Caras y caretas cordobesas

La revista semanal de Buenos Aires ofrece entre sus páginas algunas imágenes cordobesas y, al verlas, se desea interrogar a las figuras quietas y casi mudas, salvo por sus epígrafes. Saber qué significaba “Entre Nous”, esa sociedad aristocrática femenina, a comienzos de la segunda década del siglo veinte.

Cultura 06 de mayo de 2024 Víctor Ramés Víctor Ramés
Caras  La Sociedad 'Entre Nous'  1912
Damas y señoritas de la sociedad cordobesa, asociadas en "Entre Nous", 1912.

Por Víctor Ramés

[email protected]

La Sociedad de Mujeres “Entre Nous” (Primera parte)

Contamos con cinco fotos de una búsqueda-para nada exhaustiva-, en dos números de Caras y Caretas: el del 3 de agosto de 1912, y otro del 18 de agosto de 1913. Las del año más temprano trae cuatro, y la de 1913 una foto. Sin los epígrafes, se reconoce a un grupo de mujeres, señoras y señoritas, reunidas en ciertas actividades. Son todas damas, se ven sombreros grandes y caros, alhajas, y constituyen en conjunto, seguramente alguna agrupación asociativa. Los epígrafes develan elementos. En 1912, esa actividad del mes de agosto se refiere a un aniversario de la Sociedad Entre Nous, sin mencionar cuántos años se celebraban:
“Grupo de distinguidas señoritas de la sociedad «Entre Nous», en el pic-nic con que, en el Parque Sarmiento, se conmemoró la fundación de la aristocrática institución.”

La caracterización de “aristocrática” es fundamental para conocer esa iniciativa cordobesa, y es necesario rebasar lo lacónico de los epígrafes para rasguñar algunos datos y elementos que permitan ampliar el contexto de esa asociación. Haciendo una digestión de citas varias, y sin comillas, se puede caracterizar ese protagonismo nacional que le concedía en sus páginas el semanario de referencia, algunas veces al año, a esta sociedad femenina que actuaba en el interior de país. Abriendo el contexto de adentro hacia afuera, vale señalar que en Caras y Caretas se encuentran también algunas referencias a la Sociedad Entre Nous de Rosario, y a una de Buenos Aires. Aparecen, pues, rimas y, si se amplía el círculo, se hace visible la existencia de una Sociedad Entre Nous en Montevideo, otra en Santiago de Chile y otra en Lima, además de ciudades más pequeñas y con menos prensa. 

El cuadro general de interés para “hacer hablar” a las fotos de la revista y de las fechas en cuestión, tiende un panorama de entre 1907 y 1919. Ese arco de años cubre el tiempo de mayor expresión de las sociedades Entre Nous sudamericanas y, asomándose a ellas se puede establecer una determinada tipología nacional, y provinciana de las mujeres que se sintieron atraídas por ese formato asociativo, hasta cierto punto independiente de otras instituciones, que enunciaban fines concretos a realizar, y que les ofrecía una forma de ciudadanía, aun muchos años antes de ser juzgadas responsables para emitir el voto; y -se diría hoy con un término empleado en forma retroactiva- para empoderarse, en suma. La permanencia de estas sociedades trascendió en varios casos el año 1919, pero ese es el límite de la mirada que incumbe a estas notas.

