Las advertencias del Jefe Montonero a Juan Domingo Perón. Parte III.

Nacional 23 de mayo de 2024 DAS
Peron 22 - 5

Daniel Alvarez Soza 

     El discurso fue muy claro. Del mensaje de Perón, se desprenden críticas al PRT-ERP., Montoneros y al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que dirigía Oscar Bidegain. Homenajeo a las Fuerzas Armadas y al funcionamiento de la organización sindical y, sin nombrarla, roza a Cuba cuando menciona a los “objetivos y dirección foránea” de los terroristas.

   Con estas categóricas expresiones, se enardeció más aún a las agrupaciones subversivas, las que entre febrero a abril, realizan permanentes atentados de alta envergadura. Es en esta época  cuando el ERP comenzó a formar parte de una alianza internacional con otras organizaciones terroristas con las que desarrolló acciones violentistas. De esta manera se forma la Junta Coordinadora Revolucionaria (materia que veremos en el próximo capítulo).

4 de febrero, Perón dirigió un mensaje al país desde la residencia de Olivos, donde respecto al clima de violencia subversiva que afectaba al país manifestó: “Han demostrado sus verdaderas intenciones (…) en la lucha entre la delincuencia y el país, nadie puede ser neutral (…). Nuestras Fuerzas Armadas son y serán un puntal de la institucionalización del país” (1).  

   El ERP advierte a Montoneros la evidente postura contrarrevolucionaria que venía adoptando Perón, desde la revista “El Combatiente” en donde Santucho señalaba: “Los compañeros de la izquierda peronista, principalmente de las organizaciones hermanas FAR y Montoneros, sostienen la tesis de que el general Perón es en realidad un líder revolucionario”, pero que en estos momentos “López Rega, Osinde y Rucci” lo tenían “rodeado y engañado, desinformado al general, que prácticamente lo han encarcelado y lo obligan a avalar una política reaccionaria que él no comparte”. Luego tras un detallado análisis, Santucho agrega: “De los hechos expuestos surge con claridad meridional que el verdadero jefe de la contrarrevolución, el verdadero jefe del actual autogolpe contrarrevolucionario (en alusión a la caída de Cámpora), y el verdadero jefe de la policía represiva, que es la línea inmediata más probable del nuevo gobierno, es precisamente el general Perón”. Más adelante se invita a Montoneros, a formar un solo frente: “amplios sectores del peronismo progresista y revolucionario, que creían sinceramente a Perón un revolucionario, se encuentran en estos momentos desorientados.  

     Nuestro Partido y nuestro Ejército guerrillero hace un llamado constante a la unidad a estos compañeros y sus organizaciones. Hoy tenemos que reiterar ese llamado” (…) (2). 

18 de marzo, es detenido por cuatro días el dirigente de Montoneros Mario Eduardo Firmenich, que se sumaba a las detenciones de Roberto Quieto, tercer hombre de Montoneros, y Carlos Caride.

23 de marzo, Juan Manuel Abal Medina, ex secretario general del Partido Justicialista es baleado y herido.

      El 1º de mayo, con motivo de la celebración del día del trabajador, se llevó a cabo un multitudinario acto  celebrado en la Plaza de Mayo. Aquí Perón es agredido verbalmente, con cánticos que los montoneros le lanzaban. Por ejemplo en alusión a López Rega, Montoneros cantaba: ¿Qué pasa, qué pasa General, que está lleno de gorilas el gobierno popular” y festejando los asesinatos de Vandor y Rucci, cantaban: “Rucci traidor, saludos a Vandor”. En tanto los sectores leales a Perón respondían en forma amenazante: “Rucci, leal, te vamos a vengar”. 

   Frente a tan complejo ambiente, Perón arremete con un discurso que pasará a la historia, quedando establecido además el divorcio definitivo entre el General con Montoneros y la Tendencia Revolucionaria. 

