Llaryora bendijo a De Rivas, pero reaccionó al “final abierto”

El gobernador concretó su primera visita tras el cierre de listas que confirmó el quiebre peronista rumbo a las urnas. El jefe provincial avaló al candidato de Llamosas y dijo que se entienden “de memoria”. Asimismo, aclaró: “Trabajaré para el candidato que elijan los riocuartenses”. El escenario de tercios genera dudas.

Río Cuarto 09 de mayo de 2024 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
ilustra-de-rivas-entrega-remera-a-llaryora

Por Gabriel Marclé

Martín Llaryora concretó ayer la tercera visita en menos de un mes a la capital alterna, lugar que se ha convertido en una zona de promesas cumplidas. En poco más de cinco meses de gestión, el mandatario provincial inauguró las Guardias Locales, presentó la nueva sede de la Fuerza Policial Antinarcotráfico y habilitó la esperada circunvalación de A-005. Pero la agenda de gestión fue -una vez más- superada por el clima electoral que cruza al Imperio. Esta semana se presentaron las listas que competirán por la intendencia el 23 de junio y se confirmó lo que Llaryora temía: el peronismo no concretó una alianza de unidad.

El jefe de Hacemos Unidos se lamentó que Adriana Nazario no haya bajado su candidatura y, liberado de esa cuestión, cumplió con lo que había prometido días atrás: si no se lograba la unidad, apoyaría a Guillermo De Rivas. Aunque esto se concretó con gestos favorables al candidato oficialista, las declaraciones del gobernador tuvieron un tono cuidadoso. Tal vez, el anticipo de un final abierto para la elección local haya causado que Llaryora mida sus palabras y abra un amplio abanico de escenarios posibles, incluso alguno donde el hombre del oficialismo no logre la intendencia.

Mientras el gobernador recorría las instalaciones de la nueva sede de la FPA en el Imperio, se tomó unos minutos para atender a la prensa y, aunque la Ley Bases o el Pacto de Mayo podrían haber ocupado la mayor parte de las consultas, la conferencia giró en torno al papel que tendrá su figura en el marco de la elección riocuartense. A priori, podría decirse que sus palabras fueron -hasta ahora- las más claras respecto al apoyo que podría brindarle al candidato De Rivas.

“Cuando uno trabaja con gente que es parte del mismo equipo, las cosas se hacen más fácil. Con Juan Manuel (Llamosas) y con Guillermo (De Rivas) trabajamos de memoria. No hay discusiones mezquinas ni diferencias políticas que atrasan la cuestión y complican nuestro trabajo”, afirmó el mandatario provincial, quien también habló de la experiencia en gestión del candidato oficialista como un factor importante para su campaña. 

Consultado por su conocimiento del proyecto que De Rivas prepara para competir, el gobernador destacó la propuesta del candidato oficialista que busca construir un centro de tratamiento de adicciones. Además, se mostró coincidente respecto a la posibilidad de trasladar la Unidad Penitenciaria de Av. Sabatini a las afueras de la ciudad. Claro que el hecho de ser parte del mismo equipo y de ser el elegido por Juan Manuel Llamosas para que lo suceda es un factor que le gana a cualquier otra cosa. “Ese es el atributo que tiene Guillermo”, remató Llaryora.

Final abierto

Los halagos y el mensaje direccionado al apoyo a De Rivas no fueron lo único destacado del análisis del gobernador sobre las elecciones que se vienen. De hecho, el gobernador pareciera no haber terminado de jugársela por completo. Tal vez no sea el momento ni el lugar y la campaña diseñada por el Panal lo tenga al gobernador jugando más fuerte cerca del sprint final. Sin embargo, las señales apuntan más a un manejo cuidadoso de la expectativa electoral, quizá guiado por la idea del “escenario de tercios” que vuelve real la posibilidad de un final abierto.

“Quiero decirles a los riocuartenses que trabajaré para el candidato a intendente que ellos elijan”, dijo Llaryora al asegurar que “mi compromiso es con los vecinos” y no con una opción en particular. Esta es quizá la frase que más lo aleja de ser el promotor principal de Guillermo De Rivas. “No me meto en la política local. He sido intendente de una ciudad del interior del interior y entendí que no es bueno que el gobernador se meta”, repitió como en sus últimas visitas.

