Milei espera, mientras zigzaguea entre la Justicia y el Congreso

El Presidente aguarda el respaldo de los diputados cordobeses en el arranque de la discusión por la ley ómnibus. Escándalo ayer en la conformación de las comisiones y un nuevo revés judicial. Por su parte, Llaryora ratificó el rechazo al aumento de las retenciones.

05 de enero de 2024 Gabriel Silva Gabriel Silva
2024-01-04-milei

Por Gabriel Silva

Con una centralidad poco frecuente para un primer mandatario en enero, Javier Milei deambula con su preocupación a cuestas por los reveses que le aplica la Justicia y la desesperación por contar con un Congreso que lo empiece a respaldar con la ley ómnibus. Fuerte aperitivo de lo que, probablemente a fines del mes próximo, será el tratamiento del mega DNU en una Bicameral que por ahora no se conformó.

Mientras que, aquello que sí se compuso en el día de ayer fueron, tal como lo adelantó Alfil, las comisiones para tratar el paquete de leyes que la semana pasada envió el Ejecutivo a través del ministro del Interior, Guillermo Francos. Y donde se confirmó que hay diputados cordobeses que tendrán un alto perfil en las próximas semanas.

Entre ellos, el libertario Gabriel Bornoroni, ratificado como presidente de la comisión de Legislación General que también había adelantado este diario. Pero, además del rol que tendrán los diputados de Milei, se confirmó también que los aliados cordobeses, entre los que se cuentan peronistas schiarettistas y llaryoristas, y los integrantes de Juntos por el Cambio, también desembarcarán en las comisiones en lugares estratégicos.

Con el pleno objetivo de menguar el peso del kirchnerismo antes de que el debate llegue al recinto, algo que fue causal de una siesta agitada en el Parlamento. Con escándalos, cruces, acusaciones y los diputados de Unión por la Patria –aliados con la izquierda- pidiendo que se voten nuevamente las autoridades y desconociendo, fundamentalmente, el arribo de José Luis Espert como presidente de la comisión de Presupuesto.

En ese momento, la izquierda sacó del archivo reciente la frase en redes de Espert dirigiéndose a la diputada Myriam Bregman, cuando propuso “cárcel o bala”, y la tensión creció.  

Finalmente, el economista fue ratificado, recibido con un mensaje en redes por el propio Milei, y se conformaron las cuatro comisiones para que la ley ómnibus desembarque en el recinto de la Cámara baja la última semana de enero.

El Congreso y la Justicia

Por momentos víctimas de un amateurismo notable para utilizar las principales botoneras del Estado, los libertarios ayer volvieron a vivir una jornada álgida. Por segundo día consecutivo, la Justicia le aplicó un correctivo al Presidente con el freno a la reforma laboral que se impulsa en el DNU y levantándole el pulgar, cautelar mediante, al pedido que hizo la otra central sindical: la CTA de Hugo Yasky.

Así, en un puñado de horas, la elástica relación que tienen los gremios con el Poder Judicial le mostró los dientes a un oficialismo que evidencia mala praxis en muchos terrenos. Y los sindicatos dejaron en evidencia que la pelea la darán en todos lados: territorio, relato y Justicia.

La jornada negra en los pasillos de Tribunales se consumó con la decisión de habilitar la feria judicial para tramitar los amparos que declaman la inconstitucionalidad del DNU y con la ratificación del fuero laboral para dirimir los amparos presentados por las centrales sindicales.

Con un ojo ahí y sin resultados de los dueños de ese joystick, la expectativa libertaria se concentra en el Parlamento. Donde las fuerzas del cielo aguardan hasta dónde llega el límite de la cancha que marca la gobernabilidad que prometen desde el cordobesismo, tanto peronistas como la alianza que integran radicales y el PRO.

Por lo pronto, el reparto de cargos en comisiones les sonrió a los diputados mediterráneos y terminaron en los lugares que aspiraban y adelantó Alfil ayer. De todas maneras, cordobesistas recalcan a cada rato que gobernabilidad no es cheque en blanco y, aunque lo nieguen, a menudo le van a probar el mentón a los libertarios.

Retenciones, el relato que heredó Llaryora

Difícilmente, sin la existencia del conflicto K con el campo en 2008, Schiaretti hubiese encontrado el relato ideal para diferenciarse del kirchnerismo. En una relación que nació desde una necesidad mutua –política para uno, económica para los otros, y viceversa- el exgobernador levantó el estandarte del campo y el federalismo en sus tres gestiones y lo arrastró hasta el final en su intento presidencial.

Llaryora es heredero, hijo político natural de ese conflicto, y como tal, ayer ratificó su rechazo al aumento a las retenciones que impulsa Milei. Ése es el límite en el marco de la gobernabilidad y es la mística que jugarán de manera transversal los diputados cordobeses en el Congreso. 

 

Lo más visto
srt (1)

SRT-UNC: aprueban retiros y jubilaciones anticipadas

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 28 de febrero de 2024

En la primera sesión del Honorable Consejo Superior de este año se avanzó con la reestructuración del multimedio público que gestiona la Universidad, en un primer momento se busca avanzar con retiros y jubilaciones anticipadas para luego establecer un procedimiento preventivo de crisis.

Milei Foto

El cordobesismo extraña la vieja grieta

Gabriel Silva
Provincial 01 de marzo de 2024

En la previa de los discursos de Milei en el Congreso y Passerini en el Concejo, la semana doméstica estuvo atravesada por el rechazo del gremio docente a la propuesta de Llaryora, la expectativa local a lo que diga el Presidente y los lazos, cada vez más aceitados, entre el PRO y el peronismo mediterráneo.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email