¿Puede el Congreso trabar la recuperación económica?

El ministro Luis Caputo presionó a los legisladores y planteó que si no se aprueba la ley ómnibus habrá medidas más duras. Hay similitudes con 2019.

Nacional 15 de enero de 2024 Redacción Alfil Redacción Alfil
congreso

“En la medida que la ley no pase, las medidas van a ser más duras y los argentinos van a sufrirlas más”, sentenció el ministro de Economía, Luis Caputo, refiriéndose al proyecto de ley ómnibus del Ejecutivo y dejando en claro que no se negocia el ajuste fiscal, ya que considera que es el único camino para poder bajar la inflación y salir del estancamiento que enfrenta la Argentina. Subrayó que “si la ley no pasara, sería una muy mala noticia, no solo para mí, sino para los argentinos”.

La situación podría asimilarse a la del 2019 tanto por la devaluación como por la necesidad de cerrar en forma simultánea los desequilibrios externo y fiscal, la diferencia clave es que la inflación mensual actual multiplica por 6 ó 7 la tasa mensual de ese año, lo que complejiza el escenario.

El economista del Ieral Jorge Vasconcelos señala que el dato positivo de una recuperación de reservas del Banco Central, con compras netas de divisas por 3.800 millones de dólares desde el cambio de gobierno, puede estar reflejando un cambio de portafolio (temporal) pero también un incipiente movimiento hacia terreno positivo de la cuenta corriente del balance de pagos, siendo que en 11 meses hasta noviembre contabilizaba un déficit de 6,5 mil millones de dólares en concepto de caja (posiblemente 10.000 millones adicionales en el devengado).

Advierte que, en ausencia de flujos de capitales significativos, que el Central logre sostener el ritmo de acumulación de reservas será por reflejo de mayor ahorro y/o menor gasto al interior de la economía, un escenario en el que las presiones inflacionarias pueden encontrar más contención. Sin embargo, el superávit de la cuenta corriente del balance de pagos (espejo de la relación ahorro/inversión) es una variable “extremadamente sensible” a la evolución del tipo de cambio real.

A propósito de la comparación entre 2024 y 2019, plantea que hay que tener en cuenta que en aquel año el tipo de cambio real promedio fue un 15 % más elevado que el de 2018 y casi un 40 % superior al de 2017. La balanza comercial, por su parte, pasó de un déficit de 3.700  millones de dólares en 2018 a un superávit de 16.000 millones en 2019.

Un dato interesante es que la dinámica de precios relativos que llevó a un peso más depreciado en términos reales y a un cambio de signo de casi 20.000 millones de dólares de la balanza comercial entre 2018 y 2019, ocurrió sin una aceleración significativa de la tasa de inflación, ya que la variación del IPC fue de 47,6% interanual en 2018 a 53,8 % en 2019.

Respecto del nivel de actividad, el primer trimestre de 2019 marcó una caída del PIB de 5,9 % interanual, con un derrumbe simultáneo de importaciones y de la inversión, del 25 % interanual. Interesa subrayar que en el segundo trimestre de 2019 ya se había experimentado un rebote, con una variación positiva de 0,6 %, repasa el reporte. El 2018 había sido un año de severa sequía, por lo que la normalización del clima significó una contribución positiva de la agroindustria de 1,5 puntos a la variación del PIB de 2019, fenómeno que explica el dato del segundo trimestre de ese año. Sin embargo, el 2019 terminó con una caída del PIB del 2% interanual, explicada por el brusco cambio de expectativas desatado tras el resultado de las PASO de agosto, cuando pasó a descontarse el triunfo de Alberto Fernández en las presidenciales de octubre.

Todo esto marca que hubo un “antes y un después” de las PASO de agosto, y los datos del segundo trimestre de aquel año mostraban un rebote significativo de la economía, por la dinámica impuesta por el cambio de precios relativos en el contexto apuntado.

Este año -dice Vasconcelos- está arrancando con una severa contracción del nivel de actividad, y todo indica que la caída interanual del primer trimestre será intensa como la del primer trimestre de 2019 (sólo por efecto arrastre estadístico podría ser algo menor).

Por efecto de la recuperación de la cosecha, el segundo trimestre podría acercarse a una variación nula del PIB, si es que entre abril y junio el rebote de la agroindustria supera el 70 % interanual. En el año, el aporte de este sector a la variación del PIB puede alcanzar a 1,7 puntos porcentuales.

En 2019, las PASO de agosto marcaron un quiebre en la dinámica de las variables. En cambio, siendo el 2024 un año “no electoral”, lo equivalente a las “PASO” tendría que venir de un desaire del Congreso y/o la justicia, o de un comportamiento más adverso de la inflación, reflexiona el economista.

El waiver acordado con el FMI, por el cual se reflota el Crédito de Facilidades Extendidas y, luego de la aprobación del directorio, habilita desembolsos por 4.700 millones de dólares, despeja para la primera parte del año una de las principales incógnitas sobre el sector externo. Con esa cifra, la Argentina cubre el 83% de los compromisos con el organismo desde diciembre pasado a abril de este año. Las condiciones del waiver son una ratificación de la meta fiscal del gobierno, de un ajuste de 5 puntos del PIB, de los cuales dos tercios dependen del Ejecutivo y un tercio de leyes pendientes de aprobación; junto con una meta de acumulación de reservas netas de 7.300 millones de dólares en el año calendario, menos exigente que la que se presumía.

Cuando el gobierno y el staff comiencen a ordenar sus “papeles de trabajo”, de cara a la revisión del acuerdo prevista para abril/mayo, el trámite puede ser menos sencillo. Más si la Argentina procura “plata fresca” del organismo, partiendo del hecho que, entre mayo y diciembre, la diferencia entre desembolsos y vencimientos arroja un saldo negativo para el país del orden de los 800 millones de dólares.

Para ese momento (entre abril y mayo) aparte del balance que ya pueda hacerse de objetivos e instrumentos disponibles para completar el ajuste fiscal, la lupa estará puesta en el “cómo sigue” el funcionamiento del mercado cambiario.

 

Te puede interesar
argentina

Federalismo de baja intensidad

Javier Boher
Nacional 22 de febrero de 2024

La provincialización apresurada de los territorios nacionales tiene consecuencias políticas que siguen impactando todavía hoy

Lo más visto
unc (19)

UNC: crece la tensión contra Caputo y Milei

Francisco Lopez Giorcelli
Universidad 21 de febrero de 2024

Fue luego de la suspensión del adelantamiento de partidas al Banco Nación que implicó que las autoridades de la UNC tuvieran que gestionar el pago de los salarios para la fecha que correspondía. La arremetida libertaria contra las universidades suma un nuevo capítulo y alimenta la llama de un conflicto evitable. Becas Progresar también en peligro.

legisltatura-vacia

Meter el perro

Gabriel Silva
Provincial 22 de febrero de 2024

En la Unicameral, la oposición fracasó en su intento de quórum y le faltó pericia para contar con el número para el debate. El accidente del radical Grich quedó en la mira de todos y la tensión en la Legislatura se confirma como una constante.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email