Un personaje clave

La importancia que Lionel Richie tenía a mediados de los ochenta en el panorama de la música internacional queda evidenciada en el documental “La gran noche del pop”, que fue estrenado hace pocos días por Netflix y que reconstruye cómo fue la grabación del tema “We Are The World”.

Cultura 15 de febrero de 2024 J.C. Maraddón J.C. Maraddón
ilustra lionel richie

J.C. Maraddón


La música disco había sido el género dominante en las pistas de baile de todo el planeta durante la segunda mitad de los años setenta, como corolario de una avanzada de ritmos afroamericanos cultivados en la etapa precedente, que confluyeron en un movimiento por demás heterogéneo, donde convivían viejas figuras del soul con emergentes del funk e intérpretes noveles que pretendían reinar en los templos de la danza. Pero, ante el furor de esta moda, también se colaron allí músicos rockeros que coquetearon con ese sonido (como los Bee Gees y la Electric Light Orchestra) y productores europeos que le dieron una vuelta de tuerca al asunto.

Hacia comienzos de los años ochenta, la disco music empezaba a manifestar síntomas de agotamiento, pero desde sus numerosas vetas afloraban artistas que se turnaban para mantener encendido el fuego. Talentos como los de Prince o Michael Jackson sintieron que había llegado el momento de brillar en sus carreras solistas, en tanto una estrella de las discotecas como Donna Summer se resistía a quedar fuera de onda, al igual que su eterno productor, Giorgio Moroder, quien alimentaba factorías musicales desde Munich, en tanto algunos de sus colegas hacían lo propio en Italia y Francia.

Fue en esos años cuando algunos de los integrantes de grupos más encumbrados de la música disco se decidieron a emprender trayectos en solitario, en los que exploraban territorios más emparentados con el soul de sus orígenes, aunque no por ello menos atractivos para los bailarines. Uno de ellos, por ejemplo, fue Philip Bailey, quien se desempeñaba como vocalista de los deslumbrantes Earth, Wind & Fire, hasta que en 1983 se apartó de esa formación para lucir su clásico falsete por su propia cuenta, una iniciativa que tuvo su premio en 1984 con su single “Chinese Wall”, que fue un éxito rotundo.

En el mismo año, se encontraba en la cumbre de su trayectoria profesional Lionel Richie, quien había sido una de las voces principales del grupo Commodores, hasta que en 1981 abandonó esa agrupación y dio inicio a un periplo solista que llegó a su punto más alto apenas dos años después. El tema “All Night Long”, cortado como sencillo de su segundo disco, trepó con agilidad en las listas de ventas globales y cuatro décadas después se sostiene como un clásico de todos los tiempos, gracias a su estribillo imbatible y a una cadencia danzante que nunca parece fallar.

La importancia que Lionel Richie tenía en ese momento en el panorama de la música internacional queda evidenciada en el documental “La gran noche del pop”, que fue estrenado hace pocos días por Netflix y que se ambienta en los últimos días de 1984 y los primeros de 1985. Mediante imágenes de archivo, testimonios actuales y fragmentos de entrevistas antiguas a aquellos que ya han fallecido, la película de Bao Nguyen reconstruye los aprontes y las instancias de la grabación de “We Are The World”, la canción grabada por USA For Africa que reunió a decenas de figuras en solidaridad con Etiopía.

Que Richie haya sido señalado para componer esa pieza junto a Michael Jackson y que se haya comportado como anfitrión de todas esas estrellas reunidas de una sola vez en los estudios A&M de Los Angeles, es una muestra de la relevancia que había alcanzado con su obra. Junto a Harry Belafonte, que ofició de instigador, y a Quincy Jones, único productor capaz de manejar a una troupe como esa, Lionel Richie se las arregló para que todo saliera de acuerdo a lo programado, una función clave que este largometraje de una hora y media de duración no deja de destacar.

Lo más visto
ilustra-de-rivas-con-cartel-y-llamosas

Llaryora llegó al Imperio en plena campaña: sutil apoyo a De Rivas

Gabriel Marclé
Río Cuarto 11 de abril de 2024

El gobernador lanzó la Guardia Local de Prevención y adelantó más acciones en materia seguridad, en consonancia con la campaña por la intendencia. Llaryora le guiña a De Rivas, pero llama a lograr la unidad peronista. Se prevén visitas más frecuentes del mandatario cordobés, quien comenzará a jugar fuerte desde mayo.

siciliano mesa chica 1

#MesaChica Siciliano: “algunos en Córdoba están esperando que a Llaryora le vaya mal”

Redacción Alfil
Provincial 11 de abril de 2024

El jefe del bloque Hacemos Unidos en la Legislatura pasó por el streaming de Alfil y dijo que “son los mismos que le hacen cosas que a Milei en lo nacional no”. Ratificó que el gobernador les pidió que respalden al Presidente y responsabilizó al juecismo por Tribunal de Cuentas: “hay familias que sufrieron temporales y duermen en albergues porque no se aprueban expedientes”. Qué dijo de Avilés y de Gill.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email