Llamosas lidera campaña en barriadas y De Rivas con los críticos

Comienza la caminata de los candidatos por los diferentes sectores de la ciudad y en el oficialismo ya tienen trazada la primera fase, con el intendente haciéndose fuerte en Alberdi y su elegido sucesor sacando provecho de su status con la promesa de “resolver lo que faltó”. Apuntan a aprovechar la sinergia del tándem.

Río Cuarto 08 de abril de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
ilustra-llamosas-y-de-rivas-caminos-diferentes

Por Gabriel Marclé

A fines de marzo, el intendente Juan Manuel Llamosas y Guillermo De Rivas -ya erigido como el candidato oficialista a sucederlo- encabezaron una reunión junto a más de 150 referentes territoriales que se congregaron en la vecinal Alem para trazar los primeros pasos de la campaña en el territorio. Este primer encuentro sirvió para trazar la estrategia por sector, enfocándose en las barriadas y vecinales, pero también en cómo llegar al votante en regiones de la ciudad donde el proceso de ocho años de gestión peronista cosecha críticas.

Tras ser consultados por Alfil, los estrategas del oficialismo dieron pistas sobre el diseñó de una campaña segmentada, con propuestas particulares y pertinentes a cada uno de los sectores definidos desde variables como nivel económico, género y edad. Asimismo, la organización de los ejes territoriales se planteó en “burbujas”, cada una con su mensaje, sus propuestas y características, para evitar conflictos y demandas cruzadas. Sin embargo, la mayor segmentación se dará con los actores que tomarán el centro de la escena en cada territorio: el intendente Llamosas se hará fuerte en las barriadas y De Rivas destacará en el establishment.

La primera conclusión de los diagnósticos conjuntos en el territorio puso en debate la participación y protagonismo de las figuras centrales de esta campaña. ¿Cómo se movilizará Juan Manuel Llamosas? ¿El intendente llevará la batuta o De Rivas tomará las riendas? En el comando estratégico de Hacemos Unidos por Río Cuarto manejan dos planes diferentes, uno para el sector medio-bajo y otro para el medio-alto, donde variarán entre el tándem Llamosas-De Rivas y el “vuelo solitario” de un candidato que también debe destacar por su individualidad.

Es sabido que la mayor pelea por los votos se dará en las secciones populares, con centro en el distrito Alberdi, donde se nuclea la mayor parte de las barriadas. En los sectores medio-bajos, específicamente en barrio Alberdi, Llamosas cosecha los mejores números -según los análisis de Hacemos- y por eso buscará sacar provecho de las caminatas por calle de tierra. Al mismo tiempo, estos lugares configuran un desafío para De Rivas ya que sus niveles de conocimiento deben seguir mejorando para competir con sus rivales. Allí se trabajará la idea de “dupla”, un tándem que permita traspasar la buena imagen de Llamosas a la figura del sucesor.

En sectores medio-altos, Guillermo De Rivas se mueve con mayor facilidad y posiblemente no necesite de Llamosas para acoplar. De hecho, su figura en soledad también puede rendirle porque es allí donde se concentran los sectores que más critican a la actual gestión. Si bien tampoco son tierra infértil para el oficialismo, el mayor objetivo es que el candidato oficialista crezca como promesa del cambio, “despegado” de los posibles puntos flacos de la actual gestión.

En resumen, la propuesta de un doble plan de campaña basado en el protagonismo del candidato oficialista está bastante claro. Para las barriadas, De Rivas tiene que ser la continuidad de Llamosas. En los focos del establishment, “Guille” viene a resolver lo que faltó.

Un armado así solo es posible porque la relación entre el intendente y su elegido sucesor es “muy buena y de mucha sinergia”, según afirman en su entorno. “Esta no es la campaña de Juan Jure y Eduardo Yuni”, apuntan al rememorar el 2016 donde el intendente radical llegaba al fin de sus ocho años teniendo que militar a un sucesor. El peronismo marca que a Jure “lo tenían que esconder” por los malos números de su gestión y que su candidato dependió casi exclusivamente de la ayuda externa de Nación -con Mauricio Macri como presidente. “Llamosas no es esconde”, lanzan.

En los próximos días se empezarán a reuniones estratégicas más grandes donde el oficialismo buscará diagnosticar lo que se necesita en cada sector y, a partir de allí, lanzar sus propuestas. Se tratarán principalmente cuestiones vinculadas a infraestructura, programas y obras que den el impulso final de campaña, con una fuerte identidad localista: más allá de que también aparezcan actores de Córdoba, Llamosas quiere que sus últimos días al frente de la ciudad terminen en nota alta y que la transición hacia la eventual intendencia de su candidato se logre sin sobresaltos.

Te puede interesar
luis-juez (9)

Parodi reafirma perfil “vecinal” (¿Vienen Juez y De Loredo?)

Gabriel Marclé
Río Cuarto 21 de mayo de 2024

Desde el bunker de Primero Río Cuarto afirman que “no es necesario” contar con el espaldarazo de dirigentes provinciales y nacionales. Sin Juntos por el Cambio como sello, no está en los planes la presencia de Juez, Lousteau y de Loredo. “Buenas sensaciones” por las encuestas propias.

Lo más visto
ilustra-llaryora-pescando-con-calvo-prunotto-y-siciliano

La (próxima) avanzada de Llaryora es por los “intendentes” de la Unicameral

Gabriel Silva
Provincial 21 de mayo de 2024

El gobernador se mostró con jefes comunales de la UCR en una foto que difundieron desde El Panal ayer hablando de la incorporación de estos radicales al Partido Cordobés. En simultáneo hay diálogo con los legisladores de peso en el interior para romper el interbloque de Juntos por el Cambio. Porqué el número mágico a partir de junio será 47.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email