Transferencias a cajas de jubilaciones no transferidas: se espera corrección del DNU

El tema es parte de la agenda que tratan los gobernadores con los ministros nacionales. Desde enero la Casa Rosada no envía un peso. Para Córdoba es un problema importante.

Nacional 10 de abril de 2024 Redacción Alfil Redacción Alfil
gobernadores (2)

Los gobernadores que vienen manteniendo contacto con los ministros Guillermo Francos y Nicolás Posse de cara al tratamiento de la ley Bases y del Pacto de Mayo, esperan que en las próximas horas la Nación corrija el DNU por el que anuló hacia adelante la obligación de Anses de girar fondos a las 13 cajas de jubilaciones provinciales no transferidas, entre las que está la de Córdoba. Lo conversado es que se seguirá pagando y la deuda acumulada se cancelaría a través de un bono.

Hace unas semanas por el decreto 280/2024, el Gobierno nacional suspendió la vigencia de los artículos 92 y 93 del Presupuesto 2023 que fue reconducido para el año en curso. Dichos artículos establecían el financiamiento de la Anses a las cajas previsionales provinciales de 13 distritos que no fueron transferidas a la Nación. Aunque ya desde enero Nación no paga un peso, el DNU corta hacia adelante los recursos.

Los ministros vienen explicando que los fondos no fueron eliminados, sino que están siendo auditados, pero lo cierto es que no se paga y se elimina la obligación de hacerlo. Por eso la expectativa de una corrección. Los 13 distritos son Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Misiones, Neuquén,  Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego. 

Un trabajo de la consultora Politikon Chaco repasa la conflictiva historia alrededor de este tema. Entre 1992 y 1999, de la mano del proceso de reforma de Estado que llevó adelante el menemismo, que incluyó la privatización del sistema de seguridad social, once jurisdicciones subnacionales transfirieron sus cajas previsionales bajo el compromiso del gobierno nacional de cubrir los déficits previsionales de esos distritos.

La consultora analiza el desarrollo de las transferencias desde el 2003 y observa que entre ese año y el 2011 (con la estatización de las AFJP en el medio) los envíos a provincias se desarrollaban con relativa normalidad. Sin embargo, entre 2012 y 2015, no se destinó ni un peso al financiamiento de las Cajas previsionales no transferidas ya que, según afirmaban desde el oficialismo de ese entonces, las provincias no cumplieron los requisitos establecidos en los pactos firmados. Esto provocó que las provincias eleven sus reclamos, incluso en instancias judiciales.

En la presidencia de Mauricio Macri, se produjeron dos cambios: en 2016 (Ley de Reparación Histórica) se acordó que Anses cubre la parte del déficit equivalente que existiría si el sistema hubiera sido traspasado; y 2017 (Consenso Fiscal) se eliminó la obligación de armonización de las cajas provinciales y se acordó que los envíos a las provincias estarían en línea con el incremento de las prestaciones previsionales nacionales.

Desde ese momento y hasta el presupuesto 2023 inclusive, se estableció que ANSES “transfiera mensualmente a las provincias que no transfirieron sus regímenes previsionales al Estado nacional, en concepto de anticipo a cuenta, del resultado definitivo del sistema previsional provincial, el equivalente a una doceava parte del último monto total del déficit –provisorio o definitivo– determinado de acuerdo con el decreto 730 del 8 de agosto de 2018 y sus normas complementarias y/o modificatorias”.

Las transferencias a las Cajas Previsionales provinciales se computan dentro de las denominadas “Transferencias no automáticas” y a lo largo de los años han tenido diferentes pesos dentro de las mismas. Entre los años 2003 y 2011, mostraban una participación promedio anual del 7,9% de las transferencias no automáticas totales; entre 2016 y 2023 subió al 10,2% en parte explicado por la cantidad de provincias que recibieron fondos; además, se observa que tanto en 2022 como en 2023 se redujeron los niveles de participación.

Las irregularidades en la dinámica se traducen en que en el 2003, solo cuatro provincias recibieron los fondos (Córdoba, La Pampa, Santa Cruz y Santa Fe). En 2004 y 2005, fueron seis; cinco en 2006; seis en 2007; siete en 2008; seis en 2009; siete en 2010; y cuatro en 2011. 

Entre 2012 y 2015 no hubo envíos; en 2016 fueron doce las  provincias que recibieron fondos, mientras que en 2017 y 2018 fueron los  únicos dos años donde las trece provincias con cajas no transferidas captaron fondos. Ese numero cayó a ocho en 2019; creció a nueve en 2020; y fueron diez en 2021 y 2022.  Finalmente, en 2023, fueron once, siendo las provincias de Chubut y Tierra del Fuego las  únicas que no recibieron fondos para cajas previsionales propias. 

El peso de las transferencias para cajas previsionales varió mucho según los años y las  jurisdicciones. Tomando un promedio simple para el período 2003-2023, en Córdoba, con  el 40,4%, se observa el mayor peso de estos envíos sobre el total de las transferencias no  automáticas captadas; en Santa Fe representan en promedio el 27,8% de los fondos; en  Entre Ríos el 21,4% y en La Pampa el 20%, siendo estas las que presentan los mayores  niveles de participación.

 

Lo más visto
debate-2030-rio-cuarto

Nuevo cruce de candidatos (Nazario “picanteó”)

Redacción Alfil
Río Cuarto 24 de mayo de 2024

La actividad organizada por la Fundación Río Cuarto 2030 convocó a los candidatos Guillermo De Rivas, Adriana Nazario y Gonzalo Parodi para exponer sus propuestas en el Viejo Mercado. La cita de Michael Jordan y el descargo de Nazario.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email