Panal “mete miedo” para no repetir golpes de Moldes y La Calera

Desde el oficialismo cordobés insisten en llevar las negociaciones con Adriana Nazario -convencida de competir por fuera- hasta la última instancia para no quebrar el voto peronista del 23-J. Desde el Imperio consideran que es una “misión imposible”.

Río Cuarto 04 de abril de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
ilusra-de-rivas-llamosas-y-llaryora-con-fotos (1)
Guillermo De Rivas, Juan Manuel Llamosas y Martín Llaryora.

Por Gabriel Marclé

El peronismo riocuartense podría encontrarse al borde de cruzar una línea de la que será difícil volver. Pese a que el partido conducido por el intendente Juan Manuel Llamosas afirma su trabajo en la campaña de Guillermo De Rivas como candidato con el cada vez más notorio apoyo del Gobierno provincial, el escenario rumbo a las elecciones del 23 de junio parece quebrado al medio por la aparición de Adriana Nazario, quien se encontraría próxima a anunciar el sello que la impulsará como candidata “por fuera” del consenso oficialista

La situación comienza a replicar una foto ya vista en dos oportunidades durante el 2023, cuando el PJ perdió el poder en municipio por dividir su electorado entre dos candidatos. Una de ellas, la de Coronel Moldes, se produjo en el departamento que en menos de tres meses volverá a probar su valía dentro del proyecto de Hacemos Unidos. Desde el Panal cordobés ya bajan mensajes -algunos fuertes- para “meter miedo” y que en el Imperio no se repitan los errores del pasado. Por eso, demandan agotar todas las instancias posibles para evitar el cisma que pondrá en riesgo el proyecto peronista vigente desde 2016.

Entre mayo y junio del año pasado, al PJ cordobesista le dieron dos golpes de esos que duelen y obligan a replantear estrategias. Aunque el de La Calera -con Fernando Rambaldi venciendo al oficialismo- pegó más cerca de Capital, el primero se sintió por Moldes, donde el radical Ezequiel Moiso le dio a Juntos por el Cambio razones de sobra para festejar frente a un peronismo que se jugó una apuesta por un bastión clave para el dominio territorial. En aquella oportunidad, fue uno de La Militante (Ezequiel Moiso) el que tensionó y no cedió ante los ofrecimientos, convencido de que podía ser intendente. Por supuesto, cuando se lo traslada al escenario actual de Río Cuarto, el Panal entiende que el componente delasotista coincide con lo ya visto hace unos meses en la segunda ciudad del departamento: hoy es Nazario la que parece no ceder en la negociación.

Desde hace unos días que el Gobierno de Córdoba viene amagando con meterse a jugar de lleno en la campaña con sus mejores players. Aunque desde el comité de campaña de Guillermo De Rivas aseguran que esto se debe a cumplir con los pasos del plan, puede pensarse que se toman recaudos porque todavía no se lograron cerrar las grietas internas. De hecho, tal vez estas sea la razón por la que el gobernador Martín Llaryora todavía no ha pisado fuerte en la campaña. “Hasta que no baje un poco la tensión, no va a bajar”, le comentaron a Alfil fuentes provinciales.

Si el gobernador no juega fuerte lo antes posible, podría ser un problema para la opción oficialista que lo necesita para seguir subiendo en las mediciones que -dicen- tiene a De Rivas “cada vez mejor” entre los candidatos. En el llamosismo aseguran que ya fue “prometida” una mayor participación del Panal en los próximos días. Un alto emisario del llaryorismo visitaría la ciudad esta semana, para pegarse a De Rivas y -quizá- darle a La Militante de Nazario un mensaje de parte del gobernador antes de su arribo a la campaña.

En el delasotismo local consideran que está todo en marcha para que la ex diputada se presente como candidata y que ni algún ofrecimiento de último momento podrá hacerla claudicar. “Puede venir el gobernador a rogarle, que no se va a bajar. Quiere y puede ser intendenta”, responden en La Militante, donde aclaran que no hay ningún tipo de enojo con la visible postura de apoyo a De Rivas. “Sabemos que somos parte del oficialismo provincial, pero hay que aclarar que no es lo mismo que oficialismo riocuartense”, marcan.

Por lo pronto, en el comando de campaña oficialista sostienen que “de acá al cierre de listas, seguiremos dialogando”. Aun así, puede que esta cuestión sea “para la tribuna”, puesto que en el interior del partido dan por hecho que sumar a Nazario es una “misión imposible”.

Lo más visto
ilustra-de-rivas-con-cartel-y-llamosas

Llaryora llegó al Imperio en plena campaña: sutil apoyo a De Rivas

Gabriel Marclé
Río Cuarto 11 de abril de 2024

El gobernador lanzó la Guardia Local de Prevención y adelantó más acciones en materia seguridad, en consonancia con la campaña por la intendencia. Llaryora le guiña a De Rivas, pero llama a lograr la unidad peronista. Se prevén visitas más frecuentes del mandatario cordobés, quien comenzará a jugar fuerte desde mayo.

siciliano mesa chica 1

#MesaChica Siciliano: “algunos en Córdoba están esperando que a Llaryora le vaya mal”

Redacción Alfil
Provincial 11 de abril de 2024

El jefe del bloque Hacemos Unidos en la Legislatura pasó por el streaming de Alfil y dijo que “son los mismos que le hacen cosas que a Milei en lo nacional no”. Ratificó que el gobernador les pidió que respalden al Presidente y responsabilizó al juecismo por Tribunal de Cuentas: “hay familias que sufrieron temporales y duermen en albergues porque no se aprueban expedientes”. Qué dijo de Avilés y de Gill.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email