Nuevos recortes de los días de papel Córdoba, 1908

Notas sobre personajes cordobeses, incluidos políticos y funcionarios, así como algunas referencias festivas de la provincia mediterránea, ocupaban páginas de “Caras y Caretas” durante el año 1908.

Cultura 22 de noviembre de 2023 Redacción Alfil Redacción Alfil
Caras 12-12-1908, n.º 532 Visita a Córdoba del Presidente Cena en el Rivera Indarte
Rara imagen del Teatro Rivera Indarte convertido en inmenso salón para un banquete presidencial.

Por Víctor Ramés
[email protected]


La figura de José Garzón, reconocida en Córdoba por su humor y sus extravagancias, había traspasado los límites de la provincia cuando anunció su humorada de levantarse una estatua a sí mismo en el frente de su casa ubicada en la entonces Avenida Argentina, hoy Hipólito Yrigoyen. Ya en 1902 Caras y Caretas había dedicado una página risueña a esa iniciativa. En 1908, la revista porteña volvía sobre el personaje, esta vez en una visita donde se describía lo estrafalario de su casona de Nueva Córdoba, de la fachada hacia dentro. Firmada con el seudónimo Florín, la publicación de mediados de mayo de ese año decía, entre otras cosas:
“Todo el mundo sabe quién es don Pepe Garzón. Los periódicos popularizaron su nombre hace algunos años cuando aquel buen señor tuvo la peregrina ocurrencia de mandar construir un pedestal para la estatua de sí mismo. Hemos visitado a don Pepe en su casa de la avenida Argentina, casa que demuestra que en el señor Garzón no han terminado las iniciativas excéntricas con el monumento famoso. Él ha dirigido personalmente la construcción del edificio, y la fantasía del hombre de la estatua ha hecho de las suyas.”
La casa y los objetos que contenía, más allá de su extremo eclecticismo, eran índice de un propietario acaudalado. Se leía en “Caras”: 
“Constituyen la decoración del hall escudos dorados de todas las naciones de América y cuatro grandes medallones con las efigies del general Roca, de Cabrera, el fundador de Córdoba, de Mitre y de Urquiza. 
Para la sala ha mandado hacer todas las sillas de diferente forma y tapizadas con géneros de colores distintos y en toda la casa no se ven dos puertas pintadas de igual color y los vidrios de puertas, ventanas y banderolas son todos también diferentes. Recorriendo la casa encontramos dormitorio, comedor, escritorio, sala de billar, de esgrima, museo, biblioteca, etcétera, todo perfectamente amueblado, y en todo aquel edificio, nuevo, construido a todo costo y afeado tan caprichosamente, y con comodidad para una numerosa familia, vive solo don Pepe Garzón.” 
Se preguntaba el semanario de Buenos Aires, sobre Garzón: “¿Es un loco? Sabiendo lo de la estatua y observando su casa se le daría inmediatamente ese calificativo.” Pero se responde: “No es un loco. Es sólo un «rico tipo». Si fuera pobre y tuviera que ganarse la vida, en Buenos Aires sería Tartabul. Pero como es muy rico y no tiene que pedir, da un espectáculo.” 
La referencia aludía al nombre de un personaje incluido por Julián Martel en su novela La bolsa (1891), a quien describía como “un loco popular muy conocido por el apodo de Tartabul. Tenía cubierta la cabeza con un gran bonete de papel de diario de forma piramidal, y recitaba, con forzado entusiasmo, un discurso de Avellaneda.”

En febrero de 1908, la revista ofrecía una entrevista al gobernador de Córdoba, quien se hallaba en Buenos Aires sosteniendo una serie de conciliábulos, y no le fue fácil al repórter llevar a cabo la tarea. El Dr. Ortiz y Herrera “departía con varios políticos cordobeses de los asuntos de actualidad” cuando el periodista le solicitó hacerle unas preguntas: “¿Quiere usted, señor gobernador, dedicar a Caras y Caretas unos cuantos minutos de conversación? El doctor Ortiz, mirando el humo de su cigarro, meditó antes de permitir que nuestro redactor le abordara para pedirle algunas declaraciones políticas relacionadas con su venida a Buenos Aires”. El resultado valía más por la crónica que por las entrecortadas respuestas.

