Los Tekis, una bocanada de aire fresco

Dialogamos con Pucho Ponce, el emblemático bajista de Los Tekis, músico de vasta trayectoria que integra la agrupación desde 1995. Nos relata el camino que lo acercó a sus actuales compañeros y nos adelanta lo que se verá en sus conciertos.

Cultura 09 de enero de 2024 Redacción Alfil Redacción Alfil
Iluatracion-Nasello-Nota-9-Enero-24

Por Jackie Bini
@jackie.bini

“Nací en un hogar muy musical. Yo viví con mi abuela hasta los 13 años. Le había dicho que quería tocar la batería. Entonces un día a mi regreso de la escuela, yo habré tenido 10 años, armamos una batería improvisada, con un poco de latas de dulce, tapas de olla, y todo montado sobre un cajón de madera, y lo único que era instrumento real era un viejo redoblante, que no sé de dónde lo había sacado mi abuela. Así que me sentó ahí, me regaló un par de agujas de tejer, prendió la radio y me dijo ‘acompañá a todos estos que canten ahora’. Y así empecé, tocando intuitivamente. Después falleció mi abuela y volvimos a vivir padre, madre e hijo, éramos nosotros tres nomás, yo no tengo hermanos. Cerca de mi casa ensayaba un grupo que tocaba un poco de rock nacional, Palito Ortega, canciones como La Casa del Sol Naciente. Se les fue el bajista, y entonces ellos me dijeron ‘Pucho, dejá de joder con la batería, conseguíte un bajo y te venís a tocar con nosotros’. Mi primo, que vivía en Arroyo Cabral -yo vivía en Villa Nueva- tenía una orquesta, lo hablé y me dijo ‘tengo dos bajos, te presto uno’. Mi tío me regaló un amplificador Ucoa viejo, que largaba olor a cable quemado, y mi papá me regaló un parlante. Y ahí empezó mi carrera como bajista. Al poco tiempo ya trabajaba con algunos grupos que hacían bailes por la zona. Después me vine a vivir a Córdoba, y a partir de ahí, bueno, ya comienza otra historia”.

Pucho es un personaje entrañable de la bohemia cordobesa de los ’80, por entonces era frecuente cruzarlo en escenarios de pubs, confiterías, clubes y eventos varios.

“El primer grupo con el que toqué acá en Córdoba fue Transmutación con Adán Fernández Limia, Juan Herrera, Julio Peralta. Toqué con un montón de gente, con Jam, Hélida López, Posdata, fundé la escuela de música La Colmena que comenzó en mi casa, fui uno de los cofundadores del cineclub La Quimera, trabajé con Liliana Carreño y su grupo de danzas, con Adriana Torriglia para un grupo de expresión corporal con niños con discapacidades, con Silvia Beresovsky y el grupo de narradores de cuentos, con Claudio Massetti y el grupo de pantomima. Después me fui a Italia, estuve siete años, conseguí un profesor que se llama Tony Armeta, un excelente tipo que me dio una mano muy grande y comencé a estudiar con él y mientras tanto hacía trabajos varios. Y un buen día me llamaron dos hermanos nicaragüenses para un grupo de salsa. Entonces empecé a tocar con ellos en una orquesta de 14 músicos. Yo ya tocaba con Álvaro y María, del dúo Chirimía, que ellos también estaban allá en Roma, con algo más de folklore colombiano y alternaba el bajo con la tambora, la conga, cantábamos un poco. Por problemas de salud de mi padre volví a la Argentina y entré en el área de cultura de la municipalidad, estuve trabajando por tres años en el Paseo de las Artes con los chicos de la Banda Infanto Juvenil y de la escuela de formación musical de niños y adolescentes. Al poco tiempo conocí a Los Tekis y fue realmente como abrir una ventana donde entró una bocanada de aire fresco y sobre todo me dio una cierta esperanza porque no estaba muy conforme con mi regreso, al menos desde el punto de vista musical. Cuando conocí a Los Tekis  fue como que cerró un círculo, conocí gente espectacular. Hace del año ‘95 que estamos juntos y realmente hemos pasado, y seguimos pasando, momentos increíbles, festival tras festival, kilómetro tras kilómetro, provincia tras provincia, países tras países. Hemos llegado a igualar desde todo sentido. Desde lo musical, lo humano, lo afectivo. Hoy estamos todos parados en el mismo escenario. Pero en ese momento del comienzo, tanto el aporte mío como el de Walter Sader en percusión y guitarra fueron piezas fundamentales, digamos, para el crecimiento musical con estos chicos jujeños que tenían todo lo que nosotros estábamos perdiendo, que era toda esa energía y esas ganas de romper y tirar abajo todas las puertas. Y bueno, nos contagiamos de eso y realmente fue un acierto haber aceptado la propuesta de tocar con ellos”.

Los Tekis siguen aportando novedades, tanto  discográficas como en sus presentaciones en vivo.

“En noviembre del 2023 salió nuestro nuevo disco en todas las plataformas, que se llama Todos nos vamos a morir igual. Es como decir, muchachos, disfrutemos, dejemos de perder tiempo con cosas insignificantes, dejemos de comprar instrumentos, cambiar el auto, tener relojes y tener teléfonos carísimos, y disfrutemos de las cosas simples, que eso es lo único importante en la vida, porque después todos nos vamos a morir igual. Y es un poco ese el mensaje, el aprendizaje después de la pandemia, creo que al que supo ver las cosas, le quedó algo. El disco en cuestión tiene un montón de invitados.

En los festivales vamos a presentar estas canciones nuevas y canciones que veníamos tocando. Un show donde está todo enganchado, lo visual con la música. Un verano quizás no tan lleno de actuaciones como otros, pero lo importante es estar presentes y llevar un poco de alegría a la gente, para que por un rato aunque sea se olvide de todos los problemas cotidianos. Ese es un poco el propósito de la música, de los artistas, que no es que te hacen evadir, te dan elementos como para que se recomponga el espíritu, el alma, como para que se detenga la cabeza de tantas preocupaciones. Estamos con Los Tekis en esta etapa disfrutando lo musical, la amistad, en un momento de madurez que llega así sin darte cuenta, eso es lo más lindo que tienen estas experiencias grupales respecto a lo artístico”. 

Te puede interesar
ilustra-fabian-show

La celebridad de los anónimos

J.C. Maraddón
Cultura 22 de febrero de 2024

A finales de enero de 2022 fue estrenado el documental “Que no se acabe el show”, donde se narra la biografía del malogrado cantante Fabián Show, y dos años después ese filme de una hora y media duración, dirigido por Daro Ceballos, ya está disponible en YouTube.

Foto Febr 22

El cine abre paso a buenos vientos

Gabriel Ábalos
Cultura 22 de febrero de 2024

Los cinéfilos tienen fiesta para varios días, y ello no contradice a quienes quieren saciar la sed de otras instancias, humor y buena música.

Lo más visto
unc (19)

UNC: crece la tensión contra Caputo y Milei

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 21 de febrero de 2024

Fue luego de la suspensión del adelantamiento de partidas al Banco Nación que implicó que las autoridades de la UNC tuvieran que gestionar el pago de los salarios para la fecha que correspondía. La arremetida libertaria contra las universidades suma un nuevo capítulo y alimenta la llama de un conflicto evitable. Becas Progresar también en peligro.

legisltatura-vacia

Meter el perro

Gabriel Silva
Provincial 22 de febrero de 2024

En la Unicameral, la oposición fracasó en su intento de quórum y le faltó pericia para contar con el número para el debate. El accidente del radical Grich quedó en la mira de todos y la tensión en la Legislatura se confirma como una constante.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email