El ajuste afecta más a los jubilados que a las provincias

Aunque la tensión entre Milei y los gobernadores es inédita, la contribución al superávit financiero de la Nación que hizo el recorte las administraciones subnacionales es marginal al lado de la reducción en el valor real de las prestaciones sociales.

Nacional 01 de marzo de 2024 Redacción Alfil Redacción Alfil
2024-02-29-milei

El sector público nacional presentó en enero un superávit primario de $2 billones que, luego del pago de intereses por $1,5 billones, arroja un resultado financiero positivo de $500 mil millones; la primera vez desde 2011 como resaltó el ministro Luis Caputo. El dato importante es que la mayor contribución la hizo la “motosierra” a las prestaciones sociales, más que a las provincias, aunque allí esté la clave de la tensión política.

El ajuste fiscal actual se basa en que mientras la recaudación aumenta a un ritmo parecido a la inflación, los gastos se actualizan por debajo de la inflación. En concreto, el gasto primario cayó un 39%. Como era previsible, la licuación del gasto público generó reacciones. La más enérgica es de las provincias cuestionando el recorte de las transferencias no automáticas. El rechazo es unánime y escala a amenazas drásticas como, por ejemplo, el corte de suministro de energía desde las provincias del sur, señala un informe de Idesa.

¿Cuán importante es la contribución de la caída en las transferencias provinciales en la reducción total del gasto? Según el Ministerio de Economía se observa que la reducción de las transferencias corrientes y de capital a provincias equivale a $0,4 billones; el ahorro por caída real en el gasto en empleados públicos equivale a $1,2 billones mientras que el logrado en prestaciones sociales equivale a $3,8 billones de los cuales el 66% corresponde a las jubilaciones.

“Estos datos muestran que la contribución al superávit fiscal que hizo la reducción de las transferencias a provincias es marginal -señala el reporte-. La licuación que sufrieron las jubilaciones, las asignaciones familiares y los planes asistenciales son 10 veces más que la que sufrieron las transferencias a las provincias. Sin reducción en las transferencias a las provincias, igual hubiera habido superávit financiero. Hay un gran desbalance entre la intensidad de los ajustes y el nivel de conflictos que están generando. Particularmente preocupante es el conflicto con las provincias que son las menos perjudicadas en la licuación del gasto”.

Idesa plantea que el ajuste basado en la licuación se sostiene mientras se mantenga la inflación pero si ésta baja -como el gobierno espera- se producirá el efecto inverso. “Los sindicatos y las agrupaciones piqueteras presionarán para recomponer salarios y planes asistenciales y los ajustes por fórmula de movilidad en las jubilaciones y las asignaciones familiares harán crecer el gasto por encima de la inflación. El resultado financiero positivo tenderá a revertirse. Por esto, es urgente establecer fuentes más genuinas y sustentables de equilibrio fiscal”, añade.

En ese contexto, la consultora subraya que para alcanzar equilibrio financiero sustentable es imprescindible un ordenamiento integral del Estado que comprenda los tres niveles de gobierno (nación, provincias y municipios): “No hay manera de eliminar los crónicos déficits financiero y de gestión que padece el sector publico si no se eliminan los solapamientos tanto en materia de impuestos como de administración del gasto público. Ningún nivel de gobierno por sí solo puede resolver estos problemas. No sirve una reforma tributaria nacional o provincial impulsada de manera unilateral ya que se necesita una reforma acordada entre los niveles de gobierno para unificar y simplificar impuestos. Análoga situación se da ante el desafío de mejorar la calidad de los servicios a cargo del Estado”.

Desde Idesa consideran que la escalada del conflicto entre la Nación y las provincias es una “irresponsabilidad” en la que subyace un grave error de diagnóstico. “Por un lado, desde el punto de vista del ajuste basado en la licuación que impulsa el gobierno, el aporte de las provincias no es decisivo. Por el otro, desde el punto de vista del desafío de migrar hacia un equilibrio fiscal más sustentable, es imprescindible el acuerdo y trabajo conjunto entre la Nación y las provincias. Por lo tanto, en lugar de seguir escalando el conflicto, debería prevalecer un diálogo serio y fundado sobre como ordenar el régimen federal”, concluye.
 
 
 
 
 
 
ResponderResponder a todosReenviar 
Añadir reacción

Lo más visto
ilustra-de-rivas-con-cartel-y-llamosas

Llaryora llegó al Imperio en plena campaña: sutil apoyo a De Rivas

Gabriel Marclé
Río Cuarto 11 de abril de 2024

El gobernador lanzó la Guardia Local de Prevención y adelantó más acciones en materia seguridad, en consonancia con la campaña por la intendencia. Llaryora le guiña a De Rivas, pero llama a lograr la unidad peronista. Se prevén visitas más frecuentes del mandatario cordobés, quien comenzará a jugar fuerte desde mayo.

siciliano mesa chica 1

#MesaChica Siciliano: “algunos en Córdoba están esperando que a Llaryora le vaya mal”

Redacción Alfil
Provincial 11 de abril de 2024

El jefe del bloque Hacemos Unidos en la Legislatura pasó por el streaming de Alfil y dijo que “son los mismos que le hacen cosas que a Milei en lo nacional no”. Ratificó que el gobernador les pidió que respalden al Presidente y responsabilizó al juecismo por Tribunal de Cuentas: “hay familias que sufrieron temporales y duermen en albergues porque no se aprueban expedientes”. Qué dijo de Avilés y de Gill.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email