El mundo, desde la ventana del cuarto

Las palabras de Bizarrap al agradecer el jueves pasado el Grammy Latino que recibió por su sesión 52, resultan elocuentes a la hora de evaluar hasta dónde ha llegado esta tendencia que en la actualidad es predominante, con músicos que apelan a las nuevas tecnologías para trascender.

Cultura 20 de noviembre de 2023 J.C. Maraddón J.C. Maraddón

Por J.C. Maraddón
[email protected]

ilustra-bizarrapDespués de largos años en los que para ganar prestigio en la música había que hacer una carrera en serio o sino tener un talento superlativo forjado por pura intuición o en conservato-rios, pasada la mitad del siglo veinte el rocanrol democratizó las cosas y hubo una avalancha de estrellas de la canción que suplían con carisma y estribillos pegadizos las carencias que pudiesen tener a nivel profesional. Y aunque después ese género se lanzó a la conquista del público de la alta cultura con creaciones progresivas y sinfónicas, siempre existieron aquellos que desde los márgenes y con precarias herramientas alcanzaban la fama.

En eso, el punk fue quizás el movimiento que llevó las cosas más lejos, al transformar en figuras mundiales a intérpretes que apenas si podían tocar y cantar de forma rudimentaria, pero que gracias a su actitud y a su mensaje visceral lograban hacerse escuchar y vender discos por millares. Este fenómeno probó una vez más que no era imprescindible ser un erudito en la materia para confeccionar obras memorables, sino que bastaba con redondear una idea que tuviera el empuje y el magnetismo necesarios para que el público la hiciera propia y considerase la posibilidad de identificarse con ella.

Pero en estos rincones del planeta, hubo desde siempre para los rockeros diversas barreras que impedían su acceso a la masividad, más allá de cuáles fuesen sus condiciones compositivas e interpretativas. Y uno de esos obstáculos ha sido la dificultad de procurarse los instrumentos musicales que requiere un proyecto de este tipo, porque los precios de esos objetos suelen estar fuera del alcance de alguien que no esté por encima de la clase media. Este im-pedimento ha sido letal para los artistas de los suburbios, quienes por mucho que se esforza-sen no podían contar con los medios para comprar un insumo imprescindible.

Y otro freno a sus inquietudes ha sido también en otros tiempos el intrincado camino que lleva de la sala de ensayos a la grabación del disco y a los shows rentables, un ascenso vedado para los que no consiguen atravesar los laberintos que planteó hasta no hace mucho la industria discográfica. Los costos del lanzamiento de un álbum y de la puesta en escena de un show, requerían entonces de una inversión que ponía a los artistas en manos de empresarios que no siempre tenían intenciones culturales, sino que más bien se guiaban por patrones comerciales reñidos con el arte por el arte.

Las nuevas tecnologías, que también han traído consecuencias negativas, tuvieron un papel esencial en el quiebre de esas estructuras cerradas. En las últimas décadas, han sido numerosos los proyectos musicales que han cobrado trascendencia a partir de una iniciativa resuelta en el ámbito hogareño, a través de elementos a los que cualquiera podría apelar sin mayores gastos. Y luego, las plataformas de streaming brindan la vía para que esas producciones se distribuyan y lleguen a la gente, facilitando la dinámica de un circuito en el que antes había intermediarios que complicaban la circulación de la música.

Las palabras de Bizarrap al agradecer el jueves pasado el Grammy Latino que recibió por su  sesión 52, resultan elocuentes a la hora de evaluar hasta dónde ha llegado esta tendencia que predomina en la actualidad. “Impresionante el reconocimiento que le dan a este proyecto que empecé en mi cuarto con una computadora”, dijo el casi siempre silencioso productor argentino, el auténtico astro de una velada en la que no faltaron celebridades. Su consagración demuestra que los límites para la creación se han extendido y que los talentos dispersos por el mundo pueden llegar a buen puerto si buscan la manera correcta de hacerlo.

Lo más visto
ilustra elecciones de rivas parodi y nazario

A nueve días de las urnas, intimida el voto indeciso y “apático”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 14 de junio de 2024

Los candidatos siguen el curso de su campaña y enfocarán sus últimos esfuerzos en el electorado indeciso, que -según las encuestas- todavía se ubica por encima del 10 por ciento. De Rivas, Nazario y Parodi apuntan a diferentes estrategias, entre la construcción del “ganador lógico” y la proyección del exilio por fin de semana largo.

ilustra-milei-entrando-a-cordoba-con-carro-y-leones

Para los libertarios, la sesión del Senado consolidó el voto cordobés

Felipe Osman
Provincial 14 de junio de 2024

Los libertarios están exultantes. Aseguran que en Córdoba Milei consiguió condicionar a todo el arco político y consolidar el acompañamiento del electorado. Las primeras conclusiones de su rastrillaje en redes sociales apuntan a la quema del móvil de Cadena 3 como el “error no forzado” más grave del “kirchnerismo”.

intendentes (4)

Intendentes ex Juntos por el Cambio exploran vías de gestión

Carolina Biedermann
Provincial 14 de junio de 2024

Los intendentes de Sierras Chicas, pertenecientes al Ente Intermunicipal G6, se reunieron con Martín Menem en el Congreso de la Nación y esperan su visita en Córdoba para julio. En paralelo, Rodrigo De Loredo recibió a los de la UCR para gestionar servicios dependientes de Nación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email