Tras el silencio sobre Villarruel, gestos de Schiaretti y Passerini a Carlotto

El gobernador recibió a la titular de Abuelas en el Panal. Las preferencias de la dirigente y la respuesta del anfitrión. El electo intendente acompañó al conversatorio sobre los 40 años de la democracia que organizó el Ministerio de Justicia de la Provincia, donde Carlotto fue expositora.

Provincial 14 de noviembre de 2023 Bettina Marengo Bettina Marengo

Por Bettina Marengo

schiaretti-carlottoA seis días del balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei y en medio del repudio de distintos sectores al negacionismo del terrorismo de Estado expresado por la candidata a vicepresidenta de La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, el gobernador Juan Schiaretti y el electo intendente Daniel Passerini tuvieron sendos gestos con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. En el marco de la neutralidad cordobesista entre el peronista y el ultraderechista, ambos habían quedado en posición incómoda en un tema caro al oficialismo provincial como es la política de la Memoria, y en una provincia donde funcionó La Perla, el mayor centro de detención, tortura y muerte del interior del país, y que tiene centenares de represores condenados.  En ese marco, hasta Schiaretti, como tampoco Martín Llaryora, había rechazado públicamente el intento de la diputada Villarruel de instalar una narrativa pro última dictadura militar que incluye negación de los 30 mil desaparecidos y gestos de respaldo a represores condenados. El silencio había empezado a hacer ruido en organismos de Derechos Humanos y en el interior del peronismo provincial, a quien también estuvieron dirigidos los guiños de ayer. 

Schiaretti recibió a Carlotto en el Panal por más de una hora, con el paraguas del recuerdo de la fallecida titular de Abuelas Córdoba, Sonia Torres, con quien tuvo una gran relación. La referenta nacional le presentó a la sucesora de Sonia, Belén Altamiranda Taranto. En el mundo massista el encuentro se leyó como un mensaje de distancia con Milei y, los más entusiasmados, como un guiño amistoso a los valores del peronismo nacional. Según supo este diario, la posibilidad de reunirse en Córdoba surgió en uno de los debates en los que participó Schiaretti como candidato presidencial y donde Carlotto asistió como invitada de Massa. Ayer la Provincia informó que la audiencia había sido pedida por Carlotto.

Passerini compartió con la titular de Abuelas un conversatorio  que organizó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia en celebración de los 40 años de la Democracia en Argentina, en una participación que, como viene funcionado el oficialismo provincial, no pudo sino ser acordada con Llaryora. Se hizo en la Facultad de Derecho de la UNC con Carlotto como expositora, junto al dirigente radical Jorge Sappia  y el secretario de DD.HH de la Provincia, Calixto Angulo. La selección de los invitados locales, no massistas, no fue casual. El sanfrancisqueño le llevó a la Abuela de 93 años un proyecto de resolución del Concejo Deliberante que reivindica su trayectoria y su lucha. 

Con respecto al encuentro en el Panal, es poco lo que trascendió, pero fuentes informadas indicaron que la presidenta de Abuelas le manifestó al mandatario que no quiere que Milei sea el próximo presidente por los peligros que eso implicaría para la democracia y la política de Memoria, Verdad y Justicia, y reafirmó su apoyo al ministro de Economía, y que frente a ese comentario, el mandatario mantuvo su posición de no definirse por ninguno de los dos postulantes. “No me gustan ninguno de los dos”, habría manifestado.

Carlotto salió satisfecha de la conversación, que fue en términos “muy cordiales” según informaron testigos, y en la cual Schiaretti manifestó su certeza de que la sociedad civil no dejaría pasar decisiones reinvindicatorias del genocidio porque la concepción de la memoria está arraigada en Argentina. “La  historia no es lineal, hay avances y retrocesos”, habría enunciado el todavía jefe del Ejecutivo provincial. 

"Que nos reciba un gobernador tiene todo un significado. A buen entendedor, pocas palabras", sostuvo Carlotto, en una obvia interpretación política del gesto del gobernador PJ más antimassista del país. En la audiencia estuvo acompañada por su hija Claudia Carlotto, directora de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, Altamiranda Taranto, Leonardo Fossati, miembro de Abuelas, la abogada de la entidad, Marité Sánchez, y una de las nietas de Sonia Torres. De parte del gobierno participaron la ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Laura Echenique, y Angulo.

“Me voy muy feliz y agradecida”, señaló Carlotto, quien agradeció a Schiaretti la cesión de la sede de Abuelas a la filial Córdoba, y ponderó la digitalización de las actas de nacimiento de la época de la dictadura militar, avance clave para la búsqueda de personas desaparecidas. 


 
 
 
 
 
ResponderResponder a todosReenviar
 

Te puede interesar
gabinete-nacional-bar

El verdadero cambio implica un necesario llamado al consenso

Gabriel Silva
Provincial 29 de mayo de 2024

El ascenso de Francos de la cartera Interior a la jefatura de Gabinete se encuentra atado a una imperativa y genuina convocatoria al diálogo. Difícil desafío para un gobierno que construyó su narrativa desde el antagonismo directo a los K; con los mismos modos y, probablemente, idénticos resultados.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email