¿Quién capitaliza Ley Bases rumbo al Pacto de Mayo?

La manera en la que se defina el paquete legislativo de Milei en el Congreso acomodará el álbum de cara al 25M. Llaryora, Juez y De Loredo, por el rol institucional de cada uno, tendrán protagonismo asegurado. La duda es quién acapara el capital político de guiños a los libertarios, en una provincia donde Milei sigue con una imagen por encima de ellos tres.

Provincial 06 de mayo de 2024 Gabriel Silva Gabriel Silva
ilustra-de-loredo-llaryora-y-juez-en-el-laberinto

Por Gabriel Silva

Los tres senadores cordobeses, como antes lo hicieron la mayoría de los diputados de esta provincia, terminarán de respaldar la Ley Bases que impulsa el presidente Javier Milei en el Congreso. Las razones, tal como lo blanqueó la semana pasada la diputada radical Soledad Carrizo en el streaming de Alfil, se deben a que una buena porción de la clase política cordobesa está convencida de las reformas libertarias, pero fundamentalmente porque votan mirando encuestas acerca de cómo siguen los números de Milei en Córdoba.

Y allí, ninguno de los políticos cordobeses en funciones le mueve la aguja al líder libertario. El único que arrastra una continuidad de buenos números es el exgobernador Juan Schiaretti, quien amaga con su relanzamiento, mientras mira en la lejanía las Legislativas 2025.

Sin embargo, la tríada de la política cordobesa 2024, no termina de reconfigurar la hoja de ruta rumbo al Pacto de Mayo. Se sabe, si los tiempos al Gobierno nacional se lo permiten, la ley puede salir en el Senado y la foto -probablemente en el Palacio de Tribunales- les dará por el carácter institucional un buen lugar a los tres: el gobernador Martín Llaryora, el senador Luis Juez y el diputado Rodrigo de Loredo.

No obstante, la carrera que disputan para capitalizar los resultados de la Ley Bases y los gestos al gobierno de La Libertad Avanza se vivirá con intensidad en las próximas semanas.

El delicado equilibrio de Llaryora

En términos boxísticos, cuando el gobernador intentó entrar en el golpe por golpe o acudir al clinch, no le fue para nada bien. Todo lo contrario. Para el cordobés medio, en el libra por libra opta por Milei y no por Llaryora, ya que ni siquiera a las consecuencias económicas de la crisis el gobernador las pudo trasladar al libertario.

Por esto, el equilibrio que pretende hacer de manera constante el gobernador en las últimas semanas. Impulsa por un lado que se acompañe la Ley Bases, necesitado además de un aval nacional para cumplir con pagos de la deuda en junio, pero cuando tiene la posibilidad se distancia de la política libertaria elogiando la educación pública o fomentando -de manera tardía- la vacunación en contra del dengue.  

Ambivalencias que en el seno libertario ya las reconocen y es uno de los motivos por los que la desconfianza crece. Milei desconfía de Llaryora y viceversa. Incluso, porque el libertario observa cómo lo quieren correr con un armado de centro con otros gobernadores. “El Presidente sabe que eso huele a una barrera institucional con Schiaretti y (Horacio) Rodríguez Larreta”, dijo un libertario ayer a este diario.

En la diaria de la gestión, hace unas semanas que el cordobesismo se vio obligado a volver a las bases. Aunque por ahora, la promesa llaryorista de una obra en cada municipio, independientemente del color político del intendente, genera interrogantes incluso en muchos de los que son anfitriones del gobernador cada semana en el interior.

No obstante, el otro problema doméstico son el loteo, los roces y las miradas de reojo en el gabinete. Había molestia con algunos ministros, sobre todo los extrapartidarios a los que les pisaron contratos o nombramientos y les rodearon el despacho, mientras los cuestionan por el poco vuelo de las carteras que conducen. Y cuando no pueden salir a cruzarlos desde adentro por la gestión y ven que hay un respaldo fuerte, como es el caso del ministro de Seguridad, Juan Pablo Quinteros, algunos activan el diálogo con opositores.

Por caso, Quinteros estará mañana en Buenos Aires con un anuncio importante en torno al futuro en las canchas del líder de ‘la 12’, Rafael Di Zeo. Antes, hubo una conversación durante el fin de semana de casi una hora entre él y la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich; en una de las áreas que sí muestra una coordinación sustancial entre El Panal y Casa Rosada.

Vínculo que inquieta tanto a dirigentes del peronismo como de la oposición.

Juez apura la votación y espera el doble comando

Superada la instancia de la votación Ley Bases en Diputados, las próximas horas serán clave para saber si obtiene dictamen e ingresa al recinto en el Senado. Y si, una vez en plena votación en la Cámara alta, no se somete la ley a alguna modificación que la haga retornar a Diputados. Como sea, es decir, independientemente de si la ley resulta aprobada antes del Pacto de Mayo o no, Juez tendrá protagonismo asegurado.

En esto coinciden todos. Pasó la escala deloredista y llega el momento de Juez a quien también miran los libertarios con recelo. Porque, como dijo el empoderado diputado libertario Gabriel Bornoroni el viernes pasado en Alfil TV hacia adelante van a “buscar un candidato liberal puro”.  “Las puertas están abiertas, pero yo veo a las personas de dónde vienen y nosotros vamos a tener candidatos liberales puros”, dijo Bornoroni después de criticar a Llaryora por no bajar el gasto y decir que “el gobernador le debería copiar un poco más a Milei”.

Es decir, la sola sospecha de un coqueteo de Juez con los libertarios rumbo al 2025 genera recelo incluso en el propio campamento LLA.

Mucho antes de esa discusión, Juez cumplirá y hará lo imposible para que la Ley Bases salga. Incluso, votar con las dos manos, como dijo la semana pasada. Sabe que no paga los costos con su partido como sí atravesó De Loredo en el radicalismo y es consciente, además, de que una aprobación antes del Pacto de Mayo le dará aún más vuelo.

No solo en la consideración de Milei, también en la del expresidente Mauricio Macri que estará en Córdoba el 25M y con quien el senador habla cada vez más.

De Loredo y la turbulencia radical

El radical fue uno de los más castigados por su acompañamiento. Incluso, es cuestionado por una facción libertaria que agradece el voto, pero le quita importancia al rol como jefe de bloque que tuvo el cordobés.

Atrapado entre las fricciones de las autoridades del partido y el peso de los gobernadores, no lo dirá, pero desea un desenlace complejo en la votación para Martín Lousteau en el Senado.

Antes del Pacto de Mayo sorteará el escollo en el que se convirtió Villa Giardino y, al igual que Juez, aguardará directivas de Macri para lo que viene. Por ahora, la orden innegociable para ambos sigue siendo la unidad. 

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email