   “El siguiente es el texto del discurso pronunciado por el Presidente de la Nación en la Plaza de Mayo al celebrarse la “Fiesta del Trabajo y la unidad nacional”. 

    “Compañeros: Hace hoy veinte años que en este mismo balcón y con un día luminoso como éste, hablé por última vez a los trabajadores argentinos. Fue entonces cuando les recomendé que ajustasen sus organizaciones, porque venían tiempos difíciles. No me equivoqué ni en la apreciación de los días que venían ni en la calidad de la organización sindical, que se mantuvo a través de veinte años, pese a estos estúpidos que gritan” (aplausos).

      “Decía que a través de estos veinte años, las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más méritos que los que lucharon durante veinte años” (aplausos).

    “Por eso, compañeros quiero que esta primera reunión del Día del Trabajador sea para rendir homenaje a esas organizaciones y a esos dirigentes sabios y prudentes que han mantenido su fuerza  orgánica, y han visto caer a sus dirigentes asesinados, sin que todavía haya sonado el escarmiento” (aplausos).

   “Compañeros: Nos hemos reunido durante nueve años en esta misma plaza, y en esta misma plaza hemos estado todos de acuerdo en la lucha que hemos realizado por las reivindicaciones del pueblo argentino. 

    Ahora resulta que, después de veinte años, hay algunos que todavía no están conformes de todo lo que hemos hecho” (aplausos).

  “Compañeros: Anhelamos que nuestro movimiento sepa ponerse a tono con el momento que vivimos. La clase trabajadora argentina, como columna vertebral de nuestro movimiento es la que ha de llevar adelante los estandartes de nuestra lucha. Por eso, compañeros esta reunión, en esta plaza, como en los buenos tiempos, debe afirmar la decisión absoluta para que en el futuro cada uno ocupe el lugar que corresponde en la lucha que, si los malvados no cejan, hemos de iniciar” (aplausos).

   “Compañeros: deseo que antes de terminar estas palabras lleven a toda la clase trabajadora argentina el agradecimiento del gobierno por haber sostenido un pacto social que será salvador para la República” (aplausos).

   “Compañeros: tras ese agradecimiento y esa gratitud puedo asegurarles que los día venideros serán para la reconstrucción nacional y la liberación de la Nación y del pueblo argentino” (aplausos) “Repito, compañeros, que serán para la reconstrucción del país, y en esa tarea está empeñado el gobierno de fondo. Serán también para la liberación, no solamente del colonialismo que viene azotando a la República a través de tantos años, sino también de estos infiltrados que trabajan adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero (aplausos).

   “Finalmente compañeros, deseo que continúen con nuestros artistas que también son hombres de trabajo; que los escuchen y sigan con alegría, con esa alegría de que nos hablaba Eva Perón a través del apotegma de que este país los niños han de aprender a reír desde su infancia”.

   “Queremos un pueblo sano, satisfecho, alegre, sin odios, sin divisiones inútiles, inoperantes e intranscendentes. Queremos partidos políticos que discutan entre sí las grandes decisiones”.

   “No quiero terminar sin antes agradecer la cooperación que le llega al gobierno de parte de todos los partidos políticos argentinos” (aplausos)

  “Para finalizar, compañeros, les deseo la mayor fortuna, y espero poder verlos de nuevo en esta plaza el 17 de Octubre” (3).

