La inocencia del comienzo

A cuatro décadas de la irrupción del grupo cordobés Pax, por iniciativa de estudiantes de la Cátedra de Realización Audiovisual IV de la Facultad de Artes de la UNC, un documental de 12 minutos subido a YouTube cubre un vacío histórico al recuperar la memoria de los inicios del punk local.

Cultura 02 de febrero de 2024 J.C. Maraddón J.C. Maraddón
08-ilustra-pax-2-febrero

J.C. Maraddón

El punk que asoló la escena musical inglesa en la segunda mitad de los años sesenta tenía un anclaje social que explica en gran parte su virulencia: la crisis económica devastaba al que había sido un pujante imperio y parte de su población quedaba a la intemperie por el cierre de industrias y la desocupación consecuente. Antes de que llegara al poder Margaret Thatcher y aplicara las clásicas recetas neoliberales de rigor, jóvenes desacatados salieron a expresar su indignación y, en vez de tomar las armas, se calzaron instrumentos que apenas sabían tocar y se pusieron a cantar letras anarquistas.

Por esos mismos años, la Argentina se encontraba sometida bajo la bota de la dictadura y hubiese sido muy coherente que emergieran por aquí brotes de punkitud. Pero el horno no estaba para bollos y cualquier insinuación cultural de ese tipo hubiese sido aplastada por la represión que se ensañaba con cualquiera que asomara la cabeza. Además, el régimen militar cortó los nexos con la ola rebelde que se verificaba en Europa y era muy difícil conseguir por aquí los discos publicados en Gran Bretaña, así que sólo algunas pocas noticias llegaban de la camada de bandas encabezada por Sex Pistols y The Clash.

Al inicio de los años ochenta surgieron algunas fisuras en la cúpula de gobierno y de a poco hubo audaces que comenzaron a animarse a deslizar sus críticas, como Charly García hizo en “Canción de Alicia”, publicada en 1980 como parte del disco “Bicicleta” de Serú Girán. En ese contexto, sin todavía salir de las catacumbas del underground, los primeros punkies argentinos daban inicio a sus carreras musicales, alentados por quienes habían conseguido traer álbumes importados de Inglaterra para poder así conocer de primera mano cómo sonaban y qué decían los que habían armado una revuelta que por allá ya iniciaba su declinación.

Por las edades de los que integraban esas formaciones pioneras entre nosotros, es muy probable que no hayan sido conscientes del peligro que corrían al introducir en sus composiciones malas palabras y consignas contrarias al autoritarismo que seguía estando presente en quienes tenían las riendas del poder. Y aunque su fama fue creciendo desde abajo, recién en 1983 pudieron acceder a estudios de grabación, en coincidencia con el declive de la interrupción dictatorial a la que la derrota en Malvinas había obligado a convocar a elecciones. Además, la guerra había tenido una consecuencia inesperada: el auge del rock argentino.

Por esos mismos días, en Córdoba deambulaba de bar en bar un trío conformado por Luis Mostaza en guitarra, Jorge Imberti en bajo y Taufí Flores en batería, quienes bajo el nombre de Pax se erigían en los representantes locales de ese linaje contestatario que había alterado la superficie del panorama rockero internacional. Con un núcleo duro de fieles seguidores, Pax teloneó en el Gato Jazz el debut cordobés de Los Violadores, la formación punk argentina por excelencia que había derribado los prejuicios de la crítica con su lírica venenosa y sus shows arrasadores.

A cuatro décadas de ese hito, por iniciativa de estudiantes de la Cátedra de Realización Audiovisual IV de la Facultad de Artes de la UNC, un documental de 12 minutos subido a YouTube cubre un vacío histórico al recuperar la memoria de ese grupo que enarboló en Córdoba las banderas de un género que no ha perdido vigencia. Josefina Gabrielli Gioda, Candela Luján Moyano, Martina Pérez, Diego Taborda y Andrés Tamaginini son los responsables de este cortometraje titulado “Hormigas putas”, que hace justicia con esos músicos que, si bien después siguieron diferentes caminos, 40 años atrás se jugaron enteros por el punk.

Lo más visto
ilustra ricardo tosto y llamosas porcentaje

Llamosas suaviza asperezas con el sindicalismo nazarista

Gabriel Marclé
Río Cuarto 23 de febrero de 2024

En paralelo con la paritaria de los trabajadores municipales, el Gobierno de Río Cuarto cerró un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias que dirige Ricardo Tosto, cosecretario general de la CGT-RC y brazo sindical de Adriana Nazario. Señales positivas antes de iniciar la verdadera campaña.

unc-boretto (1)

Universidades en un momento crítico

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 23 de febrero de 2024

A través del Consejo Interuniversitario Nacional Rectores y Rectoras de todas las Universidades Públicas advierten que la situación de las instituciones es crítica e insostenible. John Boretto sigue eligiendo al Consejo para pronunciarse respecto al presupuesto universitario mientras discuten fechas y detalles de elecciones en la UNC.

llaryora-alta-gracia

Paro docente: Milei le arrastró la marca a Llaryora

Gabriel Silva
Provincial 23 de febrero de 2024

La Uepc se plegó a la medida de fuerza nacional que impulsó Ctera en rechazo a la suspensión del Fonid. En simultáneo, las conversaciones que hubo ayer entre el gobernador y el intendente Passerini por la reacción de la Justicia en el tema transporte.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email