Llamosismo evalúa escenarios post balotaje pensando en 2024

El PJ de Juan Manuel Llamosas revisa el escenario que se verá desde el. Gane Milei o gane Massa, la estrategia del oficialismo que busca repetir en 2024 no será la misma. Desde el entorno de Llamosas afirman que el intendente será orgánico a quien le toque liderar la Nación.

Río Cuarto 14 de noviembre de 2023 Gabriel Marclé Gabriel Marclé
ilustra-llamosas-y-el-simulador-con-milei-y-massa
Juan Manuel Llamosas.

Por Gabriel Marclé

Una gran incertidumbre cruza al país y la Municipalidad de Río Cuarto no queda exceptuada del contexto previo a las elecciones nacionales. El Ejecutivo de Juan Manuel Llamosas reconoce por lo bajo que el lunes después del 19 de noviembre todo cambiará para la escena local, tanto en lo económico como en lo político. Es cierto que los presupuestos, los riesgos de corridas y los matices institucionales que separan a Sergio Massa de Javier Milei son los temas principales del país que se viene y su efecto en la gestión, pero hay cuestiones vinculadas a la planificación política de cara a las municipales del 2024 que resultará afectada gane quien gane.

Llamosas se ha mantenido en silencio y públicamente prescindente en cuanto a qué candidato presidencial recibirá su apoyo en la segunda vuelta, pero eso no significa que su cotidianeidad no esté abocada a calcular escenarios posibles que devengan de la voluntad de los argentinos. Con esto, Alfil pudo consultar entre diferentes actores del llamosismo sobre el día después, algo que ya forma parte de las alternativas estratégicas del jefe municipal y principal autoridad del PJ local, un estudioso de las variables políticas que sin dudas ha simulado realidades donde deberá habitar como actor político durante las eventuales presidencias de Massa o de Milei.

Los dirigentes del PJ municipal se reparten entre los que salen a bancar a Massa y los que guardan silencio en consonancia con lo marcado por Juan Schiarettti en la orgánica provincial. Llamosas ha quedado en medio de esto y, aunque se mostró con el ministro de Economía la semana pasada, ha priorizado la neutralidad. Claro que también está otra de las teorías: en la Municipalidad local reconocen que hay muchas chances de que Javier Milei gane el domingo y eso obliga a pensar en cómo convivir dentro de ese alboroto.

Con Milei, “barajar y dar de nuevo”

Es difícil planificar lo que ocurrirá el lunes después de las urnas, pero la proyección de escenarios forma parte de las evaluaciones que vienen realizándose hace tiempo. Como se dijo, en el llamosismo entienden que la posibilidad de que Milei sea jefe de Estado es real. Desde allí se empieza a trazar un panorama que tiene varios indicadores y que apuntan al fin de configurar la mejor estrategia local para retener la Municipalidad en 2024.

En el peronismo riocuartense afirman que una victoria de Milei es barajar y dar de nuevo, cuestión con la que podría coincidir Llamosas, estratega central del camino a las urnas del 2024. Bajo esta situación, se cree que con la victoria del líder libertario emergerán nombres y fuerzas nuevas, pero que principalmente llevarán a que La Libertad Avanza genere un candidato propio en Río Cuarto, situación que hasta el momento sería novedosa e impredecible, pero que promete desordenar los esquemas tradicionales y pensar en un electorado que espera opciones superadoras, alejadas de lo tradicional.

Por otro lado, en este escenario diferente Llamosas deberá intentar ampliar con sectores afines a Milei, como va a ocurrir en todo el terreno nacional si el libertario es presidente. Esto es casi una obligación cuando sus rivales están al acecho y deberá absorber a los libertarios antes que el radicalismo, aun cuando el PRO pueda actuar de nexo entre mileistas y Gonzalo Parodi.

