Con una Ley Bases que dan por aprobada, la UCR piensa en “el día después”

Los dilemas del radicalismo pasan por cómo será el futuro inmediato con la media sanción en la Cámara baja al paquete legislativo que impulsa Milei. Los riesgos de que sea Juez quien capitalice y el temor al impacto en Villa Giardino.

Provincial 30 de abril de 2024 Gabriel Silva Gabriel Silva
WhatsApp Image 2024-04-30 at 10.49.26

Por Gabriel Silva

“El radicalismo cordobés ya debate ‘el día después de mañana’”. La frase la lanzó a Alfil anoche un importante dirigente de la UCR mientras se discutía la Ley Bases en el Congreso. Paquete legislativo que los radicales cordobeses que integran la Cámara baja acompañarán, al parecer sin inconvenientes, en el trazo grueso de las reformas que propone el gobierno de Javier Milei.

Tanto el jefe del bloque Rodrigo de Loredo, como Soledad Carrizo, Gabriela Brouwer de Koning y Luis Picat respaldarán la iniciativa libertaria en el Congreso. Al igual que la mayoría de los cordobeses que forman parte de la escenografía de esa porción del Congreso. Por lo tanto, a excepción de los kirchneristas Gabriela Estévez y Pablo Carro; además de Natalia de la Sota, que integra las filas del cordobesismo en el Congreso, el resto acompañará al oficialismo.

Lo que ocurre es que las consecuencias puertas adentro del radicalismo ya comienzan a preocupar por diversos factores. En la dinámica de Diputados, la posibilidad de que De Loredo pierda el control del bloque o se exponga a una fractura está latente hace varias semanas. Pero, cierto es que la discusión por la Ley Bases y las esquirlas que arroje la discusión interna de una bancada dividida podría tener correlato en las próximas semanas.

El sector de Facundo Manes, de mucho diálogo con el senador y presidente del partido, Martín Lousteau -como también con el exdiputado Mario Negri-, evidencia un escenario en el que puedan aflorar cicatrices con De Loredo.

“Ninguno de los cordobeses, no sólo del radicalismo, de todos los partidos, salvo algunas excepciones, se puede oponer a Milei con los números que tiene el hombre en Córdoba. Nadie lo va a hacer; y, es más, muchos están esperando que salga cuánto antes para dar vuelta la página y pensar en otra agenda”, reconoció un radical.

Argumento con el que expuso así la confianza sobre una reconfiguración del GPS. “Al Presidente se le van a dar las herramientas que pidió y dice necesitar para gobernar. De acá en más, va a depender de él”, agregó, además de reconocer el reiterado repaso a ‘X’ (ex Twitter) que varios parlamentarios hicieron durante el fin de semana frente al temor de que El León desplegara artillería en esa red social.

Locro con Juez y a ‘precalentar’ por Giardino

Después de la maratónica sesión en Diputados, los radicales tendrán mañana el tradicional locro del 1° de Mayo que organiza el senador Luis Juez. Y no son pocos los que creen que, quien puede capitalizar las primeras horas post Ley Bases, es precisamente el líder del Frente Cívico.

Al punto que algunos se animaron a sugerir un faltazo con la excusa de la extensa y agotadora discusión en la Cámara baja. Igual, otros esperan la foto de Juez con De Loredo para así alejar cualquier tipo de suspicacias.  

En tanto, quien también tendrá su propio locro mañana es el legislador provincial de la UCR, Dante Rossi. El jefe del bloque Construyendo Córdoba realizará una especie de “contra-locro” para despegarse de Juez y de los radicales que “quieren conformar una coalición con La Libertad Avanza (LLA)”, dijo en sus redes.

Rossi se reunió hace poco con Lousteau en Buenos Aires y es uno de los que levantó la voz para que el presidente de la UCR esté en el encuentro de Villa Giardino el 10 y 11 del mes próximo, como lo contó Alfil. Sin embargo, el veto de De Loredo y otros sectores que no creen conveniente la presencia del senador que intentó votar con disimulo el aumento de su dieta, es otro de los focos de conflicto interno que se va a acelerar después de la Ley Bases.

Por numerosos motivos, la tradicional reunión en Punilla profundizará las tensiones en la UCR cordobesa. Confrontar o no con Milei, las críticas al gobierno de Martín Llaryora, además de la interna de septiembre y todo lo que esto conlleva, serán los condimentos por los que los radicales irán a Giardino a mostrar las uñas.

Suficientes razones como para cambiar algo de la estructura que tiene habitualmente la agenda en el hotel de Luz y Fuerza en Punilla. Por ejemplo, está previsto que De Loredo acuda el viernes y encabece una comisión para luego retirarse. Casi es un hecho que no habrá debate en profundidad el sábado.

En tanto, qué pasará con el presidente del partido, Marcos Carasso, es otro de los interrogantes. Más de uno ya avisó que dirigirá sus dardos al hombre de General Cabrera y crecen las rispideces.  

Por otra parte, ayer un radical también reconoció a este diario que De Loredo tiene algunos pases de factura pendiente por lo que pasó en la marcha federal universitaria la semana pasada. Es más, dicen que el diputado conserva un contundente enojo por cómo se movieron radicales que son referentes en la política de la UNC y que apenas asomaron los insultos, se alejaron. “Está caliente con eso porque se fueron rápido a otras columnas”, reconoció otro radical que apuntó a la Unicameral.  

Así se agita el clima en la UCR cordobesa para lo que ocurra después de la Ley Bases, debate y discusión que hace rato dieron por cerrada.  

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email