A un paso de la indignación

Los tironeos y denuncias cruzadas entre las dos coaliciones que polarizaron la elección son exactamente todo lo contrario a lo que reclama la gente.

Nacional 30 de junio de 2023 Javier Boher Javier Boher
2023-06-27-juez-llaryora-356x220

Como bien dijo alguien el domingo cuando se empezaba a demorar el resultado, las elecciones se terminan cuando el perdedor reconoce la derrota. Parece mentira que todavía no haya sucedido tal cosa.

Luis Juez no se caracteriza por ser un buen perdedor. Solamente cuando los números fueron durísimos aceptó la sentencia, pero siempre enojado por los resultados. Lo único que tenía que hacer el Estado el pasado domingo era comunicar bien lo que arrojaran las urnas, sabiendo con qué bueyes araba. Ni siquiera debía contar, tarea que desempeñaron con vocación todos los presidentes de mesa.

 
La demora por los problemas del sistema fueron un envión enorme para que Juez entrara en un espiral conspiranoide argumentando que a esto ya lo había vivido hace quince años. Déjà vu de sinsabores.

En aquel entonces no se pudo probar un fraude, así como hoy casi con certeza tampoco se pueda, porque es imposible abrir todas las urnas y contar todos los votos de nuevo. De eso se trata el poner un fiscal en cada mesa: hay que tener las actas para demostrar que se tiene razón.

El problema pasa por otro lado, no por la existencia o no de fraude electoral. Como tantas veces se ve en otros planos, la indolencia del sector público y los negocios con algunos privados estuvieron muy por debajo de la seriedad que exige algo como una elección -de la que va a surgir un gobierno para cuatro años- y del compromiso que demostraron los 9.060 ciudadanos que presidieron cada mesa.

De ese modo, los responsables alimentaron con su flojo desempeño la tesis del fraude, que empieza a convertirse en una realidad para los que llegaron a la elección descreyendo de un gobierno que les ha dado argumentos para hacerlo.

No hay que confundir los tantos. No se trata de que los datos salgan rápido, sino de que no se genere la duda sobre el registro y cómputo de los mismos. Las demoras, los cambios de tendencia, las caras largas en el búnker oficialista, todo eso contribuyó a que se conforme una idea de que en la elección pasó algo raro. Y sí pasó algo raro: la elección cordobesa fue la única en la que se registraron problemas, aunque ya se votó en 12 provincias sin mayores inconvenientes.

Eso sirve para construir una idea, un relato, que pone un manto de dudas sobre una elección que -si estuvo bien fiscalizada- no debería generar esas dudas. Es más, Juntos por el Cambio debería poder decir por cuántos votos y en qué mesas se dio la situación que los tiene tan enojados.

Estrategia y descontento

Seguramente, por la cabeza de algunos dirigentes opositores pasan dos ideas. En primer lugar, que este pataleo es un mecanismo preventivo de defensa por si en el escrutinio definitivo arroja cambios que los perjudiquen. En segundo lugar, algo que va en la misma línea: generar un clima de opinión desfavorable al gobierno provincial, pensando en las elecciones que vienen, la intendencia de la capital en menos de un mes y las PASO en 45 días.

Eso, lógicamente, puede resultar en un error. Nunca hay que olvidarse que están tratando de llegar a personas, que como tales pueden resultar impredecibles. Aunque existan regularidades en el comportamiento cada situación es distinta, por lo que los desenlaces también pueden variar.

Así, la creencia en que este berrinche va a favorecer a la oposición de cara a lo que viene es -tal vez- excesivamente optimista. A los ojos de muchos ciudadanos solamente se trata de personas bien alimentadas peleando por tener un sueldo público, generosos períodos de vacaciones y jornadas laborales bastante cortas. Son privilegiados peleando por más privilegios, no personas comunes que sufren los mismos problemas de inseguridad, inflación o precarización laboral.

La participación fue la más baja desde la vuelta de la democracia, señal de que la gente ve a la política como algo ajeno a su vida. Es algo que pasa lejos de la realidad de baches, falta de bancos en las escuelas o mal alumbrado en la calle. No importa que todo eso sea consecuencia de que los gobiernos no resuelven esos problemas, sino que lo preocupante es que la gente ya siente que la solución no viene de la mano de los políticos. Pasada la resignación llega la desolación. Poco después viene la indignación con su crisis de representación, la ilusión y a empezar otra vez todo de nuevo.

Las elecciones son algo demasiado importante como para que sean tan mal manejadas. La justicia electoral trabajó mal y los políticos de ambas coaliciones hicieron todo como para elevar la tensión que se generó a partir de esa mala praxis. No puede ser que el segundo distrito más grande del país genere este tipo de polémicas que nada suman.

La alta incidencia del voto en blanco en las columnas del medio de la boleta es una muestra del hastío que generan los mismos políticos. La gente no sabe o no quiere votar a algunos. La lista de legisladores de Hacemos Unidos por Córdoba sacó 20% menos que la lista a gobernador, mientras que Juntos por el Cambio tuvo más suerte y los legisladores solamente perdieron 12% del total de votos de Juez.

La gente está en la etapa de sentirse abandonada, ajena a discusiones que no entiende ni le importan. De ahí a la indignación hay un solo paso. Quizás ganadores y perdedores deberían dejar de empujar a la gente para que se decida a darlo.

Lo más visto
ilustra-llaryora-y-francos-ruta-y-planos

Francos cerró con Llaryora el traspaso de obras claves para Córdoba

Yanina Soria
Provincial 13 de junio de 2024

El acuerdo firmado ayer en la Casa Rosada establece que la Nación transferirá un conjunto de obras hídricas, de saneamiento, viales y de infraestructura social que serán ejecutadas por la Provincia. Entre ellas, la ruta 19, la autovía Holmberg – Río Cuarto y la circunvalación en la ciudad de Villa María.

ilustra-milei-entrando-a-cordoba-con-carro-y-leones

Para los libertarios, la sesión del Senado consolidó el voto cordobés

Felipe Osman
Provincial 14 de junio de 2024

Los libertarios están exultantes. Aseguran que en Córdoba Milei consiguió condicionar a todo el arco político y consolidar el acompañamiento del electorado. Las primeras conclusiones de su rastrillaje en redes sociales apuntan a la quema del móvil de Cadena 3 como el “error no forzado” más grave del “kirchnerismo”.

intendentes (4)

Intendentes ex Juntos por el Cambio exploran vías de gestión

Carolina Biedermann
Provincial 14 de junio de 2024

Los intendentes de Sierras Chicas, pertenecientes al Ente Intermunicipal G6, se reunieron con Martín Menem en el Congreso de la Nación y esperan su visita en Córdoba para julio. En paralelo, Rodrigo De Loredo recibió a los de la UCR para gestionar servicios dependientes de Nación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email