La guerrilla en Tucumán: La colaboración del MIR chileno con el ERP en Tucumán – Tercera Parte (3/3)

Provincial 07 de diciembre de 2023 Daniel Alvarez Soza
ERP

 Además de las relaciones reseñadas anteriormente entre las diversas organizaciones, particularmente entre la guerrilla argentina y chilena, podemos agregar la creación de movimientos multilaterales a nivel latinoamericano que además de cuestiones operativo violentistas, también tuvo como objetivo -como hemos visto- el financiar a lucha armada entre sus integrantes:

    “En mayo de 1974, militantes de partidos y movimientos revolucionarios de Argentina, Bolivia, Chile y   Uruguay se reunieron en San Rafael, Mendoza, para crear un movimiento de liberación Latinoamericano”:

     “Según el diario uruguayo “El País”, asistieron Arturo Fernández y Benigno Soberón, pertenecientes al D-2 cubano, Alain Krivine. Por Chile concurrieron Miguel Insunza, Andrés Pascal, Jorge Ante, Michel A. Henríquez, Rolando Toro, Severo Villegas e Isolina Lincolao. En Buenos Aires se informó que una de las personas encargadas de enviar armas a Chile y Bolivia sería Silvia Haydée Torres” (1).

     “Los planes tácticos del MIR no tuvieron buenos resultados. Desde mediados de 1974 a 1975 el MIR se vio diezmado por la represión dirigida por la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional).

   El Secretario General Miguel Enríquez es asesinado el 5 de octubre de 1974. Gran parte  de los cuadros de la organización fueron detenidos o desaparecidos. “Para mediados de 1975 alrededor del 70 % de los antiguos integrantes del Comité central habían caído” (2).

  A la ofensiva represiva se le sumó una decisión política que “dificultó y trabó las posibilidades de desarrollo político-militar y el uso de Argentina como una retaguardia real. A diferencia de las demás organizaciones de la izquierda chilena, el MIR desechó la posibilidad de asilo de sus militantes. Inicialmente sólo los militantes extranjeros que habían participado en el movimiento fueron autorizados a viajar al extranjero para realizar la política exterior del MIR” (3). 

De hecho a las pocas horas de iniciado el movimiento militar del 11 de septiembre de 1973, importante número de “agentes” cubanos abandonaron masivamente Chile, junto al personal diplomático acreditado por el gobierno de La Habana.

      En junio de 1974 Miguel Enríquez comparaba la realidad del MIR con la de los demás partidos y decía: “Es un hecho que el costo pagado por el resto de los partidos de la izquierda, por el exilio masivo de sus direcciones máximas y medias ha sido enormemente alto y, ninguno de ellos, a nueve meses del golpe ha logrado constituirse a nivel de base y en los frentes. A pesar de nuestra, todavía débil, capacidad de propaganda y de conducción de masas, en relación al grado de reanimación que esta alcanza ; en gran medida por la permanencia y actividad constante de nuestros dirigentes y del conjunto del partido en Chile, es lo que convoca a importantes contingentes detrás de nuestra conducción”.

     “Aunque esta medida tuvo un impacto importante para la moral de los militantes del MIR cada vez que la DINA avanzaba sobre los cuadros guerrilleros, aumentaba la incertidumbre de asilarse, generando múltiples conflictos internos y acusaciones de traición entre sus integrantes” (4).

     Algunos militantes fueron escogidos para participar en diferentes actividades de la Junta Coordinadora Revolucionaria de Argentina y en acciones del ERP. “Los datos de que se disponen, son mayoritariamente   vinculados a miristas asesinados, desparecidos y detenidos en Argentina por los servicios encargados de la lucha antisubversiva: “En 1975 el “Sargento Dago” y Svante Greande, dos militantes del MIR, uno chileno y el otro sueco que formaban parte de la compañía de monte de Tucumán son asesinados; ese mismo año es secuestrado en Asunción, Jorge Isaac Fuentes que venía de una misión de la JCR en el Perú. En marzo de  1976 son secuestrados en Argentina, Jorge Ángel Machuca Muñoz, Claudio Melquíades y Heriberto Leal, un mes después caerá Edgardo Enríquez” (5).

    “A partir de 1976, el MIR estaba prácticamente desarticulado, la posibilidad de Argentina como retaguardia se esfumaba cuando se veía la inevitabilidad del golpe militar. En agosto, una reunión de miembros de la dirección del MIR se reunió en Cuba con el objetivo de planificar su reorganización. En esta nueva etapa se priorizó la relación con Cuba, por lo que la relación con la JCR pasó a ocupar un plano secundario” (6). 

    A diferencia de lo que ocurrió con el MIR, Tupamaros y ELN de Bolivia, el ERP mantuvo una posición privilegiada durante el período de desarrollo de la JCR. “El hecho de que Argentina mantuviera ciertas libertades democráticas entre el período 1973-1976, y la posición fronteriza con todos los países que formaban parte de la JCR  permitió transformar al ERP en huésped y pieza principal de los planes de la contraofensiva ideados por la organizaciones guerrilleras”.

