De Loredo sondea repatriar a Avilés a la UCR con miras a la interna

El jefe del bloque en Diputados analiza tender algunos puentes con el intendente de Villa Carlos Paz, hoy blanco predilecto de Llaryora y del juecismo. Pero, por ahora con la clave puesta en la interna de septiembre. En la villa serrana reflotan los coqueteos de Avilés con los libertarios

Provincial 29 de abril de 2024 Gabriel Silva Gabriel Silva
ilustra-de-loredo-rappi-entrega-paquete-aviles

Por Gabriel Silva

La interna que tendrá el radicalismo cordobés en la segunda parte de este convulsionado 2024 se profundiza todas las semanas con fichas que se mueven en el tablero de la UCR únicamente en ese sentido: el de ver quién acumula más jugadores de cara a la elección partidaria de septiembre. En este tren, y con una Guerra Fría entre Rodrigo de Loredo y Luis Juez que parece entrar en pausa después de algunas fricciones -la presencia conjunta de la dupla en el tradicional locro del Día del Trabajador que organiza el Frente Cívico este miércoles será una muestra-; el jefe del bloque UCR en Diputados parece acelerar a fondo con el objetivo de tomar el control de su partido.

En esa instancia, todos suman y un bastión fundamental será el departamento Punilla, cuya ciudad más poblada es gobernada por un desafiliado de la UCR como es el intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés. Quien, además, es hoy el blanco predilecto tanto del gobernador Martín Llaryora como del juecismo en el Concejo de Representantes carlospacense.

Avilés, que nació en el radicalismo, pasó al juecismo, se convirtió al vecinalismo y selló una alianza estratégica con el PJ provincial de la mano del exgobernador Juan Schiaretti y el socialismo, en la actualidad es uno de los ‘sueltos’ que figura en el tablero político cordobés con miras al 2025 y al 2027. En la villa, dicen que esto responde al rol de un dirigente que tanto peronistas como radicales definen como “jabonoso”; mientras que, una buena porción observa a Avilés con ganas de enrolarse en ‘las fuerzas del cielo’ y alinearse con el gobierno nacional de Javier Milei. La escala que, hasta ahora, le falta al intendente de la perla de Punilla.

¿Con quién juega De Loredo?

La semana pasada, una fuente legislativa reconoció a este diario que existían algunos sondeos para alinear a De Loredo con el intendente carlospacense pensando en el futuro inmediato y únicamente en clave de interna UCR. Versión que alteró el clima en Punilla por el vínculo directo de De Loredo con el exintendente Carlos Felpeto y con Pía, actual concejala por la oposición e hija del caudillo que el radicalismo tiene a la vera del lago San Roque.   

De hecho, Pía fue la representante de Villa Carlos Paz y de Punilla en el reciente encuentro que todos los concejales y tribunos de cuenta del radicalismo en toda la provincia que se llevó adelante en Río Tercero. Y el diálogo de la concejala, tanto con el diputado como con referentes del deloredismo en la Unicameral y en el Concejo Deliberante capitalino es constante.

“Se quieren pasar de naranja a violeta, tiene muchas ganas de prenderse con Milei y hay gente de él que está detrás de la pelea del sello libertario”, reconoció una fuente que conoce el microclima radical en Punilla y desafía: “los ajustes a la planta política que anunció son humo, saca a funcionarios pero los recontrata como locación de servicio. Siguen todos en el Municipio”.

No obstante, radicales con despacho en la capital cordobesa ratifican lo “zigzagueante” de Avilés y repasan “cag… a todos. Desde (José Manuel) De la Sota a (Mauricio) Macri, pasando por (Martín) Llaryora”. Y recuerdan las veces que lo dejó ‘pagando’ al actual gobernador en plena campaña con promesas de asistencias a actos o recorridas a las que no llegó nunca.

“Cuando se estaban cerrando las listas, mandó gente al Orfeo prometiendo que si bajaban al juecismo de la pelea por la banca departamental, él se sumaba a Juntos por el Cambio. A esa hora, tenía tropa cerrando con el peronismo”, recordaron.

Finalmente, no sólo que en aquel momento no hubo acuerdo sino que la banca quedó para el juecista Walter Gispert, otro de los rivales en el territorio que tiene Avilés.

Sin embargo, pensando en la interna, y a pesar de la desafiliación al radicalismo que el propio Avilés impulsó, algunas voces con peso dentro del partido a nivel provincial no se expresaron con la misma contundencia en contra de él como sí lo hicieron por otros radicales. Caso, la actual vicegobernadora Myrian Prunotto o el exlegislador provincial y actual funcionario provincial, Orlando Arduh.

Es más, a Prunotto –y otros radicales- se le inició el trámite de expulsión y Avilés lo impidió al ser él quien se desafilió del centenario partido. Sin embargo, hasta diciembre al Comité Carlos Paz lo controló Juan Lucero, actual integrante del gabinete de Avilés y, al igual que el intendente, muy crítico con la conducción que ejerce en el partido, Marcos Carasso.  

A Lucero, también el Tribunal de Conducta de la UCR lo apercibió con una suspensión provisoria a la que el funcionario devolvió iniciando un camino de apelación.

Blanco de Llaryora y de Juez

Desde que arrancó el tercer mandato en Carlos Paz en diciembre pasado, Avilés fue puesto en el foco por el gobernador Llaryora y también por dirigentes de peso en el juecismo. En El Panal sienten que el carlospacense se muestra todo el tiempo desafiando a Llaryora, tuvieron serios cruces por obras y saneamiento del San Roque, y lo ven endureciendo sus críticas con el objetivo de lograr una proyección.

El caso del juecismo también obedece a cómo se portó en su momento con el líder del Frente Cívico y las maniobras que intentó el año pasado para que la fuerza liderada por el senador no alcanzara el escaño departamental.

No obstante, la política cordobesa de los últimos meses no encontró fuertes críticas de De Loredo a Avilés. Ni siquiera por las idas y vueltas que el carlospacense tuvo con el radicalismo; cuestiones por las que sí el radical es contundente con otros. Por ejemplo, Prunotto.

Las necesidades por la puja partidaria dirán si esto se traduce en minué, y si es que los tradicionales lazos del deloredismo en Punilla lo permiten. 

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email