El Mercosur pierde importancia política y comercial para la Argentina

La relación del país con el resto del bloque es cada vez menos significativa mientras los negocios con otras regiones -como Asia- logran mayor crecimiento relativo para Argentina en los últimos años.

Nacional 10 de julio de 2024 Redacción Alfil Redacción Alfil
2024-07-09-milei

La cumbre del Mercosur en Asunción del Paraguay a la que no asistió el presidente Javier Milei fue una muestra de que para el Presidente el bloque no tiene la importancia que registró para algunos de sus antecesores. Más allá de sus diferencias públicas Luis “Lula” da Silva, la razón de la pérdida de relevancia del bloque y del vínculo con los países de la región está presente. La ubicación geopolítica de Argentina en alianza con las democracias capitalistas occidentales (y la preferencia por Estados Unidos) le confiere a esta decisión un aspecto doctrinario/estratégico más sustancial, admite el analista Marcelo Elizondo.

En un trabajo de su consultora DNI muestra la evolución de los negocios internacionales argentinos, la relación de la Argentina con el resto del bloque es cada vez menos significativa mientras los negocios con otras regiones -como Asia- logran mayor crecimiento relativo para Argentina en los últimos años.

En particular, el intercambio comercial con los socios del Mercosur ha venido perdiendo importancia cuantitativa para Argentina. Y, especialmente, siendo Brasil el mayor destino de las exportaciones argentinas desde hace muchos años (y uno de los tres principales orígenes de la importaciones -los otros son China y Estados Unidos-) la menor incidencia proporcional del vecino inmediato marca un contexto que debe sumarse al análisis sobre lo que viene pasando.

En la perspectiva histórica, puede observarse que Brasil logró un gran salto en las relaciones comerciales con Argentina luego de la conformación del Mercosur. Pasó entonces a ser un mayor proveedor de la Argentina y a ser un creciente destino de las ventas argentinas. Lo que muestra que el Mercosur (que se conformó como un bloque endocéntrico, que privilegió el comercio entre sus socios pero obstaculizó el comercio con terceros) desvió comercio; porque es muy probable que (dada al diferencia entre los resultados anteriores a la existencia del bloque y posteriores a ella) el vínculo con Brasil concentró entre ambos países comercio que, de no haberse creado la discriminación positiva entre ambos, hubiese sido generado con otros mercados.

De todos modos, puede señalarse que el Mercosur fue una buena experiencia inicial para una internacionalización preliminar de buena parte de la economía argentina, que había estado por años poco relacionada con el exterior. Sin embargo, luego, la relevancia relativa de Brasil en el comercio argentino viene en descenso. Aun siendo todavía el mayor socio comercial argentino, tiene hoy una incidencia en el total de exportaciones de casi 40% menos que en los primeros años del bloque.

Luego de la formación del Mercosur, Brasil pasó a significar entre 25% y 26% del total de exportaciones argentinas. Y, con el transcurso del tiempo, llegó a generar entre 30% y 35% de las importaciones pero esa relevancia relativa fue disminuyendo en la medida en que la Argentina comenzó a desarrollar negocios con otras áreas del planeta, en particular con Asia.

Por eso, es remarcable que en los últimos años las exportaciones argentinas a Brasil ya solo supusieron alrededor de 15% del total (más allá de las oscilaciones en cada año). Y que el Mercosur tiene un valor hoy muy menor al del inicio de vigencia del acuerdo.

En 2023 la excepcional menor exportación agrícola por la sequía hacia otros mercados (especialmente Asia y Europa), redujo la importancia relativa de los grandes continentes en el total de envíos comerciales; pero en 2024 y 2025 se volverá a un porcentaje similar a los de 2022 y 2021.

“Así, no solo asistimos a una reducción de la importancia proporcional de Brasil en las exportaciones con relación al momento de inicio del boque (los últimos años del siglo pasado) sino que también hay un descenso importante de Brasil como parte del total en relación con lo que ocurría en los primeros años de la segunda década del siglo XXI (2010, 2011, 2012, 2013). Y la proporción de las exportaciones a Brasil en 2024, por lo antes referido, será muy menor a la de aquellos años”, describe Elizondo.

En materia de importaciones, si bien Brasil sigue generando una proporción significativa (es junto a China el mayor proveedor de importaciones argentinas), también hay una pérdida de incidencia relativa al total en relación con aquellos años de inicios del siglo XXI en los que la relación bilateral atravesaba su momento dorado.

En materia de ventas externas nominales en dólares, en 2011, 2012 y 2013 la Argentina exportó a Brasil cifras de alrededor de 17.000 millones dólares, mientras que en los últimos años las ventas externas oscilan entre 11.000 y 12.000 millones de dólares anuales. Y también en relación con las importaciones hay una baja en números absolutos.

Un ejemplo del corrimiento (la otra cara de la misma moneda) en la relevancia de mercados para la Argentina es la evolución de los negocios con países asiáticos. Al principio, China; y más recientemente India o Vietnam. Por ejemplo, las exportaciones a China pasaron de 2.576 millones en 2003; y de 2.737 millones en 2004 (cuando comenzaron a subir) a 8.022 millones en 2022 (cayeron en 2023 por la sequía a menos de 6.000 millones -porque primordialmente se le exporta a China bienes de origen agrícola- pero volverán a niveles mayores en 2024).

A la India se decuplicaron las exportaciones argentinas creciendo desde solo 420 millones de dólares en 2003 hasta 4.520 millones de dólares en 2022 (en 2023, también afectadas por la sequía, se redujeron; pero también se trató de un fenómeno excepcional y se recuperarán en 2024 y 2025). En este marco aparecen las importancias relativas emergentes de Vietnam (3.222 millones de dólares de exportaciones en 2022 -y también con una reducción excepcional a 2.095 por la sequía en 2023- pero que será sucedida por una recuperación en 2024) .

Te puede interesar
Lo más visto
ilustra-fernandez-recibe-a-de-rivas-intendente

De Rivas inició su vínculo con el SUOEM-RC y se viene la paritaria

Gabriel Marclé
Río Cuarto 15 de julio de 2024

El intendente recibió a los directivos del Sindicato de Municipales y se estima que en los próximos días tendrá la primera negociación paritaria -que esperan sea bimestral. Relación dominada por la “vara alta” que dejó Llamosas con el 131% de aumento en el primer semestre y la prioridad del superávit.

asamblea-uepc (1)

UEPC: El Panal no cede y acorrala a la Celeste ante sus bases

Felipe Osman
Provincial 16 de julio de 2024

Resuelto a apostar al desgaste, el Centro Cívico asegura que no mejorará su oferta, y que sólo la reconfigurará, sin hacer nuevas concesiones. La conducción provincial del gremio deberá bajar una propuesta con cambios cosméticos a las bases, y queda expuesta a pagar un alto costo político en la previa de la elección de delegados.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email