A su vez, el cuadro sugiere el interés de entender un origen conceptual e ideológico de esa forma asociativa femenina que se instituye en diversos puntos del continente.
Una hipótesis fuerte apunta al reflejo de la cultura francesa en nuestra región, en un pico alto de la invasión de la aristocracia argentina, por lo menos, a París, un gesto de dispendio económico visible y con aspiraciones a cultivarse. Algunas jóvenes fueron llevadas por sus familias a París en una belle epoque que estaba próxima a concluir, por avecinarse la Primera Guerra Mundial. Un contacto suficiente para, al menos, encender en jóvenes uruguayas, chilenas, peruanas y argentinas las chispas de unas proyecciones femeninas para las que aquí había una mentalidad resistente. Pero que aun así dejaba abiertas oportunidades, en particular a mujeres de una posición económica muy consolidada.
No se trataba del despertar de las trabajadoras, por supuesto. Como señaló el filósofo alemán Max Horkheimer en algún punto de su obra, pertenecían a clases acomodadas aquellos intelectuales que primero pudieron dedicar tiempo a la observación y al pensamiento, y encontrar ideas nuevas y revolucionarias para airear las tradiciones, o señalar reformas. Otra cosa es quiénes en definitiva hicieron la historia poniendo el cuerpo en llevarlas a la práctica, pero en el caso de las damas cordobesas, como en las de otras ciudades sudamericanas, ellas tuvieron el privilegio de pensar y hacer. Y el pensamiento, los propósitos, los idearios sostenidos por sus asociaciones, se relacionaron con el arte, con la educación, y naturalmente, con la caridad. A eso se sumaron formas de figuración de clase, como las de juntarse a tomar el té en el salón de un lujoso hotel, o la celebración de un aniversario en el parque jugando cricket. 

Lo antedicho último se ve en las demás fotografías del número de Caras y Caretas del 3 de agosto de 1912. Sus epígrafes y las imágenes que acompañan las notas, completan la información. Una foto de tres aristocráticas señoras sentadas a la luz vespertina, en el aniversario de la Sociedad Entre Nous de Córdoba, lleva escrito al pie: “Señoras Beltrán Posse de Juárez, Mujica de Granillo y Vázquez de Barros, que tuvieron a su cargo la organización de la fiesta.” Las dos fotos siguientes se centran en las socias más jóvenes presentes en la actividad: “Señoritas Mujica y Ortiz, apuntadoras en la partida de cricket, que se jugó en la fiesta” y, la última, “Señoritas que tomaron parte en la partida de cricket, que se jugó con todo entusiasmo.”
Es oportuno recordar que, en la página del semanario que estamos citando, el primer epígrafe calificaba como “señoritas” al pleno de mujeres posando durante el evento ante la cámara de Caras y Caretas. Esto sin duda no hay que tomárselo al pie de la letra y se puede leer como una galantería. Pues sí había damas mayores y también -dado el significado usual del término- mujeres casadas en Entre Nous.

De precisar un poco más el contexto, trata la siguiente etapa y, de vuelta, se verá más nítida la aparición de las señoras y señoritas cordobesas en el ámbito de la cultura, uno de los principales objetivos a que se destinaron esfuerzos y fondos en este tipo de sociedades. Y asimismo, a la necesidad de recaudarlos, mediante iniciativas diversas, para poder cumplir una de las funciones tradicionales acordadas desde el siglo diecinueve al género femenino: la caridad social. 

Lo más visto
ilustra-juez-acomodandose-la-corbata-y-de-loredo-espia

Juez afina (aún más) su sintonía con Milei; De Loredo, recalcula

Gabriel Silva
Provincial 23 de mayo de 2024

El senador volverá a sacar chapa de la línea directa con el Presidente en el encuentro del sábado en el Cabildo. El radical también sería de la partida. El diálogo entre el líder del Frente Cívico y el libertario en las últimas horas; y las reacciones en Juntos después del cruce del jefe del bloque UCR con Finocchiaro del PRO.

legislatura (14)

Juntos por el Cambio dio vuelta la página en la Unicameral y vuelve a la carga

Carolina Biedermann
Provincial 24 de mayo de 2024

Después de que la Unión Cívica Radical votara distinto a sus socios de la coalición la modificación del reglamento interno de la Unicameral, se abrieron heridas que sanaron en menos de 24 horas. Más aún por el objetivo de seguir trabajando unidos en ser oposición y en no dejar margen a que el peronismo los divida.

ilustra-milei-en-cordoba-llaryora-recibe

25M: Llaryora se prepara para la dinámica de lo impensado

Redacción Alfil
Provincial 24 de mayo de 2024

A tientas, el cordobesismo intenta adivinar qué hará Milei en su visita a la provincia. Versiones sobran; ese es el problema. La única certeza es que el presidente viene a avivar el fuego en un distrito que juzga clave en la carrera hacia el 2025 con un objetivo claro: “depurar” el Congreso.

debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email