La caída en la participación no le pega igual a todos

No existe tal derrumbe en la participación frente a cuatro años. Lo que sí existe es que hay mucha menos gente votando por los candidatos del oficialismo nacional.

Nacional 02 de agosto de 2023 Javier Boher Javier Boher
2023-08-01-massa-cristina

Por Javier Boher

[email protected]


Los últimos análisis sobre las elecciones ponen el foco sobre la caída en la participación. Pese a que se puede observar que menos gente está yendo a votar, eso no necesariamente indica que efectivamente hay un desplome de la concurrencia, ya que se combinan múltiples factores que definen la participación.

Entre las razones por las cuales la proporción de votantes ha mermado puede haber múltiples causas, como el ejercicio del voto voluntario para menores de 18 o mayores de 70, el efecto de vacaciones, feriados o condiciones climáticas adversas e incluso la falta de actualización de los padrones, producto de un proceso de migración interna postpandemia que todavía no se ve reflejado en los padrones. La apatía tiene que ver, es innegable, pero no es lo único.

A partir de la idea instalada de que la gente descree de todos por igual y se escapa de su deber cívico, decidí salir a buscar los datos de las elecciones de este año para compararlos con los de las elecciones provinciales de 2019. La idea era ver cuánto había caído la participación, pero especialmente cuánto le había pegado a las dos grandes coaliciones en pugna.

Fue entonces que pude comprobar que en algunas provincias sí se registran importantes caídas en la participación, pero que en muchas otras se mantiene de la misma forma. Hubo 17 elecciones provinciales, 14 generales y 3 primarias. En las que hubo PASO se pueden ver las caídas más pronunciadas, de alrededor de 10 puntos, situación que se repite en otras provincias en las que revalidaba la gobernación un candidato o donde se esperaba un ganador claro. En 10 provincias la caída de la participación fue inferior al 5% y en 3 estuvo entre ese valor y el 10%.

Lo verdaderamente significativo es el movimiento que hicieron los votos. Para este fin decidí agrupar -cuando fuese necesario- el voto de acuerdo a su posicionamiento respecto a las dos grandes fuerzas nacionales. El peronismo mantiene un sello nacional, pero en la actualidad se parece más a una confederación de partidos provinciales que se acercan o se alejan al gobierno nacional según la coyuntura.

La lista arranca con la provincia de Chaco, que en las PASO marcó un 63% de participación contra el 72% de las generales de 2019, cuando no hubo primarias. Juntos por el cambio se impuso al kirchnerismo por 42 a 37, siendo que cuatro años antes el Frente de Todos había ganado por 49 a 31. Hay que esperar a septiembre para ver cómo sigue.

En Chubut la oposición se impuso por 35 a 34 con una participación del 69%. En 2019 la participación fue de 73%, pero lo llamativo es que la suma de los dos peronismos de 2019 daba 75% (41+34) contra el 15% que obtuvo la UCR.

En Córdoba la participación cayó 4% en cuatro años, para llegar a 68%. Pese a que retuvo el poder, el peronismo provincial pasó de 57 a 45%, mientras que el 42% de Juez superó los 30% que sumaban las dos opciones de Juntos por el Cambio en 2019.

Formosa es un caso de laboratorio, porque los números son casi calcados entre 2019 y 2023: 75% de participación, 70% Insfrán y 29% la suma de opciones opositoras (aunque JxC pasó de 29 a 20 en cuatro años).

En Jujuy la participación pasó del 85% a un todavía alto 75%, con JxC creciendo de 44 a 49 y el kirchnerismo cayendo de 33 a 22.

La pampa, otro bastión retenido por el kirchnerismo, marcó que perdió 5% de los votos en cuatro años, de 53 a 48, mientras que JxC creció diez puntos, de 32 a 42%. La participación pasó de 77 a 74 %.

Otra fortaleza del kirchnerismo es La Rioja, donde el gobernador logró reelegir con el 53% de los votos contra el 31% de JxC. Cuatro años antes había ganado con el 45% contra el mismo 31%, pero con un cambio: la suma de las opciones peronistas da 68% si se suman las dos opciones presentes en 2019 (23% de Luis Beder Herrera y el 45 de Quintela), lo mismo que en 2023 si se suma el 15% de los libertarios al 53% que sacó el kirchnerismo en este turno. La participación cayó del 81% al 70%.

