Conjeturas para los próximos dos meses

El resultado ha sorprendido a muchos analistas, que deben reconfigurar sus antenas para tratar de resolver qué pasará de acá a las generales.

Nacional 14 de agosto de 2023 Javier Boher Javier Boher
14-08-2023_buenos_aires_el_diputado_nacional

Por Javier Boher

[email protected]

Cuando me siento a escribir esta nota todavía no hay ningún dato publicado, pero los rumores se multiplican con fuerza en las redes sociales. Javier Milei sería el candidato más votado, con algo así como el 25% de los votos. Las encuestas más optimistas lo dejaban apenas por debajo de eso, mientras que el promedio de las mismas le daba alrededor de 20%.

De confirmarse ese escenario, lo que descubriremos en el transcurso de la escritura de esta columna, el panorama político hacia adelante cambiaría con fuerza. Primero vamos a refrescar algunas ideas que hemos ido trabajando desde estas páginas, para luego contrastarlas con lo que efectivamente ha pasado.

Este humilde servidor ha planteado en más de una ocasión que la polarización interna de Juntos por el Cambio apuntaba a ensanchar el caudal de votos para mostrar más fuerza en la elección general. Siendo el espacio más votado, la distancia hacia el 40% es menor, lo que acerca la posibilidad de triunfo. Hay dos problemas en ese sentido: mucha interna habría disuadido a algunos de votar por Larreta o Bullrich, lo que dejaría más lejos esos números deseados. En segundo lugar, no es lo mismo disputar el centro del espectro con una candidata como Bullrich que con un candidato como Larreta: ¿puede perder fuerza de captación de votos, o puede conseguir más votantes que prefieran un uso útil del sufragio desde ambos extremos?.

Otra idea es el voto peronista que recibiría Milei. El sujeto “joven-enojado-antisistema” fue un voto perdido por el kirchnerismo, pero no es un voto antiperonista. De hecho, el kirchnerismo perdió alrededor de 15 puntos entre las PASO 2019 y estas, mientras que Juntos por el Cambio recibió casi la misma cantidad de votos. El voto de Milei es un voto principalmente peronista, aunque no se identifique así: la lógica movimentista o caudillista existe con mucha fuerza en ese espacio, que puede seguir creciendo si juega con fuerza la carta de que salieron primeros, ya que a la gente le gusta ir con la mayoría, no ser un paria de la minoría.

La tercera idea trabajada habitualmente es la de la gobernabilidad. ¿Cómo se supone que pueden seguir los próximos cuatro meses hasta la transición? Ya lo vivimos con Mauricio Macri, pero con una diferencia: el ex presidente encaró su gira despedida, creció en las urnas y consolidó un voto opositor importante, que se ve reflejado en bloques legislativos importantes. Terminó su gobierno con malos números en lo económico, pero buenos números en lo político.

El kirchnerismo corre el riesgo de salir tercero en octubre, con su candidato más votado en las PASO habiendo salido tercero en la elección. Es una derrota gris, sin posibilidades de épica. ¿Cómo seguir desde acá?.

Respecto a la gobernabilidad, otra duda es qué equipos empezaría a presentar Milei a partir de mañana, o cómo trataría de conseguir apoyo de gobernadores electos. Ese es uno de los grandes problemas del país: los cuatro distritos que definen el presidente no sirven para gobernar, ya que quedan otros 20 donde hay estructuras políticas que dan respaldo legislativo y son fundamentales para el día a día.

A partir de esas ideas queda empezar a plantear conjeturas sobre qué podría pasar desde acá hasta octubre. Esto no es más que un ejercicio de la imaginación, donde tratamos de aventurar posibles vías de acción para los candidatos y fuerzas políticas que encaran este nuevo tramo de la elección.

En primer lugar, hay que ver qué va a pasar con Milei. Las PASO sirven como una primera vuelta, un filtro que ayuda a tener una segunda oportunidad cuando lo que se fantaseaba se convierte en una realidad. ¿Le ganará la euforia y se volverá a desatar en su furia contra la casta y la izquierda?¿retomará su retórica combativa, sus insultos permanentes, su descalificación para todos los que no se alinean con ellos?¿o se moderará parcialmente para tratar de crecer sobre los votos de Patricia Bullrich? Parece difícil que el economista pueda crecer mucho más allá de esta performance, salvo que pueda personificar la oposición a un kirchnerismo languideciente. Seguramente todos los otros espacios jugarán la carta del miedo respecto a lo que podría pasar en un gobierno del economista.

El verdadero rompedero de cabeza lo tiene el oficialismo: ¿cómo se sigue a partir de ahora, sabiendo que es casi imposible ganar la elección?. Massa debe pensar en un plan que le permita mejorar sus números, que se puede dar solamente si se producen ciertos cambios en la economía. Puesto a arriesgar, una leve corrección cambiaria brusca en el oficial, para cumplir con el FMI y recibir los desembolsos acordados, que den aire por dos meses. Una reducción simbólica de las retenciones, con una mejora del tipo de cambio. Suspensión del IVA a la canasta básica por tres meses, como hizo Macri, a los fines de contener la inflación en esos rubros. Solamente necesitan llegar a octubre para hacer un papel digno y a diciembre cuidando la imagen para soñar con en algún momento, haciendo un gran esfuerzo para no irse como el radicalismo en 1989.

La otra opción -muy poco probable- sería que Massa abandone su candidatura, tratando de que ese voto kirchnerista, refractario a la derecha de Milei y Bullrich, trate de colarse en el ballotage con la última bala que le queda al peronismo, la candidatura de Juan Schiaretti. De suceder, Alberto tendría razón al decir que fue el que mató al kirchnerismo.

El sentimiento antisistema y anticasta le permitió a Milei hacer una elección muy importante en las PASO. Fue un llamado de atención para el resto del espectro, que necesita ordenar su discurso para evitar ser deglutido por un personaje que no cree, ni siquiera de manera retórica, en la democracia liberal republicana en la que la división de poderes es la clave para el respeto de los derechos y libertades individuales.

Lo más visto
ilustra elecciones de rivas parodi y nazario

A nueve días de las urnas, intimida el voto indeciso y “apático”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 14 de junio de 2024

Los candidatos siguen el curso de su campaña y enfocarán sus últimos esfuerzos en el electorado indeciso, que -según las encuestas- todavía se ubica por encima del 10 por ciento. De Rivas, Nazario y Parodi apuntan a diferentes estrategias, entre la construcción del “ganador lógico” y la proyección del exilio por fin de semana largo.

ilustra-milei-entrando-a-cordoba-con-carro-y-leones

Para los libertarios, la sesión del Senado consolidó el voto cordobés

Felipe Osman
Provincial 14 de junio de 2024

Los libertarios están exultantes. Aseguran que en Córdoba Milei consiguió condicionar a todo el arco político y consolidar el acompañamiento del electorado. Las primeras conclusiones de su rastrillaje en redes sociales apuntan a la quema del móvil de Cadena 3 como el “error no forzado” más grave del “kirchnerismo”.

intendentes (4)

Intendentes ex Juntos por el Cambio exploran vías de gestión

Carolina Biedermann
Provincial 14 de junio de 2024

Los intendentes de Sierras Chicas, pertenecientes al Ente Intermunicipal G6, se reunieron con Martín Menem en el Congreso de la Nación y esperan su visita en Córdoba para julio. En paralelo, Rodrigo De Loredo recibió a los de la UCR para gestionar servicios dependientes de Nación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email