Falta gas y sobra paciencia

El anuncio de los cortes en las ventas de GNC pone a prueba el temple de una ciudadanía que eligió la salida por el lado del ajuste duro

Nacional 30 de mayo de 2024 Javier Boher Javier Boher
2024-05-29-boher
Por Javier Boher
La cosa ya había tenido una previa la semana pasada, cuando en algunas estaciones de servicio de las sierras chicas no se vendía gas. "Decisión del Enargas", me dijo el playero. El diálogo también incluyó el enojo de la gente y la preocupación de los playeros suspendidos.
Anteayer se anunció que se deja de vender GNC en las estaciones de toda la provincia por un supuesto problema en unas plantas presurizadoras. Incluso si fuese verdad, el malestar que provoca en los usuarios comunes y el perjuicio que provoca para los transportistas tuerce rápidamente el humor de la gente. Si a eso se le agrega el próximo aumento de la nafta, la indignación es el siguiente paso en la secuencia lógica.
Como pasa cada vez que ocurre algo de esto, también se salió a culpar al clima, esta vez por un otoño que ha sido excepcionalmente frío, el peor en más de 40 años. 
Desde la oposición señalan a las suspensión de la obra pública como la principal razón para este problema, por la falta de obras complementarias al Gasoducto Néstor Kirchner que permitirían un mejor uso del recurso. Desde el gobierno dicen que no es así y que se puso todo en marcha, incluso cubriendo deudas de la gestión anterior. Hay datos para cada versión, así que la discusión termina en el plano de la fe, como casi todo en estos tiempos de posverdad.
La falta de obras durante el kirchnerato es un dato irrefutable. El país pasó del autoabastecimiento y el superávit energético a importar cantidades cada vez mayores de gas para cubrir su demanda invernal. Los cortes a las industrias no son cosa de ahora, sino que llevan años entre nosotros. Lo que sí llama la atención es la magnitud de este corte, que afecta de manera directa a mucha gente que de otra manera no se enteraría de lo que pasa. Por eso en tiempo del kirchnerismo se cortaba antes a las industrias que a las estaciones: si falta, que no se note.
Tal vez por esos antecedentes del kirchnerismo es que la gente sigue aceptando mansamente lo que propone este gobierno. Si en noviembre hubo caos por la falta de nafta en todos lados, que se repita un cuadro parecido a seis meses del cambio de gobierno le sigue dando algo de changüí a la nueva gestión.
Como desde el primer día, entonces, la pregunta sigue siendo la misma: ¿cuándo va a empezar a ser el gobierno de Milei? Es decir, ¿en qué momento la gente empezará a hacerlo cargo de sus decisiones de gestión?
Ayer se llenó de caras conocidas pidiendo explicaciones a los funcionarios nacionales o haciendo sus propios desarrollos sobre porqué no hay gas en varios lugares del país. Es risible que los mismos que mataron el sistema energético del país vengan a bajar línea sobre qué hay que hacer para resolver un problema que ellos mismos generaron. Tal vez allí radica el punto fuerte de la paciencia que está demostrando la ciudadanía, que sigue sintiendo rechazo por un espacio político y un conjunto de ideas o prácticas a las que considera responsable de no poder llenarle el tubo al Duna. Mientras la evaluación social del kirchnerismo siga siendo tan mala la cosa no va a variar sustancialmente. 
Alberto Fernández tiene casi 90% de imagen negativa, Cristina y Massa más del 50% de desaprobación y casi no hay ningún dirigente kirchnerista con diferencial positivo (salvo los ignotos como Leandro Santoro, con alrededor de 10% de desconocimiento). Mientras eso se mantenga así, puede faltar gas, nafta, agua, luz o lo que sea que Milei no va a perder popularidad. Va un 65% de inflación acumulada desde enero y la gente sigue viviendo, casi sin pérdida de apoyo para el presidente. Es un cambio de ciclo, un quiebre lo suficientemente profundo como para que no queden ni siquiera nostálgicos de una realidad solo existente en las memorias de los privilegiados. Tal vez de acá a un tiempo estas cosas empiecen a golpear de otra manera a los ciudadanos. Hasta ese entonces, la gente se seguirá resignando a vivir con alegría y un poco mas de abrigo.
 
Lo más visto
Foto nota (30)

Entre De Rivas, Parodi y Nazario, concluye el final abierto del 23-J

Gabriel Marclé
Río Cuarto 19 de junio de 2024

En las últimas 48 horas de campaña, los candidatos que protagonizan el escenario de tercios se concentrarán en actos de militancia y “mística”. El peronismo centra en Alberdi, aunque De Rivas -hoy con Llaryora- cierra el jueves en su Banda Norte. Parodi busca la novedad e insiste con “lo diferente”.

capilla del Monte 19-6

"Experiencia Aventura"

Redacción Alfil
Provincial 20 de junio de 2024

La municipalidad de Capilla del Monte en la gestión del intendente Fabricio Díaz, presento un nuevo producto turístico en su localidad

collage candidatos

Ante un clima de incertidumbre, finalizó la campaña en Río Cuarto

Gabriel Marclé
20 de junio de 2024

Hubo actos, caminatas y hasta bicicleteadas que pusieron el foco en los tres distritos electorales del Imperio. De Rivas cerró la campaña en su Banda Norte enfocando en la algaravía, mientras que Nazario sirvió chocolate caliente en Plaza Alberdi y Parodi juntó a los suyos en Plaza Roca, ambos con acusaciones de “campaña sucia”.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email