En Mendoza hubo PASO y el kirchnerismo sufrió una derrota fuerte: perdió 20 puntos en cuatro años, de 38% a 18%, mientras que JxC pasó de 45% a romperse y presentar a dos candidatos que sumaron el 72% (49+23). La participación cayó de 77 a 67%.

En Misiones el peronismo provincial retuvo la gobernación, pero cayó siete puntos (de 71 a 64) mientras que JxC creció de 18 a 27%, con una caída de 8 puntos en la participación (de 79 a 71%).

Neuquén vio caer la hegemonía del MPN por su propia interna: el candidato apoyado por JxC juntó 37% (22 puntos más que los que obtuvo la oposición cuatro años antes), mientras que la suma de peronismos (MPN+ hoy Unión por la Patria) pasó de 66% (40+26) a 47% (34+13), con una alta participación de 76%.

Río Negro vio el triunfo del peronista provincial y ocasional oficialista Alberto Weretilneck, que obtuvo 42% de los votos, a los que se pueden sumar los 24% de JxC, que en 2019 no presentó lista para apoyar a la actual gobernadora, sumando entonces 52% y hoy 66%. El kirchnerismo cayó de 35 a 11%, con una participación de 68%.

El peronismo provincial de Salta pasó de 54 a 47%, y el kirchnerismo de 26 a 21 a idéntica participación.

San Juan vio un cambio de color, con JxC creciendo de 34 a 50% en cuatro años y el peronismo cayendo de 56 a 44% con 73% de participación.

San Luis es un caso parecido: JxC ganó 53 a 44, capturando casi todo el 22% que había sacado Adolfo Rodríguez Saá para sumar a los 34% con los que Poggi había perdido contra los 42% de Alberto Rodríguez Saá.

En las PASO de Santa Fe JxC sumó 5 puntos para pasar de 31 (en dos espacios) a 36. El peronismo perdió 10 puntos, unos 300.000 votos.

Tierra del Fuego fue otra buena elección para el oficialismo: Melella sacó 65% y los tres espacios opositores sumaron 31%. Cuatro años antes el radicalismo había sacado el 4% y los dos peronismos kirchneristas habían obtenido el impresionante 96%.

En último lugar está Tucumán, otra plaza fuerte del oficialismo, que sacó el 55% de los votos, menos que el 63% que sumaron sus dos candidatos en 2019. Juntos por el Cambio creció de 20 a 34%, con una participación que se mantuvo en el 85%.

Es fácil caer en la tentación de decir que la culpa es de todos y que la sociedad castiga a todos por igual (que tiene algo de cierto, indudablemente) pero la única verdad es la realidad, como decía Perón. Los datos refutan parte de la premisa de la fuerte caída de la participación y ponen el foco en la máxima de que son los oficialismos los que pierden las elecciones. El peronismo -especialmente el kirchnerista- está teniendo problemas para retener a sus votantes, mientras que los que se paran en la vereda opositora siguen quedándose con parte de sus votos.

Lo más visto
ilustra elecciones de rivas parodi y nazario

A nueve días de las urnas, intimida el voto indeciso y “apático”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 14 de junio de 2024

Los candidatos siguen el curso de su campaña y enfocarán sus últimos esfuerzos en el electorado indeciso, que -según las encuestas- todavía se ubica por encima del 10 por ciento. De Rivas, Nazario y Parodi apuntan a diferentes estrategias, entre la construcción del “ganador lógico” y la proyección del exilio por fin de semana largo.

ilustra-milei-entrando-a-cordoba-con-carro-y-leones

Para los libertarios, la sesión del Senado consolidó el voto cordobés

Felipe Osman
Provincial 14 de junio de 2024

Los libertarios están exultantes. Aseguran que en Córdoba Milei consiguió condicionar a todo el arco político y consolidar el acompañamiento del electorado. Las primeras conclusiones de su rastrillaje en redes sociales apuntan a la quema del móvil de Cadena 3 como el “error no forzado” más grave del “kirchnerismo”.

intendentes (4)

Intendentes ex Juntos por el Cambio exploran vías de gestión

Carolina Biedermann
Provincial 14 de junio de 2024

Los intendentes de Sierras Chicas, pertenecientes al Ente Intermunicipal G6, se reunieron con Martín Menem en el Congreso de la Nación y esperan su visita en Córdoba para julio. En paralelo, Rodrigo De Loredo recibió a los de la UCR para gestionar servicios dependientes de Nación.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email