De Loredo llamó a votar y prometió una “paliza” al PJ

El candidato de Juntos por el Cambio acusó al peronismo de desalentar la participación de la gente en la elección municipal del domingo

Municipal 21 de julio de 2023 Alejandro Moreno Alejandro Moreno
cierre-de-loredo

Por Alejandro Moreno 

Rodrigo de Loredo acusó ayer al PJ de poner el aparato del Estado a alimentar el escepticismo de la gente para que no vaya a votar en las elecciones municipales del próximo domingo. En el acto (llamativamente caótico) de cierre de la campaña de Juntos por el Cambio, el candidato a intendente convocó a los cordobeses a concurrir a las urnas. 

En el club Atenas, el radical exhibió todo su optimismo al anunciar que el domingo la alianza opositora le dará “una paliza al PJ en la ciudad”, y ligó al oficialismo con el kirchnerismo, al agregar que con ese resultado “empieza a cambiar la Argentina”. En las últimas horas, los respaldos kirchneristas al candidato de Hacemos Unidos por Córdoba, Daniel Passerini, le dieron vigor a los argumentos de Juntos por el Cambio acerca de una invasión silenciosa de los K en Córdoba. 

Para De Loredo, el peronismo desarrolló una estrategia que tiene como objetivo desalentar la participación en las elecciones del domingo, porque cuanto menos independientes haya en las urnas, más podrá pesar el aparato de las administraciones provincial y municipal. 

“El triunfo del domingo 23 no sería el mismo si no hubiese tenido que atravesar todas las adversidades que nos pusieron en el camino”, dijo. 

Señaló, en ese sentido, que hubo un Estado “predispuesto a atacarte, a inclinarte la cancha”. “Se juntaron dos gobernadores para apuntar a la ciudad de Córdoba”, indicó en referencia al actual mandatario, Juan Schiaretti, y al electo el 25 de junio, Martín Llaryora. 

El plan peronista, según lo manifestó, busca persuadir a los cordobeses para “que se queden en sus casas”. En primer lugar, recordó que “fragmentaron las elecciones en cinco” al separar la provincial y la municipal, ya que a ellas se suman las PASO de agosto, las generales de octubre y, eventualmente, el balotaje de noviembre. “Buscaron hartarlos”, expresó. 

“Pusieron la elección en las vacaciones de invierno, difunden masivamente por todos lados que no va  haber sanciones para que la gente no vaya a votar, no hemos escuchado una sola campaña de instrucción de la Junta Electoral Municipal, han enlodado la campaña”, detalló entre las maniobras que endilga al peronismo para “desalentar a la gente”. 

“Les queremos decir a ellos lo siguiente: por sus agravios, los perdonamos; por sus difamaciones, los perdonamos; por los ataques de sus militantes, los perdonamos; por las lágrimas que me hicieron tener, por la angustia que le tocó vivir a mi familia, también los perdonamos; pero no les vamos a perdonar que con un discurso extorsivo quieran poner de rodillas a esta ciudad”, afirmó. El blanco de ese párrafo pareció aquello que repitieron Passerini y Llaryora acerca de que si el gobernador y el intendente son de distintos partidos no podrán llevarse bien. En los últimos dos meses, por su lado, De Loredo prometió cuidar la relación con el Panal y gestionar ayuda de la Nación, presumiendo su victoria y la de quien resulte el candidato a presidente de Juntos por el Cambio. 

“Los cordobeses sabemos del autoritarismo, de la democracia, de la rebeldía de Córdoba”, remarcó. 

El radical pidió que los dirigentes y los militantes de Juntos por el Cambio trabajen hasta el domingo para convencer a sus vecinos y familiares de que “vayan a votar con todas sus fuerzas”. 

De Loredo se dirigió a tres segmentos de la población que serían los que registran un mayor desinterés: los mayores, los jóvenes y los indiferentes. Y también, a “los más humildes”, a los que sugirió que “tomen todo lo que les den (desde el gobierno), pero no dejen en las urnas la dignidad”. 

El candidato de Juntos por el Cambio expresó que el peronismo construyó una “monumental campaña de escepticismo”, basada en “enlodar la política”, en “la estructrura clientelar”, y en “traficar con la pobreza”. 

“Nosotros les mostramos a los cordobeses el futuro”, distinguió. “Acá nadie viene a destruir lo hecho”, aseguró, y recordó que su campaña consistió en presentar una propuesta por día. Recalcó, luego, ejes clave de su discurso: seguridad, orden y rebaja impositiva. 

Apoyos y referentes 

De Loredo destacó el apoyo que recibió de dirigentes locales, como Luis Juez (estaba muy emocionado), Mario Negri y Oscar Aguad, entre otros, así como de los referentes nacionales que pasaron por Córdoba en los últimos días, principalmente los precandidatos a presidente Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. 

También, elogió a dos ex intendentes de la UCR, Ramón Bautista Mestre (1983-1991) y Rubén Américo Martí (1995-1999), que son dos menciones ineludibles para quienes quieren llegar al Palacio 6 de Julio. 

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email