    “Luna comenta el acto de la siguiente manera: “El acto conmemorativo del 1º de mayo mostró  dramáticamente la fractura del peronismo. En su discurso Perón reafirmó su apoyo a los dirigentes sindicales y descalificó  duramente a los sectores juveniles llamándolos “malvados”, “imberbes” y “estúpidos”. Estos  plegaron sus banderas, callaron sus voces de protesta y la Tendencia abandonó la plaza dejando un enorme vacío que las cámaras  de televisión se empeñaron en ignorar. En las calles laterales, hubo disparos de armas de fuego. El abandono de la plaza daba la medida del drama que vivían los jóvenes peronistas desde la caída de Cámpora. Habían prometido que la revolución se lograría cuando Cámpora estuviera en el gobierno y Perón en el poder, pero ahora Perón ocupaba el gobierno y el poder, y los jóvenes, que para  lograrlo habían abrazado el camino de la violencia, arriesgando sus vidas, eran perseguidos y rechazados… o asesinados. Habían caído en la trampa de su propia inexperiencia política, al olvidar que lo más coherente del discurso anterior de Perón había sido su anticomunismo, su  repugnancia por todo lo que fuera izquierda. Los “soldados de Perón”, aunque pudieran sentirse traicionados, estaban obligados a mantener un discurso absurdo: en el que afirmaban que Perón era un revolucionario pero estaba cercado por “gorilas”, reaccionarios, fascistas y burócratas” (4).

13 de mayo, el comisario Alberto Villar es designado por el presidente Perón como jefe de la Policía Federal Argentina.

   Después de los ataque del PRT-ERP a Azul, Perón citó en su residencia de Gaspar Campos al comisario general Alberto Villar, el mismo oficial que había investigado el asesinato del ex presidente Aramburu y el secuestro seguido de muerte del presidente de la Fiat, Oberdan Sallustro.

  “Poco tiempo antes de la transferencia del mando al presidente Héctor Cámpora, el 3 de enero de 1973, Villar pasó a situación de retiro. Había recorrido todo el escalafón jerárquico de su fuerza y era uno de los pocos jefes de la fuerzas de seguridad que tenía conocimiento profundo del fenómeno subversivo en la Argentina”.

  “En enero de 1974, Perón ya estaba al tanto de lo que tenía que afrontar, aunque no en su verdadera dimensión: no dejaba de decir que a la subversión la corría con la Policía”.

     “Con el asesinato de Rucci tuvo la certeza de que FAR y Montoneros habían retomado la acción armada. Perón allí decide que va a terminar con esos sectores” (5).

   Julio Santucho, hermano del líder del PRT-ERP, diría en su libro “Los últimos guevaristas” que durante “el último año de su vida, más que gobernar, Perón se dedicó a combatir a la izquierda. Para ello desplegó una estrategia basada en la utilización combinada de métodos legales e ilegales” (6).

  “Según la historia oral, el comisario Villar en Gaspar Campos se encontró con un Perón enojado.  Tras unas palabras de bienvenida, el dueño de casa le expresó su preocupación acerca del desarrollo del fenómeno subversivo y le pidió que se hiciera cargo de la subjefatura de la Policía Federal, con amplios poderes para designar a sus colaboradores. Para los que lo conocieron, Villar habría aclarado “No soy peronista”, a lo que Perón respondió que eso lo sabía, pero que lo convocaba porque la “Patria lo necesita”. De todos modos, ésta es una visión al menos incompleta del encuentro.

     “En realidad, Villar no fue solo a la reunión con Juan Domingo Perón: llevó a dos personas más porque sabía lo que le iban ofrecer y necesitaba hacerle una pregunta al presidente de la Nación. En un momento del encuentro se produjo el siguiente diálogo:

  “Villar: -Señor presidente, ¿tenemos mano libre para terminar con la subversión?

  “Perón: -Para eso lo he llamado, necesito poner orden.

  “Villar: -Señor presidente, ¿me permite una pregunta? Necesito hacérsela.

  “Perón: Pregunte. Estamos en confianza.

   “Villar: -Usted me está ordenando que nosotros lo ayudemos a poner orden, y vamos a cumplir. Ahora, con el respeto que se merece, ¿usted sabe que hay gente con la que usted trata que no está de acuerdo con la convivencia democrática? Algunos hablan en su nombre pero en la intimidad dicen de ustedes barbaridades.

   “Perón: -Comisario, en mi gobierno nada tiene “coronita”. ¿Usted está al tanto de quiénes son todos los jefes del terrorismo?

  “Villar: - Si, señor. Aquí tengo algunos antecedentes.