En diciembre de 1908 cobra importancia en Caras y Caretas la visita que hacía el presidente José Figueroa Alcorta, cordobés de nacimiento, a la provincia mediterránea y a su capital. El mandatario era satirizado permanentemente en las tapas del semanario. Durante la estadía, dice Caras y Caretas, “reinaba cierta expectativa por conocer las declaraciones de estadista que, aprovechando la ceremonia de la colación de grados, haría el presidente de la república en la ciudad de Córdoba.” Dicho acto académico se celebró en el patio central de la Universidad, donde se levanta la estatua dedicada a Trejo y Sanabria, su fundador. Citaba el semanario un discurso dado anteriormente por Figueroa Alcorta en Rosario, “en el cual (…) satisfizo tan bien la curiosidad pública”. Sin embargo, en su ciudad natal no se habría repetido ese efecto: “… Esta vez no se ha revelado el estadista. Apenas si dijo algo sobre su posición en la próxima campaña política para elegirle sucesor. El resto han sido ideas sin importancia, pasadas de moda, difusamente expuestas, y algunas de ellas singularmente impropias de una democracia americana”. Una fotografía muestra el banquete ofrecido al mandatario en el Teatro Rivera Indarte, despojado de butacas y ocupado por largas mesas, mientras se ve en los palcos a varias señoras que no participaron de la cena, exclusiva para comensales masculinos. 
En notas de números siguientes, refería Caras y Caretas diversas visitas hechas por el presidente, como la dedicada a la Escuela de Agricultura, o al Asilo-Colonia Regional de Alienados en la ciudad de Oliva, y al dique San Roque, con sus correspondientes fotografías ilustrativas. 

Otras noticias referidas a Córdoba por la revista porteña durante el año 1908 incluían la devoción de la virgen del Rosario del Milagro, en el mes de octubre, donde se mostraba una multitud frente a la iglesia de Santo Domingo, esquina de Deán Funes y Vélez Sarsfield, así como el arribo de peregrinos procedentes de Buenos Aires. En la colección se encuentran referencias al festejo por los treinta años de la fundación de Colonia Caroya, a la costumbre de vacacionar en Alta Gracia, y a la ceremonia de la Jura de la Bandera en julio del año ocho. Dos páginas en el número del 5 de mayo están dedicadas a la figura del doctor Félix Garzón Maceda, prestigioso médico y en aquel momento ministro de gobierno del gobernador Luis Ortiz y Herrera, en una entrevista que destacaba una fotografía junto a su familia. 

Te puede interesar
ilustra-fabian-show

La celebridad de los anónimos

J.C. Maraddón
Cultura 22 de febrero de 2024

A finales de enero de 2022 fue estrenado el documental “Que no se acabe el show”, donde se narra la biografía del malogrado cantante Fabián Show, y dos años después ese filme de una hora y media duración, dirigido por Daro Ceballos, ya está disponible en YouTube.

Foto Febr 22

El cine abre paso a buenos vientos

Gabriel Ábalos
Cultura 22 de febrero de 2024

Los cinéfilos tienen fiesta para varios días, y ello no contradice a quienes quieren saciar la sed de otras instancias, humor y buena música.

Lo más visto
unc (19)

UNC: crece la tensión contra Caputo y Milei

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 21 de febrero de 2024

Fue luego de la suspensión del adelantamiento de partidas al Banco Nación que implicó que las autoridades de la UNC tuvieran que gestionar el pago de los salarios para la fecha que correspondía. La arremetida libertaria contra las universidades suma un nuevo capítulo y alimenta la llama de un conflicto evitable. Becas Progresar también en peligro.

legisltatura-vacia

Meter el perro

Gabriel Silva
Provincial 22 de febrero de 2024

En la Unicameral, la oposición fracasó en su intento de quórum y le faltó pericia para contar con el número para el debate. El accidente del radical Grich quedó en la mira de todos y la tensión en la Legislatura se confirma como una constante.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email