De Rivas lanzó primer gesto dialoguista (reunión con Parodi)

El intendente electo se mostró junto al ex candidato de Primero Río Cuarto. Gesto dialoguista pero con varias interpretaciones sobre el lugar que podría tener la primera minoría en los próximos cuatro años.

Río Cuarto 28 de junio de 2024 Julieta Fernandez Julieta Fernandez
Unos-mates-con-Gonzalo-Parodi

Por Julieta Fernández

La foto del intendente electo, Guillermo De Rivas y el ex candidato a intendente de Primero Río Cuarto, Gonzalo Parodi, tuvo mucha repercusión en la arena política. La imagen de ambos dirigentes en la casa de De Rivas, con mates de por medio, fue celebrada por propios y ajenos como una señal de dialoguismo hacia el período 2024-2028. Más allá del buen gesto (que además significa un win-win para ambos), las especulaciones en torno al porvenir de la primera minoría no tardaron en emerger. 

El futuro político de Parodi aún es un misterio, así como el de varios dirigentes opositores y oficialistas que aún no saben qué les deparará en los próximos cuatro años. En parte porque la transición de una gestión a otra tiene menos de siete días, algo que genera un clima de mucha ansiedad por parte de varios dirigentes que, por estas horas, buscan asilo en algún lugar de la gestión. 

La reunión del intendente electo con Parodi (que hasta el momento no se ha dado con ningún otro ex candidato) inevitablemente lleva a pensar en el lugar que podría tener Primero Río Cuarto en el período que se viene. Desde especulaciones en torno a la conducción de la Defensoría del Pueblo (que depende en gran parte del voto del bloque oficialista) hasta el perfil dialoguista/light que podría adoptar la primera minoría en el Concejo Deliberante. 

Tal como lo indicó Alfil en su edición anterior, por estas horas hay un debate “técnico” sobre quién podría arrogarse el rol de primera minoría en el Legislativo local. En términos de performance electoral, ese lugar le correspondería a Primero Río Cuarto. Sin embargo, la reglamentación no contempla ese aspecto sino que se limita a definir el lugar de las distintas bancadas a partir del número de concejales que integran el cuerpo legislativo. Desde esta perspectiva, tanto Primero Río Cuarto como La Fuerza del Imperio del Sur (nazaristas) estarían empatados en cuanto a la jerarquía que puedan ostentar. En caso de que prime esta mirada, el radicalismo se vería más perjudicado, al encontrarse en una posición ambigua y equiparado a una tercera fuerza (algo que no ha ocurrido desde el retorno de la democracia en la ciudad). 

Pero más allá de lo que pueda ocurrir con la segunda minoría, el acercamiento de De Rivas a quien fue uno de sus principales adversarios le sirve al futuro jefe municipal para comenzar a instalar lo que planteó en la campaña: ser un intendente con “impronta propia”. Al tratarse de una reunión informal y en la casa del intendente electo, inevitablemente se puede plantear una comparación entre las reuniones institucionales del comienzo de la segunda gestión Llamosas (que no prosperaron más allá de algunos encuentros). El encuentro más informal y ameno, al menos en lo que buscó mostrar De Rivas, podría ser un mensaje que refuerce esta idea de impronta propia que caracterizó sus últimos discursos de campaña. 

Por otro lado, la imagen con Gonzalo Parodi vuelve a poner de manifiesto el perfil “dialoguista” que se le achacó a Guillermo De Rivas durante la gestión Llamosas. En más de una oportunidad, concejales de Juntos por Río Cuarto (como Pablo Benítez) se reunieron con el entonces secretario de Gobierno Abierto para presentarle proyectos en materia de seguridad, considerando a De Rivas como un buen “puente” para llegar al oficialismo. Lo mismo ha ocurrido en los últimos 12 meses desde que el intendente electo asumió como secretario de Gobierno y, entre sus funciones, debió encargarse de las negociaciones salariales con el Sindicato de Trabajadores Municipales. 

En tiempos de apatía y baja participación electoral, la imagen de quienes fueron adversarios en las urnas genera simpatía en la ciudadanía pero también eleva las expectativas del trabajo conjunto entre ambas fuerzas, independientemente de los acuerdos que puedan (o no) alcanzarse para seguir manteniendo cierto status quo de un radicalismo que buscará la manera de “destacarse” por sobre las otras fuerzas opositoras. 

Te puede interesar
ilustra-de-rivas-y-maldonado-haciendo-limpieza

Disolución del ex Edecom: la “limpieza” de cargos opositores

Julieta Fernandez
Río Cuarto 18 de julio de 2024

El secretario de Prevención y Convivencia, Gastón Maldonado, aseguró que los cargos ocupados por la oposición en el directorio del ex Edecom “eran ociosos y no cumplían con su rol de contralor”. Consideró que la eliminación del Ente de Prevención Ciudadana implicará un ahorro para el Municipio a partir de la quita de algunos cargos políticos.

Lo más visto
asamblea-uepc (1)

UEPC: El Panal no cede y acorrala a la Celeste ante sus bases

Felipe Osman
Provincial 16 de julio de 2024

Resuelto a apostar al desgaste, el Centro Cívico asegura que no mejorará su oferta, y que sólo la reconfigurará, sin hacer nuevas concesiones. La conducción provincial del gremio deberá bajar una propuesta con cambios cosméticos a las bases, y queda expuesta a pagar un alto costo político en la previa de la elección de delegados.

concejo-rio-cuarto

Se arma la puja del poder opositor de un Concejo “en veremos”

Gabriel Marclé
Río Cuarto 17 de julio de 2024

La dinámica legislativa de cuatro bloques se encuentra a la espera de temas para comenzar con la agenda fuerte del año. La oposición se define entre dialoguistas, fiscalizadores y malos comienzos. Llegan proyectos, pero no del Ejecutivo: la asunción sobre la hora sigue haciendo de las suyas.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email