La insatisfecha búsqueda de un porqué

“Final Account”, un documental estrenado en 2020 que ahora se ha sumado a la oferta de Netflix, recopila material elaborado a lo largo de una década de trabajo, con entrevistas a hombres y mujeres que tomaron parte o fueron testigos de las atrocidades del nazismo.

Cultura 02 de noviembre de 2023 J.C. Maraddón J.C. Maraddón
ilustra final account

J.C. Maraddón


La pregunta sobre cómo los alemanes pudieron haber sostenido con su voluntad y su voto un régimen como el de Adolf Hitler, es algo que todavía resulta difícil de responder, a pesar de los más de 78 años transcurridos desde la capitulación de Berlín. Tanto el sesgo autoritario como el antisemitismo propio del nacionalsocialismo hitleriano, pueden ser observados como un signo de aquellos tiempos no sólo en la potencia centroeuropea. Pero la voracidad por la conquista de nuevos territorios y la crueldad concentrada en el exterminio genocida, superan el marco de cualquier análisis y se encuadran dentro de un fenómeno incomprensible.

Sabido es el escarnio que padeció Alemania tras la Primera Guerra Mundial y cómo esa condición paupérrima a la que se condenó a ese país fue el caldo de cultivo que alimentó a posteriori la implantación de ideas totalitarias fundamentadas en un sentimiento patriótico que clamaba por revancha. Y también se ha repetido el argumento que señala al castigo pecuniario que sufrió la economía germana como el factor causante de una crisis terminal de la República de Weimar, que culminó con el ascenso al poder de un líder carismático cuya promesa mesiánica era recuperar la dignidad nacional que había sido perdida.

Fue esta sumatoria de razones, junto a otras que no se podrían desglosar en este breve apunte, la que elevó al Führer a un sitial de poderío absoluto y empujó a la humanidad hacia una catástrofe bélica de dimensiones desconocidas hasta ese entonces. Armamentos de destrucción masiva fueron desarrollados por los contendientes y hasta el día de hoy esa amenaza se cierne sobre la civilización, prolongada años más tarde a través de la Guerra Fría y continuada en la actualidad en enfrentamientos geopolíticos y comerciales de una fricción constante cuyas derivaciones no puede preverse hacia dónde podrían llegar a llevarnos.

Por eso, el interrogante acerca del germen que impulsó la puesta en marcha de la maquinaria nazi, es objeto de permanentes revisiones, que no van en busca de una explicación unívoca, sino que más bien intentan alertar sobre un probable retorno de las ideas que trajeron resultados terribles. Y si tenemos en cuenta que muchos de quienes fueron testigos directos de esos acontecimientos ya han fallecido, se vuelve cada vez más complicado conseguir testimonios de primera mano acerca de las motivaciones que pudieron haber llevado a un ciudadano común a enrolarse en una aventura tan delirante como  insostenible.

“Final Account”, un documental estrenado en 2020 poco antes de que falleciera su director, el inglés Luke Holland, recopila material elaborado a lo largo de una década de trabajo, con entrevistas a hombres y mujeres que tomaron parte o fueron testigos de las atrocidades del nazismo. Aunque todos ellos eran muy jóvenes al momento de los hechos, su palabra es valiosa en cuanto a revelar qué los animaba a unirse a formaciones como las Juventudes Hitlerianas o las SS, que con mayor o menor responsabilidad articularon las órdenes emanadas desde los despachos de gobierno, más allá de que fueran contrarias a toda premisa humanitaria.

Incorporada recientemente a la ofertas de Netflix, “Final Account” es otra película entre todas las que se proponen indagar en ese costado oscuro de una sociedad alemana que no ha podido aún digerir en su memoria las calamidades de ese periodo oscuro. Pero, además, escuchar a esos ancianos cuando dicen que apoyaron a Hitler bajo el impulso de su rechazo a la corrupción y a la inflación reinantes, puede producir escalofríos en un espectador que, desde Argentina, asiste a una situación electoral insólita justo en el cuadragésimo aniversario de la recuperación de las instituciones democráticas en 1983.

Te puede interesar
Jueves-18-de-Julio

Cómo reconocer los pasos del jueves

Gabriel Ábalos
Cultura 18 de julio de 2024

Dos novedades en sala proponen películas a descubrir, mientras se oye la voz de Rata Blanca con covers inolvidables en un show completo. Y las ofertas se sostienen esta semana para mantener a los chicos entretenidos hacia fines de las vacaciones.

ilustra-lebon-y-clapton

Tributo al maestro

J.C. Maraddón
Cultura 18 de julio de 2024

La noticia de que David Lebón será el telonero de Eric Clapton cuando el rockero inglés se presente en la cancha de Vélez Sarsfield el próximo 20 de septiembre, fue recibida como un acto de justicia para el guitarrista argentino; y para todos los que aquí crecieron bajo la influencia del blues rock británico.

Lo más visto
asamblea-uepc (1)

UEPC: El Panal no cede y acorrala a la Celeste ante sus bases

Felipe Osman
Provincial 16 de julio de 2024

Resuelto a apostar al desgaste, el Centro Cívico asegura que no mejorará su oferta, y que sólo la reconfigurará, sin hacer nuevas concesiones. La conducción provincial del gremio deberá bajar una propuesta con cambios cosméticos a las bases, y queda expuesta a pagar un alto costo político en la previa de la elección de delegados.

concejo-rio-cuarto

Se arma la puja del poder opositor de un Concejo “en veremos”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 17 de julio de 2024

La dinámica legislativa de cuatro bloques se encuentra a la espera de temas para comenzar con la agenda fuerte del año. La oposición se define entre dialoguistas, fiscalizadores y malos comienzos. Llegan proyectos, pero no del Ejecutivo: la asunción sobre la hora sigue haciendo de las suyas.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email