El peronismo cordobesista siempre fue bifronte

La transición provincial tiene en esa cualidad una de las principales discusiones por lo bajo. La duda de todos es cómo se construye ese contrapeso a un Llaryora que ya dio señales de ir por todo.

Provincial 06 de octubre de 2023 Gabriel Silva Gabriel Silva
llaryora passerini vigo schiaretti

Por Gabriel Silva

En medio de una semana que el peronismo cordobés transita con entusiasmo por el impacto que tuvo la performance del gobernador Juan Schiaretti en el primer debate, hay cuestiones inherentes a toda transición que subyacen. Con una particularidad en este recambio 2023 del PJ en Córdoba: a diferencia de la alternancia entre Schiaretti y José Manuel de la Sota, donde el recambio de equipos compatibles desde lo generacional duraba cuatro años –a lo sumo ocho-, acá se marca el fin de una era. Hay una camada que demostró con capacidad y gestión sobrevivir a los vaivenes de un país que transitó desde el final del menemismo, la caída de la Alianza, la irrupción del kirchnerismo, la instalación de la grieta con Cambiemos como antagonista hasta el factor emergente anti casta de Milei.

Todo esto resistió el alambrado cordobesista. Cambiando la piel cuando fue necesario y negociando gobernabilidad en el Congreso, con las repercusiones lógicas en la Unicameral.

Lo que viene en el plano nacional es de incertidumbre total. Y en Córdoba, a pesar de la continuidad del sello y de la incomodidad que muestran todos cuando se aborda la transición, también.

Fundamentalmente porque el gobernador electo Martín Llaryora ya dio señales concretas de avanzar e ir por todo con la construcción del partido cordobés que inquieta al arco político en su conjunto. Desde los peronistas que reclaman pertenencia, hasta los integrantes de Juntos que ven inminente el final y empiezan a acomodar el cuerpo. Observando si rinde más trabajar de opositor o sumarse a una construcción transversal que funcione como paraguas de contención a un Milei, por ahora, antisistema.

Sin embargo, de forma simultánea con ese armado que podría ser tripartidario, la discusión interna del PJ está atravesada por la supervivencia. En el rol de la generación que rodea a Schiaretti; y en la posible sociedad que podrían construir con un protagonista que debe definirse entre ser socio o delegado de Llaryora: el intendente electo, Daniel Passerini.

Sobre el final de esta semana, y con el sucesor de Llaryora en Australia, dos dirigentes con peso en Provincia y Municipio reconocieron que el actual viceintendente deberá barajar lugares clave para los integrantes de su mesa chica. Los dirigentes de máxima confianza de Passerini tendrán presencia en la secretaría de Gobierno, en el Concejo Deliberante y en el Tribunal de Cuentas.

El resto, como un gabinete municipal que lucirá más acotado que el actual por secretarías unificadas, una gestión que deberá tener autonomía para no desempeñarse como un ministerio o un apéndice del Panal y la territorialidad que a la distancia monitoreará la senadora Alejandra Vigo es materia de conversación permanente. Vigo ya avisó hace varias semanas de manera pública en el programa Día Siete que ella culmina su mandato en el Senado el mismo día que lo hará Llaryora en El Panal, el 10 de diciembre del 2027. Mensaje que aún repercute en el PJ Capital.

Y del que se siguen haciende eco varios dirigentes del llaryorismo y del viguismo que comparten gabinete en el Palacio 6 de Julio con miradas de reojo.

Asimismo, ese contrapeso, o sociedad del peronismo 3.0, también deberá incluir un rol definido para el propio Schiaretti. Al que un funcionario que observa con cautela los movimientos de las placas tectónicas del cordobesismo, bautizó como ‘el canciller’. Si Sergio Massa es derrotado, el peronismo que viene imagina a Schiaretti de gira por las provincias con el modelo Córdoba bajo el brazo como un impulsor de Llaryora en el plano nacional.

Escenario que, además, observan funcionarios de otras provincias y algunos integrantes del Gobierno nacional, también. Eso es certeza; la duda, sigue siendo quién será el equilibrio PJ en Córdoba del proceso que arranca en diciembre y donde esa construcción luce sinónimo de ambición.  

Te puede interesar
asamblea-uepc (1)

UEPC: El Panal no cede y acorrala a la Celeste ante sus bases

Felipe Osman
Provincial 16 de julio de 2024

Resuelto a apostar al desgaste, el Centro Cívico asegura que no mejorará su oferta, y que sólo la reconfigurará, sin hacer nuevas concesiones. La conducción provincial del gremio deberá bajar una propuesta con cambios cosméticos a las bases, y queda expuesta a pagar un alto costo político en la previa de la elección de delegados.

Lo más visto
ilustra-fernandez-recibe-a-de-rivas-intendente

De Rivas inició su vínculo con el SUOEM-RC y se viene la paritaria

Gabriel Marclé
Río Cuarto 15 de julio de 2024

El intendente recibió a los directivos del Sindicato de Municipales y se estima que en los próximos días tendrá la primera negociación paritaria -que esperan sea bimestral. Relación dominada por la “vara alta” que dejó Llamosas con el 131% de aumento en el primer semestre y la prioridad del superávit.

enroque-agrelo-de-la-sota

Enroque corto

Redacción Alfil
Enroque Corto 15 de julio de 2024

El pasado delasotista de Rodrigo Agrelo. Datos y repercusiones de las “nuevas” ciudades cordobesas. El Pacto en redes. Legislatura, cerrada por vacaciones.

passerini-natalia-de-la-sota

El delasotismo envió una señal a Hacemos Unidos; “presente y futuro”

Felipe Osman
Provincial 15 de julio de 2024

El Movimiento Obrero Peronista, junto a los “herederos” del ex gobernador, conmemoraron las bodas de plata de Unión por Córdoba destacando su “impronta justicialista”. Passerini habló del peso de De La Sota en “el pasado, el presente y el futuro” del peronismo cordobés. Ni Llaryora, ni Schiaretti, ni Vigo asistieron. Aunque hubo emisarios del gobernador.

20240712_212836

Al estilo radical, se postergarían los plazos para la interna

Por Carolina Biedermann
Provincial 15 de julio de 2024

Son horas decisivas para el futuro del radicalismo en la provincia de Córdoba.  El mestrismo mostró músculo en la interna con Ferrer. Los núcleos quieren renovar autoridades este año pero postergarían los plazos para presentar alianzas y listas, mientras las definiciones “pintan” darse, “sobre la hora”.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email