Incluso, en un lapsus, llegó a decir que trabajaría “con todos los candidatos”, algo que puede entender como una continuidad de su discurso sobre “lo que los riocuartenses elijan” o como una señal desfavorable para el candidato que lleva el sello del oficialismo provincial.

Lo dicho queda abierta a múltiples interpretaciones, aunque desde el comando de campaña de Hacemos Unidos por Río Cuarto afirman que De Rivas es el delfín del gobernador. En ese sentido, respetan que Llaryora declare con cuidado, aunque pueda dar la idea de cierta inseguridad del gobernador, aunque semanas atrás dijo que De Rivas “es el mejor candidato”. El paso de los 40 días de campaña confirmará si la postura de Llaryora está más cerca de la incertidumbre por el final abierto o si se pondrá en el centro de la campaña para que su candidato supere la dificultad del escenario de tercios que se avecina.

Agenda de gestión

Durante su paso por la capital alterna, Llaryora dejó habilitada la sede local de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA). De esta manera, efectivos especializados se sumarán a la lucha antinarcótico con 31 los agentes que prestarán tareas en esta sede que se suma a las de Córdoba capital y San Francisco.

“Es un día de alegría para los vecinos de bien, para los que queremos vivir en paz y tranquilidad. Y claramente es un día de tristeza para los delincuentes y para los narcotraficantes”, dijo en la presentación. Llaryora recorrió la recientemente habilitada Circunvalación, promesa icónica de su gestión. “Generará más progreso y seguridad”, señaló.

Sindicatos avisan que no arriesgaran sus sellos por un candidato

Alfil reportó en su última edición que una veintena de sindicatos adheridos a la Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Cuarto se reunieron para conformar la mesa sindical de Guillermo De Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto. Con el apoyo de dos de los tres triunviros de la central local, el actual secretario de Gobierno cuenta con su propio operativo dentro del sector sindical. Sin embargo, la publicación de esta noticia generó revuelo entre algunos dirigentes de la CGT. 
“No queremos poner en juego nuestro sello”, señalaba un dirigente al aclarar que los sindicatos presentes en la reunión del pasado lunes lo hicieron en representación de una agrupación y no como representantes del total de afiliados. De esta manera, los actores de la mesa sindical derivista “se atajaron” de cualquier crítica al asegurar que no van a arriesgar sus sellos para apoyar un candidato. De hecho, hay sindicatos con más de una agrupación: unos irán con De Rivas y otros con Adriana Nazario.
Por su parte, la candidata de La Fuerza del Imperio del Sur se reunirá hoy con secretarios generales de los gremios que conformarán su mesa sindical. Ya cerraron agrupaciones de 16 sindicatos: Bancarios, Telefónicos, Judiciales, UOCRA, entre otros.

Te puede interesar
luis-juez (9)

Parodi reafirma perfil “vecinal” (¿Vienen Juez y De Loredo?)

Gabriel Marclé
Río Cuarto 21 de mayo de 2024

Desde el bunker de Primero Río Cuarto afirman que “no es necesario” contar con el espaldarazo de dirigentes provinciales y nacionales. Sin Juntos por el Cambio como sello, no está en los planes la presencia de Juez, Lousteau y de Loredo. “Buenas sensaciones” por las encuestas propias.

Lo más visto
ilustra-llaryora-pescando-con-calvo-prunotto-y-siciliano

La (próxima) avanzada de Llaryora es por los “intendentes” de la Unicameral

Gabriel Silva
Provincial 21 de mayo de 2024

El gobernador se mostró con jefes comunales de la UCR en una foto que difundieron desde El Panal ayer hablando de la incorporación de estos radicales al Partido Cordobés. En simultáneo hay diálogo con los legisladores de peso en el interior para romper el interbloque de Juntos por el Cambio. Porqué el número mágico a partir de junio será 47.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email