Moldes, el ejemplo que el PJ no quiere repetir en el Imperio

Mientras el runrún de doble vía peronista en las elecciones suena cada vez más fuerte, los estrategas más experimentados del partido traen al presente un caso reciente donde el partido se dividió y perdió el municipio. Se trata de Coronel Moldes, donde Hacemos perdió un bastión clave en el departamento.

Río Cuarto 08 de febrero de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
Foto Nota (4)
El caso Moldes, el quiebre entre Sergio Vizzo y Gustavo Argüello que terminó en derrota dentro de un bastión peronista.

Por Gabriel Marclé

El peronismo riocuartense convive entre roscas y encuentros donde muchos piden ser escuchados en la definición del plan rumbo a las elecciones, pero también se escuchan voces experimentadas que intentan aportar su lectura a modo de consejo. Es que la sensación imperante por estos días apunta a la posibilidad de que el peronismo enfrente su primer gran quiebre desde 2016 a la fecha y que el fin de la era conducida por Juan Manuel Llamosas quede marcada por la convicción competitiva de más de un dirigente que se erija como candidato de una alianza encabezada por el Partido Justicialista. “Nunca nos fue bien divididos”, intentan recordar esos dirigentes que revisan los libros de historias para justificar su postura pero que también miran a un pasado muy cercano que dio muestras negativas de las dobles vías.

Guillermo De Rivas sale a mostrarse como el candidato de Hacemos Unidos por Córdoba, el oficialismo cordobés, mientras que Adriana Nazario se presenta como la candidata de Unión por Río Cuarto, convencida de que su destino es gobernar la ciudad. Dos nombres en el mismo rumbo, cada uno con sus proyectos y sin dar señales de retirarse de la carrera. De seguir así hasta marzo, es probable que el temor de la doble vía se vuelva realidad, algo que sin dudas recuerda a la situación de Coronel Moldes, segundo municipio del departamento Río Cuarto que fue gobernador por el peronismo hasta 2023, cuando el oficialismo no pudo cerrar filas y permitió que se filtrara un segundo candidato justicialista que facilitó la llegada de Juntos por el Cambio al poder. Ese antecedente pica cerca de la rosca actual en la capital alterna.

“No nos apuraba nadie y teníamos muchísimo tiempo. Por eso es que Río Cuarto vota fuera del calendario provincial y nacional, para aislarse de las otras roscas. Aún así, nos complicamos la vida”, le comentaba a Alfil uno de los dirigentes que se aferra a los hechos del pasado para afirmar que el peronismo riocuartense solo logrará su cometido -retener la Municipalidad- si se logran los acuerdos necesarios para hacerlo. “De lo contrario, nos pasará lo de Moldes”, apuntaba al recordar aquella contienda en la que Gustavo Argüello y Sergio Vizzo no pudieron congeniar para llegar a las urnas con fuerza: Ezequiel Moiso (JpC) ganó por un punto y medio.

La carrera por la candidatura del peronismo riocuartense todavía no está definida y muchas cosas pueden pasar de aquí al anuncio de la fecha de elecciones. Pero también es necesario marcar que los tiempos son bastante más cortos de lo esperado por quienes esperaban tener un candidato en diciembre del año pasado. En Moldes, la división de candidatos peronistas no se concretó sino hasta el último momento del cierre de listas. ¿Ocurrirá lo mismo en Río Cuarto? Muchos actores fuertes del PJ, incluso desde el Panal cordobés, trabajan para evitar una situación que podría reducir las chances de una victoria peronista que será sumamente importante para Martín Llaryora. “El gobernador quiere ganar en Río Cuarto. Es el verdadero kilómetro cero de la nueva era cordobesista”, afirman.

De Rivas va por más

Mientras algunos piden bajar la velocidad de la campaña y equilibrar las posibilidades de cada competidor, el caso de Guillermo De Rivas indica una aceleración propia de alguien que necesita sentirse candidato. Ayer, el secretario de Gobierno lanzó un nuevo spot en el que puntualizó sobre la construcción de su perfil político. “Siempre me la jugué por lo que creí”, resaltó el hombre apuntado por el llamosismo como el sucesor ideal de los ocho años de gestión que terminan el 2 de julio próximo. Detalle no menor: De Rivas habló de darle a Río Cuarto “lo necesario para que el cambio siga y sea mejor”. ¿Cambio de qué? Todo indica que volverá a la agenda el recuerdo de la gestión de Juan Jure y el cambio que trajo la era Llamosas.

Lo más visto
ilustra ricardo tosto y llamosas porcentaje

Llamosas suaviza asperezas con el sindicalismo nazarista

Gabriel Marclé
Río Cuarto 23 de febrero de 2024

En paralelo con la paritaria de los trabajadores municipales, el Gobierno de Río Cuarto cerró un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias que dirige Ricardo Tosto, cosecretario general de la CGT-RC y brazo sindical de Adriana Nazario. Señales positivas antes de iniciar la verdadera campaña.

unc-boretto (1)

Universidades en un momento crítico

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 23 de febrero de 2024

A través del Consejo Interuniversitario Nacional Rectores y Rectoras de todas las Universidades Públicas advierten que la situación de las instituciones es crítica e insostenible. John Boretto sigue eligiendo al Consejo para pronunciarse respecto al presupuesto universitario mientras discuten fechas y detalles de elecciones en la UNC.

llaryora-alta-gracia

Paro docente: Milei le arrastró la marca a Llaryora

Gabriel Silva
Provincial 23 de febrero de 2024

La Uepc se plegó a la medida de fuerza nacional que impulsó Ctera en rechazo a la suspensión del Fonid. En simultáneo, las conversaciones que hubo ayer entre el gobernador y el intendente Passerini por la reacción de la Justicia en el tema transporte.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email