Fassi, ¿en ambos lados del escritorio?

Suspicacias se generaron en el ambiente futbolero por las ventas de Santos y Valoyes al Juárez de México, donde el titular albiazul también ejerce una función deportiva-asesora. ¿Es ilegal? ¿Es ético?

Provincial 01 de septiembre de 2023 Redacción Alfil Redacción Alfil

Federico Jelic  

2023-08-30-fassiLa administración Fassi en Talleres sigue haciendo historia y rompiendo récords, en este caso, en el torneo financiero, con números y cifras inusitados al acostumbramiento popular años atrás. La transferencia del colombiano Diego Valoyes al Juárez de México representó un registro exponencial, la más elevada en los anales del club albiazul y del fútbol cordobés. En lo deportivo el equipo goza de muy buena salud y con chances netas de meterse otra vez en Copa Libertadores, pero llama la atención el avance desde las finanzas, donde no deja de crecer a pesar del contexto inflacionario y de inestabilidad en el país. Y claro, es que negocia en dólares, así es más fácil todo…  

A saber: 8.500.000 dólares por el 50 por ciento del pase de Valoyes es una cifra sideral para este mercado argentino bastante devaluado, pero, de todas formas, el monto final de la operación fue de casi 14 millones de la misma moneda, si se tiene en cuenta también la cesión de la mitad de los derechos económicos de Michael Santos más las llegadas de Tomás Molina y Castro, de la misma franquicia mexicana.   

Ahora, dentro de las conversaciones, llama la atención al menos las puntas de la mesa: Fassi como presidente de Talleres negociaba con Juárez cuyo responsable y manager deportivo es también Andrés Fassi. ¿Estuvo en ambos costados del escritorio en la operación? ¿Es ético desde los principios deportivos y reglamentarios? ¿Es ilegal? Pues no, por más que cause ruido y genere polémica, hay amparo legítimo para concretar dichas transferencias.  

De barrio Jardín a México 

Fassi, de Talleres y responsable de Juárez  

“Talleres hace una operación de más de diez millones de dólares: 8.500.000 por Valoyes y 2.200.000 por el 50% de Santos. Con los demás clubes, sumando todo, llegábamos a 7.800.000 dólares como máximo", relataba Fassi en declaraciones periodísticas, siendo muy claro en las razones de comerciar con México y no en el mercado local, sobre todo por el interés de Boca Juniors por el colombiano.  

“Decían que Fassi negocia con Fassi y no fue así. No soy director deportivo, ni empleado de Juárez, soy el responsable de todas las decisiones deportivas. No tengo sueldo, no me voy a ir a vivir a México”, agregó el ex hombre fuerte de Pachuca.  

“Los rumores dicen que me siento de un lado y del otro de la mesa para negociar, pero no es así, yo me siento de un solo lado: del lado del presidente de Talleres. Soy responsable en Juárez, entidad que tiene un presupuesto, una estructura autónoma y gracias a lo que Fassi generó en 30 años de seriedad y credibilidad es que puedo recomendar esta conversación. A esta gente no le voy a vender cualquier cosa, no les voy a mandar jugadores que no rindan, pero la vida también es riesgos y si no hubiera tomado riesgos, Talleres no hubiese llegado tan lejos en lo deportivo ni en lo económico en mi proceso”, argumentó Fassi, hablando de sí mismo en tercera persona. 

De todas maneras, las situaciones reglamentarias y los grises existentes entre la AFA y la Federación mexicana permiten que un dirigente pueda tener incidencias en dos entidades. En Argentina no está permitido, ya que, a diferencia de las Sociedades Anónimas, en la liga local impera aún la naturaleza jurídica de entidad civil sin fines de lucro en los clubes. Asimismo, esta operación no cumple con las normas básicas del Compliance Corporativo en cualquier negociación empresarial.  

La doble función de Fassi ha levantado suspicacias y críticas en el ambiente futbolístico, al considerar que hay un conflicto de intereses entre su rol como presidente de Talleres y su papel como asesor del Club Juárez. ¿Cómo puede gestionar dos clubes a la vez? ¿Qué garantiza que no haya favoritismos o perjuicios para alguna de las partes? ¿Qué criterios utiliza para valorar a los jugadores?  

¿Es ilegal lo que hace Fassi? Por lo pronto no, ya que se trata de dos federaciones distintas y con diferentes reglamentos con respecto a la participación de sus socios y presidentes. En México, el fútbol es privatizado y los clubes son franquicias que pueden tener dueños e inversionistas. En Argentina, en cambio, el fútbol es amateur y los clubes son asociaciones civiles sin fines de lucro. Por lo tanto, no hay ninguna norma que impida a Fassi actuar en ambos clubes.  

¿Es ilegítimo? Tampoco o al menos, no hubo sanciones ni bloqueos a ese acuerdo, ni de AFA ni de FIFA ni de ningún ente o Tribunal especializado en la materia. 

¿Es ético? Esa es otra cuestión más difícil de responder, ya que depende de la posición subjetiva a la hora de interpretar, aunque está claro que genera intrigas con relación a quién puede favorecer o si se induce a eso en el convenio. 

¿Y la AFIP? ¡Será cierto que el organismo recaudador nacional lo tiene a Talleres bajo la lupa por estas transferencias? Desde barrio Jardín indican que cada arreglo cumplió con la parte impositiva y que no tienen nada que temer.  

Reprochable para algunos, legítimo para otros, mientras tanto, Fassi avanza en sus negociaciones, actuando corporativamente con la gente de Juárez, con quien comparte sociedad y podrían invertir en el mercado europeo y español. Por lo pronto, las arcas de Talleres lucen contentas. 

Te puede interesar
gabinete-nacional-bar

El verdadero cambio implica un necesario llamado al consenso

Gabriel Silva
Provincial 29 de mayo de 2024

El ascenso de Francos de la cartera Interior a la jefatura de Gabinete se encuentra atado a una imperativa y genuina convocatoria al diálogo. Difícil desafío para un gobierno que construyó su narrativa desde el antagonismo directo a los K; con los mismos modos y, probablemente, idénticos resultados.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email