“Dicho período fue el momento de mayor desarrollo militar del ERP-PRT. Una serie de secuestros le habían permitido obtener recursos para aumentar la apuesta en sus operaciones. La creación de la Compañía de Monte “Ramón Rosa Jiménez” para iniciar el foco armado en Tucumán en 1974 y una serie de ataques a instalaciones militares mostraron el avance cualitativo en el tipo de operaciones del ERP que buscaba desarrollar en la perspectiva guerrillera un Ejército Revolucionario con un funcionamiento formal y ciertos niveles de profesionalismo. La crisis política, en conjunto con el desarrollo que había tenido la  organización llevó a considerar en 1975 un momento de riqueza extraordinaria donde en todo el país gruesos destacamentos de combatientes populares acuden decididos a las primeras líneas de fuego incorporándose a la organización. A diferencia de otras organizaciones que habían sufrido importantes derrotas, el PRT-ERP se mostraba como una organización en ascenso y eso le generaba respeto entre varios de los militantes de organizaciones de otros países de la región que sufrían los avances de regímenes dictatoriales”.

    “Resulta difícil evaluar si existió o no una pretensión hegemónica por parte del PRT-ERP hacia las demás organizaciones. Sin embargo, se puede argumentar que sí, ya que el ERP de acuerdo a su visión consideraba al MIR como la organización con la que tenía “mayor afinidad ideológica” ” (7).

      En 1977 “tanto el ERP como el MIR impulsan una reunión continental para “trazar una estrategia común contra el fascismo”, sobre la base de definir la situación latinoamericana como de “ofensiva contrarrevolucionaria, porque reflejaban la situación del Cono Sur, (Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil)” (8).   

 

 

 

 

_______________________________ 

1.-  Diario “El Mercurio”,  publicación del 7 de mayo de 1974.

2.- ENRÍQUEZ, Miguel: “Con Vista a la Esperanza”-  Comisión Política del MIR. “La táctica del MIR en el actual período (diciembre de 1973)”. Ob. cit. Pág. 323 

3.- MARCHESI, Aldo: “Geografías de la protesta armada, guerra fría, nueva izquierda y activismo transnacional en el cono sur, el ejemplo de la Junta Coordinación Revolucionaria”. Ob.cit. Pág. 23.

4.- ENRÍQUEZ, Miguel: “Con Vista a la Esperanza”-  Comisión Política del MIR. “La táctica del MIR en el actual período (diciembre de 1973)”. Ob. cit. Pág. 353.

5.- COMISIÓN NACIONAL DE VERDAD Y RECONCILIACIÓN. Informe Rettig. Tomo I. La Nación, Ediciones del Ornitorrinco. Santiago. 1999. Pág. 115.

6.- COMITÉ MEMORIA NELTUME: “Guerrilla en Neltume, una historia de lucha y resistencia en el Sur chileno”. Ob.cit. Pág. 114. 

7.- DE SANTIS, Daniel: “A vencer o morir: PRT-ERP. Documentos. Tomo II. Eudeba. Buenos Aires. Argentina. 1998. Pág. 447.

8.- MATTINI, Luis: “Hombres y mujeres del PRT-ERP: de Tucumán a la Tablada. Ob.cit., Pág. 288.

Te puede interesar
Milei Foto

El cordobesismo extraña la vieja grieta

Gabriel Silva
Provincial 01 de marzo de 2024

En la previa de los discursos de Milei en el Congreso y Passerini en el Concejo, la semana doméstica estuvo atravesada por el rechazo del gremio docente a la propuesta de Llaryora, la expectativa local a lo que diga el Presidente y los lazos, cada vez más aceitados, entre el PRO y el peronismo mediterráneo.

WhatsApp Image 2024-02-29 at 14.54.35

Guiño de Llaryora a sectores medios con boleto social

Bettina Marengo
Provincial 01 de marzo de 2024

El gobernador anunció la ampliación del Boleto Educativo y la duplicación de la base de ingreso para acceder al Boleto Obrero Social, que hasta ahora alcanzaba a asalariados de bajos sueldos. El jefe del Panal espera la liquidación de noviembre del fondo del transporte que la Nación le giró a Chubut tras el reclamo judicial.

Lo más visto
srt (1)

SRT-UNC: aprueban retiros y jubilaciones anticipadas

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 28 de febrero de 2024

En la primera sesión del Honorable Consejo Superior de este año se avanzó con la reestructuración del multimedio público que gestiona la Universidad, en un primer momento se busca avanzar con retiros y jubilaciones anticipadas para luego establecer un procedimiento preventivo de crisis.

Milei Foto

El cordobesismo extraña la vieja grieta

Gabriel Silva
Provincial 01 de marzo de 2024

En la previa de los discursos de Milei en el Congreso y Passerini en el Concejo, la semana doméstica estuvo atravesada por el rechazo del gremio docente a la propuesta de Llaryora, la expectativa local a lo que diga el Presidente y los lazos, cada vez más aceitados, entre el PRO y el peronismo mediterráneo.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email