La economía no tiene espacio para ensayos

Las reservas negativas superan los US$11.000 millones; la deuda comercial es de alrededor de US$20.000 millones; la inflación que cerraría el año en 180% y el nivel de gasto público está por encima de lo que el Estado puede financiar.

Nacional 20 de noviembre de 2023 Redacción Alfil Redacción Alfil
19-11-2023_militantes_aguardan_resultados_afuera_del

En economía no hay tiempo para festejos. La Argentina requiere certidumbre. Los desafíos cuyas soluciones se fueron postergando deberán ser enfrentados a partir de diciembre por Javier Milei y su equipo. Los problemas son mayúsculos: inflación, déficit comercial y fiscal, tipo de cambio real atrasado. Una síntesis en cifras da cuenta de reservas negativas que superan los US$11.000 millones; una deuda comercial que fue creciendo hasta ubicarse entre US$20.000 millones y US$25.000 millones; una inflación que cerraría el año en 180% y un nivel de gasto público que está por encima de lo que el Estado puede financiar.

El tipo de cambio real se encuentra en mínimos de la actual administración debido a que la devaluación post PASO se trasladó rápidamente a precios. Así, la inflación superó el 10% mensual y erosiono rápidamente las ganancias de competitividad en un contexto de subsiguiente fijación de tipo de cambio en $350, que recién se liberó la semana pasada con microdevaluaciones.

Un reporte de CREA repasa que hoy el dólar oficial es “testimonial”. Las exportaciones se cursan al “dólar exportador” (70% oficial 30% CCL) y las importaciones se encuentran fuertemente restringidas llegando al punto que se ven afectados productos de alto perfil como naftas o insumos médicos. Con todo, la brecha cambiaria sigue encima del 100% y las reservas están en su menor registro desde 2006.

Las múltiples restricciones para el acceso al dólar oficial limitan el efecto de la apreciación cambiaria sobre los precios, dado que buena parte de la economía pasa a operar con las distintas cotizaciones paralelas como referencia. En la misma línea, la dinámica de las variables monetarias, probablemente también explica la escasa moderación de la inflación luego de la devaluación. Si bien el valor total de los pesos de la economía se está contrayendo en términos reales, la velocidad a la que circulan se encuentra en máximos desde al menos 2004. Se trata de un comportamiento habitual en los regímenes de alta inflación, repasa el reporte.

La dinámica inflacionaria se produce al mismo tiempo que los precios de la economía que son regulados por el Gobierno acumulan un significativo retraso, que se traduce principalmente en el crecimiento de las erogaciones que debe realizar el fisco para sostener las tarifas.

Por ejemplo, desde 2020 los precios regulados aumentaron 449% mientras que la inflación núcleo fue de 756%. De esta manera, la “antipática” tarea de aumentar las tarifas también deberá formar parte de la agenda inicial de una nueva administración debido a que la disciplina fiscal, incluida la reducción de los subsidios, es indispensable para controlar la inflación.

A su vez, anclar las tarifas y el dólar es una práctica habitual en los planes de estabilización. Sin embargo, eso solo es posible si sus precios parten de valores razonables que permitan una subsiguiente apreciación.

Para CREA, la herencia que recibirá el próximo Gobierno aceleró su deterioro a lo largo de la extensa campaña electoral con más apreciación cambiaria, mayor déficit fiscal, inflación superior a los dos dígitos mensuales y menos reservas. A la próxima administración le espera un desafío importante que implica, muy posiblemente, establecer las condiciones iniciales para un plan de estabilización que llevará a una inflación mayor en 2024. “Ciertamente, persistir en el rumbo actual es posible, no obstante, se trata de un camino que lleva a un creciente deterioro y que, dados los niveles inflacionarios actuales, conlleva riesgos hiperinflacionarios”, añade.

En ese sentido, la posible recuperación del sector agroindustrial luego de la muy severa sequía del corriente año, sumada al aporte de otros sectores exportadores, ayudará a la tarea del nuevo Presidente. “Sin embargo, la experiencia de 2021 y 2022 muestra que los ingresos, incluso récord, de divisas no son sustituto de una macroeconomía estable y pueden coexistir con aumentos de la inflación y la pobreza”, advierte.

Te puede interesar
2024-05-28-franco (1)

Francos al poder

Javier Boher
Nacional 29 de mayo de 2024

El ascenso del Ministro del Interior al cargo de Jefe de Gabinete es una muestra de madurez en el gobierno libertario

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email