jueves próximo comenzarán a discutir en la Comisión de Educación. “En Diputados vamos a tratar en serio el presupuesto universitario”, dijo De Loredo en un extenso texto y en una muestra de la tensión con el senador y presidente de la UCR Nacional, Martín Lousteau, que avanza con una iniciativa en la Cámara alta (ver aparte). 

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email