Independientemente de las proyecciones, desde el Ejecutivo surgen mensajes que le restan gravedad y desafíos a una eventual presidencia de Milei. “No le tenemos miedo a una presidencia de Milei. Ya le ganamos a Macri en 2016 cuando era una estrella de rock y por 16 puntos”, lanzaba un dirigente del llamosismo en respuesta a las especulaciones sobre el comportamiento del votante de Milei en 2024. Una y otra vez, afirman: “No es lo mismo votar presidente que votar gobernador y mucho menos que votar intendente”.

Con Massa, más predecible

El otro plano de la simulación llamosista ubica a Sergio Massa como presidente y, a diferencia del escenario con Milei, se trataría de una imagen “mucho más predecible y estable”. Respecto a esta mirada, recuerdan lo ocurrido en 2019, cuando la gran mayoría del pueblo riocuartense votó a Mauricio Macri como presidente y meses después hizo lo mismo con Llamosas, aun cuando el riocuartense recibió el apoyo del flamante presidente y aun así esto no repercutió negativamente en su campaña. De hecho, antes que la pandemia postergara la elección, en el peronismo se esperaban una victoria por veinte puntos contra Gabriel Abrile, que meses después acortó la distancia a seis puntos. “Nos golpeó el Covid”, aseguran.

La simulación de este escenario es más clara y en el llamosismo podrían esperar un proceso más ordenado y en sintonía con las pretensiones de la dirigencia y militancia peronista, pero que exigirá un rápido esquema de acuerdos para que el candidato peronista en 2024 no se debilite por las fricciones. Llamosas, como probado integrador de espacios, tendría más fácil la firma de acuerdos entre schiarettistas y massistas. Claro está que la voz de Massa también podría llegar a ser escuchada a la hora de elegir candidatos en lo local, algo que tienen en cuenta los delasotistas de La Militante por la cercanía entre el ministro y su “querida amiga” Adriana Nazario.

Otro de los puntos de una posible presidencia de Massa tiene que ver con que el potencial presidente necesitará más de Llamosas que Llamosas de él. Esto tiene que ver con las elecciones en Río Cuarto son una necesidad imperiosa para el nuevo jefe de Estado nacional, una prueba que brinde legitimidad a un Gobierno que recién arranca. Eso sí, se proyecta a un Massa más activo que Alberto Fernández en cuanto a la vinculación y movilización en la campaña riocuartense.

Más allá de estas proyecciones, en Río Cuarto solo se habla del estilo Llamosas, de una doctrina práctica en cuanto a la forma de vincularse y armar una iniciativa ganadora que trascienda a los nombres. Desde el entorno del intendente municipal afirman que si gana Massa o gana Milei es indiferente y que Llamosas será orgánico, se adaptará y actuará en consonancia con la mejor opción posible para sus liderados. Aunque queda la sensación de que el contexto de una fuerza peronista al frente de la Nación pondrá al oficialismo local en una situación más “cómoda” para lo que serán sus últimos meses de Llamosas al frente del municipio.

Te puede interesar
rural-2

23J: SRRC espera propuestas con foco en desarrollo regional

Julieta Fernandez
Río Cuarto 29 de mayo de 2024

El sector ruralista lleva adelante su 70° Expo Otoño y se muestra en sintonía con los distintos intendentes de la zona. Aunque no se muestran respaldando a algún candidato en Río Cuarto, insisten en que el próximo/a intendente debiera ofrecer “algo más que obras de pavimento y cordón cuneta” y potenciar el desarrollo regional.

ilustra-llamosas-mochilero-a-barrio-alberdi

Llamosas hace base en Alberdi para fortificar el bastión peronista

Gabriel Marclé
Río Cuarto 29 de mayo de 2024

Con De Rivas acaparando la centralidad de la campaña de Hacemos Unidos, el intendente opera como armador en el territorio y trabaja con varias oficinas en Pueblo Alberdi. Llamosas mide mejor que el candidato oficialista entre las barriadas del distrito que ocupa el 23% del padrón.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email