      En ese momento el jefe policial le entregó una carpeta de tapas azul marino y letras doradas que rezaba: “Policía Federal. Superintendencia de Seguridad Federal. Dirección General de Inteligencia” Y en letras más grandes: “Álbum fotográfico de extremistas prófugos”.

      “Perón abrió la carpeta, la observó un rato en silencio y, guiñándole un ojo, le dijo: “Pensé que habían quemado todos estos expedientes. ¿No fue esa la orden del jovencito Righi?”. “Villar repuso: “Señor presidente, si me permite, le voy a responder con una gran enseñanza suya. No quemamos nada porque “los hombres son buenos, pero si se los vigila son mucho mejores”.

   “Perón no tuvo más remedio que reírse, y palmeándolo le dijo: “Bueno Villar, lo he convocado para que me ayude a poner orden. Cuenta con mi confianza: proceda… y déjeme la carpeta”.

    “A la salida, uno de los acompañantes, con aire de preocupación, le dijo al nuevo subjefe de la Policía Federal: “Le dejamos la carpeta, ¿qué va a ser con ella? ¿La carpeta tiene todo?”. A lo que Villar contestó: “No le puse todo, sólo algunos antecedentes. Toda la información la tenemos nosotros, ahora lo vamos a ayudar”. “Mirando al otro acompañante, preguntó: 

¿Escuchaste bien, Negro? Entonces, ahora, piña, patada y máquina(7).








__________________________________

1.- ACUÑA, Carlos Manuel: “Verbitsky de La Habana a la Fundación Ford”. Ob.cit.  Pág.480-481. Citado por MARQUEZ, Nicolás: “La Mentira Oficial”. Ob. cit. Págs. 107 y 108.

2.- DE  SANTIS, Daniel: “El ERP-PTR y el  Peronismo”. Buenos Aires, Nuestra América, 2004. Pág. 144.

3.- “La Prensa”, jueves 2 de mayo de 1974. Citado por VÁZQUEZ VIERA, Emilio. Ob cit. Pág. 313-314-315.

4.- LUNA, Félix: “Historia integral de la Argentina-10. El largo camino a la democracia”, Buenos Aires, Grupo Editorial Planeta, 1997. Págs. 237-238. Citado por VÁZQUEZ VIERA, Emilio. Ob.cit. Págs. 315-316. 

5.-YOFRE. Juan Bautista: “El Escarmiento”. Ob.cit. Pág. 279.

6.- SANTUCHO. Julio: “Los últimos guevaristas”. Editorial Vergara. México. 2004. Pág. 224.

7.-YOFRE. Juan Bautista: “El Escarmiento”. Ob.cit. Pág. 279-280-281.

Lo más visto
Foto nota (30)

Entre De Rivas, Parodi y Nazario, concluye el final abierto del 23-J

Gabriel Marclé
Río Cuarto 19 de junio de 2024

En las últimas 48 horas de campaña, los candidatos que protagonizan el escenario de tercios se concentrarán en actos de militancia y “mística”. El peronismo centra en Alberdi, aunque De Rivas -hoy con Llaryora- cierra el jueves en su Banda Norte. Parodi busca la novedad e insiste con “lo diferente”.

capilla del Monte 19-6

"Experiencia Aventura"

Redacción Alfil
Provincial 20 de junio de 2024

La municipalidad de Capilla del Monte en la gestión del intendente Fabricio Díaz, presento un nuevo producto turístico en su localidad

collage candidatos

Ante un clima de incertidumbre, finalizó la campaña en Río Cuarto

Gabriel Marclé
20 de junio de 2024

Hubo actos, caminatas y hasta bicicleteadas que pusieron el foco en los tres distritos electorales del Imperio. De Rivas cerró la campaña en su Banda Norte enfocando en la algaravía, mientras que Nazario sirvió chocolate caliente en Plaza Alberdi y Parodi juntó a los suyos en Plaza Roca, ambos con acusaciones de “campaña sucia”.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email