Alfil Alfil

Roca y Fernández, antípodas presidenciales

El debate por el legado del dos veces presidente nos hace reflexionar sobre el lamentable papel de quien hoy solamente ejerce formalmente la primera magistratura.

Nacional 28 de julio de 2023 Javier Boher Javier Boher
2023-07-27-roca-fernandez

Por Javier Boher

[email protected]

Faltan dos semanas para las PASO y el país está en una especie de acefalía: nadie sabe -ni le importa- dónde está o qué hace el presidente. Es muy interesante que en un país con una tradición tan hiperpresidencialista como el nuestro Alberto Fernández sea un ser intrascendente para la vida de la gente.

Casualmente esta semana se dio un intenso debate en las redes por la decisión del Concejo Deliberante barilochense de quitar el monumento a Julio Argentino Roca que mira hacia el lago Nahuel Huapi desde la explanada del Centro Cívico. Roca y Fernández probablemente sean los extremos de un largo espectro en el que se pueda ubicar a los presidentes argentinos. Fernández no tiene ni un ápice de la grandeza que rodea al presidente más resistido por las hordas reaccionarias de un peronismo siempre antiliberal.

A diferencia del siempre porteño Fernández, Roca probablemente sea el presidente con la vida más federal de todos. Nació y se crió en Tucumán, fue a la escuela en Entre Ríos, recorrió la Mesopotamia peleando en la Guerra del Paraguay y contra las insurgencias internas posteriores, rebeliones que eran frecuentes antes de su labor y que también lo llevaron a Mendoza, San Juan, La Rioja y Salta; vivió en la línea de frontera al sur de Córdoba y al norte de Santa Fe y fue comandante en San Luis. Cruzó La Pampa y llegó a Río Negro con la Campaña al desierto, que terminó incorporando la Patagonia al país, la que recorrió por su costa cuando fue hasta Ushuaia (fundada por decisión suya en su primera presidencia) para sellar la paz con Chile. Fue responsable de la federalización de Buenos Aires y ejerció la presidencia desde dicha ciudad.

Fernández, por su parte, apenas si visita las provincias en las que gobiernan los amigos que le pueden asegurar que no será abucheado. Viaja por el exterior y sueña con que es un personaje relevante para la política global, cuando ya ni siquiera tiene el control del Gobierno que preside formalmente.

Roca agrandó y unificó el país, pacificando el interior y fomentando el comercio interno, abrazando el liberalismo económico que trajo prosperidad a esta tierra. El gobierno de Fernández sigue poniendo impuestos a las importaciones y desdoblando el tipo de cambio, sumando más trabas para los productores. Las rutas de Jujuy siguen cortadas, una postal de lo que tantas veces pasa en tantas calles o rutas del país, donde no existe el imperio de la ley y el orden.

Roca, además, fue responsable de la materialización de un Estado laico, que lo llevó a romper relaciones con el Vaticano. Fernández, por su parte, declaró que le pidió ayuda al Papa Francisco por el tema de la deuda y que ha estado siempre muy presente dando una mano a Argentina.

Roca fue responsable político de la ley 1420 de educación primaria obligatoria y laica, primer hito de varios que llevarían a la universalización de la educación antes de que lo hicieran varias potencias mundiales. Fernández tuvo las escuelas cerradas durante un año entero por la pandemia, a contramano de lo que indicaba la evidencia a nivel global.

Roca supo construir una figura de autoridad donde antes no existía. El presidente de la nación no era la persona más importante del país cuando accedió a la primera magistratura, situación que cambió por la firmeza y la determinación con la que ejerció el rol. Fernández se encargó de diluir el poder del ejecutivo nacional, exponiéndose al destrato de subalternos, opinadores y supuestos aliados.

Ese es el peor legado del actual presidente, la licuación del poder presidencial como nunca antes se había visto. Las comparaciones son odiosas, pero al menos De la Rúa llegó al cargo habiendo ganado previamente elecciones por mérito propio (e incluso una interna), no de prestado por la decisión de un tercero.

Cuando hace un par de meses la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, solicitó asistencia al Gobierno Nacional, Fernández le respondió que esos son asuntos de seguridad que le corresponden a las provincias, desentendiéndose de su responsabilidad como Jefe de Estado y encarnación del espíritu de la Nación. Roca estuvo siempre del lado del poder del Estado, contribuyendo a (o construyendo) una estructura de poder nacional que sometiera a todo el territorio a una única identidad y burocracia nacional para imponer reglas de convivencia.

Fernández es, en todos los sentidos imaginables, la negación del espíritu de Roca. Sin iniciativa propia, sin base de sustentación que le dé autonomía, sin coraje para tomar decisiones, sin visión federal y con una mirada que no supera los 70km que hay desde el puerto, Fernández no es rival para la memoria del mejor presidente de la historia argentina, el que con su obra fundó un país que se resiste a desaparecer.

La estatua que quieren remover los barilochenses muestra al prócer en su vejez, a rienda floja sobre un caballo que estira su cuello por el cansancio. Tiene las cuatro patas en el suelo, más modesto que los típicos bronces que se le dedican a los hombres de armas. No tiene una pose belicosa, sino reflexiva, como contemplando ese extenso lago que es argentino porque -entre otras cosas- él firmó el decreto de creación de la ciudad de Bariloche para poblar de argentinos la zona cordillerana.

Eso sí, si tuviera enfrente a Fernández y viendo lo que ha hecho con su legado, no dudaría en azuzar al pingo y elevar el rebenque en el aire para buscarlo y llamarlo al orden.

Lo más visto

ilustra-nazario-se-corta-de-union-por-la-patria

Tensión en el delasotismo abre grietas hacia la campaña 2024

Gabriel Marclé
Río Cuarto 22 de septiembre de 2023

Cruces entre La Militante y el delasotismo massista por los bandos elegidos en la carrera hacia las presidenciales. Con Adriana Nazario afirmando su trabajo en la campaña de Juan Schiaretti, los aliados con UxP habrían amenazado con cascotearle la candidatura municipal.

schiaretti (6)

Schiaretti defiende puesto en Córdoba (paga bono) y selecciona salidas

Bettina Marengo
Provincial 22 de septiembre de 2023

El candidato presidencial estuvo en Rosario ayer, donde arañó cinco puntos en las PASO, y volverá a CABA en octubre a un desayuno de la Mediterránea. La Provincia custodia el voto en Córdoba: ayer cerró tema paritarias con pago extra de 30 mil para activos y de 24 mil para jubilados.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email