El partido cordobés vs. la demanda peronista de volver a las fuentes

Lejos de superar la incorporación de dirigentes no PJ a Hacemos, un sector del justicialismo sigue incómodo y reacio a la desperonización. ¿Acto de unidad el 1° de julio?

Provincial 27 de mayo de 2024 Yanina Soria Yanina Soria
llaryora intendentes radicales
llaryora intendentes radicales

Por Yanina Soria 

Conforme crece el partido cordobés que impulsa el gobernador Martín Llaryora, decidido a seguir sumando extrapartidarios para engordar las bases del espacio oficialista, también crece un sector del peronismo disgustado y celoso; que no se halla en el nuevo mapa de Hacemos Unidos. 

Pues, el lugar prioritario en el que esta versión del cordobesismo pone a los radicales y dirigentes del PRO recién arribados sigue sin ser digerido del todo por la dirigencia autóctona. Es simple, cargo que se les da a ellos, se le quita a uno de la tropa propia. Y con esa lógica, son muchos los que dicen haber militado a full la campaña de Llaryora y Juan Schiaretti y que ahora la miran desde afuera. 

Si bien la verticalidad y organicidad que siempre rigió en el justicialismo local ofician de corsé disciplinario, la realidad es que ese malestar y disconformidad funciona como una olla de presión que, tarde o temprano, terminará estallando. 

Nadie imagina una rebelión de díscolos y mucho menos que los dirigentes saquen los pies del plato, ¿a dónde van a ir, al kirchnerismo, al massismo? preguntan irónicamente desde el llaryorismo. Sin embargo, en el oficialismo no desconocen que la ascendencia política que hoy tiene el gobernador sobre la tropa propia no es la misma que ejercía Schiaretti. 

Pues, hay una camada nueva de legisladores, concejales, intendentes, funcionarios con vuelo y juego propio capaces de plantarse, en cualquier momento y sin tantas vueltas, a las decisiones que se toman en el Panal.  

Atendiendo a la paradoja que supone para Llaryora ampliar todo lo que pueda las fronteras de la fuerza oficialista mientras, al mismo tiempo, contiene a los propios, es que se amasa la posibilidad de realizar un acto político que resucite la liturgia peronista abandonada hace rato. Sólo a modo de ejemplo, en los actos de campaña del año pasado la marcha peronista fue reemplazada por distintos temas del momento que borraban de un plumazo cualquier rastro justicialista. Y tenía lógica: mal podrían entonar la marcha los dirigentes y militantes cuando una de las protagonistas era la radical por entonces candidata a la vicegobernación, Myriam Prunotto.  

Precisamente, volver a las fuentes para recordar que el PJ es (o debiera ser) la columna vertebral de Hacemos, es el objetivo de un encuentro que se baraja y que, si bien está verde todavía, podría darse en el marco del 50° aniversario de la muerte de Perón, el próximo 1 de julio. 

La propuesta motoriza la máxima de reunir en un mismo escenario al gobernador Llaryora con Schiaretti, el intendente Daniel Passerini, la senadora Alejandra Vigo, la diputada Natalia de la Sota, todos juntos para mostrar unidad y sintonía plena. Una foto vigorizante para un peronismo que demanda no olvidar sus orígenes. 

Por caso, ya hay dirigentes renegando por el rumbo que tomó el oficialismo y que están haciendo ruido por lo alto: Federico Alesandri en la Legislatura; Fabián Francioni, intendente de Leones; la ex legisladora Tania Kyshakevych; Agustín González de Cruz Alta; Edgar Bruno, de Canals…la misma Adriana Nazario en Río Cuarto. Subterráneamente, son muchísimos más.  

Incluso, dentro del propio gabinete hay nombres como el del ministro de Cooperativas, Martín Gill, que hasta antes de asumir fue muy crítico frente al proceso de desperonización iniciado por este cordobesismo. 

La diputada Natalia de la Sota es otra exponente en ese sentido. La hija del tres veces gobernador de Córdoba se mantiene en el útero de Hacemos Unidos, pero marcando claros matices con Llaryora. No sólo se diferencia frente a la política nacional, sino que es una de las que permanentemente reivindica la doctrina peronista y reclama la necesidad de volver a las fuentes. 

Si bien la parada electoral del ´25 queda lejos frente a una agenda nacional que se impone a diario, la realidad es que el peronismo provincial no la tendrá nada fácil el año que viene. Dependiendo de cómo confluya el escenario opositor y de con qué figure juegue Hacemos Unidos (esperan por Schiaretti), serán las chances que tendrá el oficialismo de colocar nuevos diputados en el Congreso que viene. Por lo pronto, en el cordobesismo saben que no sobra nadie y que, por el contrario, necesitarán a todos adentro. 

Lo más visto
ilustra elecciones de rivas parodi y nazario

A nueve días de las urnas, intimida el voto indeciso y “apático”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 14 de junio de 2024

Los candidatos siguen el curso de su campaña y enfocarán sus últimos esfuerzos en el electorado indeciso, que -según las encuestas- todavía se ubica por encima del 10 por ciento. De Rivas, Nazario y Parodi apuntan a diferentes estrategias, entre la construcción del “ganador lógico” y la proyección del exilio por fin de semana largo.

ilustra-milei-entrando-a-cordoba-con-carro-y-leones

Para los libertarios, la sesión del Senado consolidó el voto cordobés

Felipe Osman
Provincial 14 de junio de 2024

Los libertarios están exultantes. Aseguran que en Córdoba Milei consiguió condicionar a todo el arco político y consolidar el acompañamiento del electorado. Las primeras conclusiones de su rastrillaje en redes sociales apuntan a la quema del móvil de Cadena 3 como el “error no forzado” más grave del “kirchnerismo”.

intendentes (4)

Intendentes ex Juntos por el Cambio exploran vías de gestión

Carolina Biedermann
Provincial 14 de junio de 2024

Los intendentes de Sierras Chicas, pertenecientes al Ente Intermunicipal G6, se reunieron con Martín Menem en el Congreso de la Nación y esperan su visita en Córdoba para julio. En paralelo, Rodrigo De Loredo recibió a los de la UCR para gestionar servicios dependientes de Nación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email