Sin candidato a la vista, Milei busca lugar en la campaña municipal

La Libertad Avanza analiza cómo jugar sus fichas en la elección de Río Cuarto, pero los candidatos de las alianzas mayoritarias tampoco le abren el juego al libertario. Sumo cuidado por los efectos de la crisis actual en el voto del electorado, aunque tampoco quieren prescindir del voto libertario.

Río Cuarto 12 de abril de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
2024-04-11-parodi
Río Cuarto recibió a Javier Milei con los brazos abiertos cuando todavía era precandidato. Desde que asumió, todavía no

Por Gabriel Marclé

Resulta difícil pensar que Javier Milei no busque una necesaria victoria política en el primer test electoral de su gestión, el que sucederá en Río Cuarto el 23 de junio. Nación siempre juega en las elecciones de Río Cuarto, pero el líder libertario podría ser el primero en pasarla de largo si es que no apura el trámite y presenta jugador propio. Hubo varios para encontrar al candidato libertario que compita en la ciudad, pero al día de hoy el oficialismo nacional no ha dado pistas de presentarse como alternativa en las urnas municipales. 

Queda tiempo para que LLA se presente a competir por sí mismo, pero la participación libertaria en la agenda electoral de la ciudad todavía es muy baja. Pero esto no respondería a una decisión estratégica del partido para proteger al presidente de una derrota frente a los partidos tradicionales. Es que, en una campaña que se desarrolla justo en un contexto de crisis y donde todavía no se ve la luz al final del túnel, ningún frente mayoritario parece ver a Milei como la opción para mejorar sus posibilidades de ganar la Municipalidad. Más allá de eso, los sectores del oficialismo nacional dialogan para encontrar su lugar en la campaña y afirman que -de alguna manera- van a jugar.

Casi ninguno de los candidatos en carrera habla del presidente, ni para criticarlo ni para alagarlo. Tal vez esto sea parte de evitar un tema que terminará en cuestionamientos hacia el modelo de gestión libertaria, algo que puede enervar al necesario electorado pro-Milei. Es por eso que, en el interior de cada uno de los equipos de campaña, coinciden en que la figura del presidente debe mantenerse lo más lejos posible de las urnas municipales. “Es mejor que los riocuartenses sigan votando por Río Cuarto”, explica un dirigente del peronismo desde una visión más general, mientras que un par del radicalismo expresaba: “La situación actual no da para que nos saquemos fotos con el presidente".

Posibilidades

El Partido Libertario, con Mario Lamberghini, es -hasta el momento- el único espacio de raigambre mileista que aseguró su presentación en la carrera por el Palacio de Mójica, pero no tendrán el apoyo de Milei tras ser exiliados de La Libertad Avanza el año pasado. También se lo mencionó a Germán Di Bella, recientemente “renunciado” del gabinete nacional, como candidato por la alianza oficialista nacional. Sin embargo, el que estaría más de cerca a recibir algún guiño presidencial -incluso alguna invitación de apoyo para la alianza- es Hacemos Unidos, aunque la cercanía entre el PJ cordobés y Milei se fue resquebrajando desde que funcionarios schiarettistas fueron eyectados del gabinete.

El candidato del oficialismo municipal, Guillermo De Rivas, dejó en claro que parte de su plataforma se centrará en resolver los problemas que derivan de crisis como la actual, temas como la inseguridad y las adicciones, por lo que su discurso podría no ser compatible con el ajuste que plantea el Gobierno nacional. Por otro lado, la tradición peronista de los espacios que lo acompañan, especialmente de aquellos que militaron contra Milei en las presidenciales y de los gremios que combaten las medidas económicas de Nación, hacen imposible vislumbrar una campaña de cercanía con sectores libertarios. Sin embargo, esto no impediría el acercamiento de dirigentes que ya venían planificando la campaña de LLA. De hecho, desde Hacemos afirman que existe dialogo con estos sectores y que es esto “viene desde hace tiempo”.

El peronismo de Llamosas y De Rivas evalúa los pro y contras de sumar a los libertarios de Milei. Al mismo tiempo, apuntan que el acercamiento explícito a agrupaciones kirchneristas es tan peligroso como la aparición del presidente en términos del efecto que genera en el electorado. Si bien cualquier tufillo libertario en su campaña puede resultar negativo por su efecto en el voto peronista, las banderas K directamente le garantizan perder el voto de indecisos. 

Por otro lado, la alternativa que lidera Adriana Nazario como candidata a intendenta viene construyendo un perfil de campaña notoriamente opuesto al del Gobierno nacional. De hecho, la propia ex diputada hizo campaña para Sergio Massa, quien podría estar presente de alguna manera en su campaña. Además, a la dirigente de La Militante se le han sumado representantes de sectores afines al kirchnerismo y, por más que sus rivales le jueguen a la “mancha K”, la dirigente está buscando sumar y no restar.

En otra de las opciones opositoras, la que lidera el dirigente radical Gonzalo Parodi, la cercanía a Milei fue tema de intenso debate. Si fuera por el candidato, referente de Evolución, el dialogo con sectores libertarios es posible solo si la figura del presidente queda fuera de la campaña: es enemigo público de Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti, sponsors nacionales del proyecto radical riocuartense. 

La definición de este sector es liderar la campaña desde lo local y limitar al máximo la participación de actores nacionales. La cuestión no sería solo exiliar a Milei de la campaña, sino también a Patricia Bullrich, lo cual contrasta con la postura de dirigentes del Frente Cívico y el PRO que, por estos días, se mostraron dialogando con integrantes del Ministerio de Seguridad de la Nación. Después del 24 se sabrá si LLA está del todo afuera de la campaña radical, pero lo cierto es que está “en dialogo” al igual que el oficialismo.

Carrizo, el más pro-Milei

Hasta el momento, el único en usar la carta Milei como parte de una jugada a su favor es Pablo Carrizo. El dirigente de Conciencia Desarrollista y ex concejal -expulsado tras ser condenado por violencia de género- se lanzó como candidato en las últimas horas y, en medio del anuncio de propuestas, se permitió en comparar su plataforma con la del presidente. Como lo ha hecho en otras oportunidades, cuando se hablaba de “sondeos” libertarios para que sea el candidato del oficialismo nacional en la ciudad, Carrizo valoró positivamente -en parte- a la gestión nacional.

“Hay algunas cosas de Milei que sí me gustan”, le dijo Carrizo a FM Gospel, aclarando que hay matices que lo alejan. Por ejemplo, dijo no estar de acuerdo con eliminar organismos, pero si la intención de hacerlo más eficaces. Asimismo, aseguró que “ajustar a los jubilados es terrible”, aunque asegurando que “tengo fe en que al equipo de Milei tiene que llegar un plan desarrollista”. Carrizo no ha temido coquetear con sectores libertarios, más allá de pertenecer a espacios de tradición marxista. Pese a la incompatibilidad, el dirigente reconoce que hay puntos de contacto con el discurso de Milei y que la cercanía puede resultarle fructífera.

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email